Internet ha revolucionado el mundo por completo. De hecho, actualmente, compartir en redes sociales y páginas web algo tan personal como las fotos es completamente normal. Una de las razones es que al publicarlas se quedan guardadas, lo que a su vez sirve como almacenamiento online, o simplemente para que familiares y amigos puedan verlas.

Sin importar cual sea la razón, es necesario conocer los tipos de fotos que nunca deberías publicar, en especial si son fotos de niños o menores. La razón es que no solo las personas de tu entorno tendrían acceso a ellas, sino un público mucho más amplio del que puedes imaginar, entre ellos pedófilos, delincuentes, secuestradores y mucho más.

Fotos geolocalizadas

Los dispositivos móviles de última tecnología cuentan en su gran mayoría con la posibilidad de capturar fotos geolocalizadas. Sin embargo, como se trata de una función, es posible activarla y desactivarla cuando se desee. Si bien es de gran ventaja para que nuestra familia o amigos sepan dónde estamos, puede ser un arma de doble filo. 

Si hemos tomado una foto geolocalizada y la publicamos en las redes o cualquier web, quien la vea puede conocer nuestra ubicación, lo que nos dejaría expuestos ante los criminales o cualquier persona malintencionada a prácticas como el Doxing, del que hemos hablado antes aquí.

Fotos de menores de edad 

Los adultos tienen el deber de proteger a los más pequeños, ya sean sus hijos, sobrinos, o simplemente conocidos. Hay una tendencia a compartir imágenes de niños en exceso, conocida como sharenting, de la que hemos hablado antes por aquí.

Lo cierto es que una manera de hacerlo es evitando subir fotos de niños a Internet, ya que pedófilos, pederastas, o cualquier persona con malas intenciones, podría tener acceso a ellas y usarlas de manera inapropiada, o peor aún localizar al niño para hacerle daño.

Para nadie es un secreto que hasta los más pequeños de la casa tienen acceso a Internet, por eso, es importante enseñarles qué tipos de fotos pueden compartir. O, mejor aún, prohibirles hacer una publicación sin haberlo consultado antes con un adulto.

Evitar las imágenes en el colegio o con el uniforme 

Lo más recomendable es no subir o enviar imágenes en las que se vea al menor con el uniforme del colegio o en el propio centro educativo. Cualquier información, como el logo del centro o tipo de construcción del colegio, podría dejar pistas y datos importantes para aquellos con malas intenciones.

Fiestas y diversión en exceso 

Actualmente las redes sociales se han vuelvo tan populares e importantes, que incluso lo que publiquemos en ellas puede ser un factor determinante para conseguir empleo, entrar en la universidad, o simplemente hacer un curso.

Teniendo esto presente, es mucho más fácil comprender la verdadera importancia de cuidar el tipo de fotos que publicamos en las redes sociales, ya que estas pueden repercutir de manera negativa en aspectos como los que acabamos de mencionar.

Imágenes de lujo y dinero 

Presumir en redes sociales de dinero y cosas tan personales como logros económicos es un arma de doble filo, ya que muchos delincuentes se toman el tiempo de buscar a sus víctimas potenciales en Internet.

Por eso, lo más recomendable es no subir ni permitir que nuestros hijos publiquen fotos de tarjetas bancarias, prendas de marca, coches, o cualquier otro objeto de valor.

Nunca publicar fotos que revelen nuestro lugar de domicilio

Esto es muy importante, en especial si tenemos niños en casa, ya que por una simple foto la ubicación de nuestro domicilio puede quedar expuesta y estar a disposición de cualquier persona malintencionada. Lo mejor es hacer fotos en espacios abiertos o en el hogar, pero sin revelar detalles exactos que den a conocer nuestra ubicación.

Por nuestra seguridad y la de nuestros hijos lo mejor es pensar dos veces antes de subir una foto a Internet, ya que en el momento de hacer clic en publicar es muy difícil borrarla por completo. De hecho, siempre quedará un rastro de ella en la red.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.