Desde que el uso de los teléfonos móviles empezó a extenderse prácticamente las 24 horas del día, la incidencia de las afecciones físicas osteoarticulares y enfermedades relacionadas con el smartphone han ido en aumento. Según diversos estudios y algunos expertos, esto se debe al mal uso o al uso prolongado de los móviles. Normalmente las manos y las muñecas son quienes se llevan la peor parte.

Muchas de estas lesiones osteoarticulares suelen ser leves, cediendo con tan solo moderar los hábitos del uso del móvil y con algo de fisioterapia. Otras, sin embargo, pueden comprometer muy gravemente las articulaciones con consecuencias catastróficas. Si lo que quieres es evitar sufrir de estas molestias en un futuro, conoce las 5 enfermedades físicas más frecuentes causadas por el mal uso del móvil.

Síndrome del túnel carpiano

Para entrar un poco en contexto, el túnel carpiano es una estructura ligamentosa que recubre los tendones de los músculos que nos sirven para flexionar los dedos. Se ha demostrado que el uso prolongado del móvil, al necesitar constantemente de la utilización de estos músculos, termina generando una inflamación de los tendones.

A la larga, este síndrome termina ocasionando una sensación de hormigueo, adormecimiento en algunos dedos y, ocasionalmente, dolor en la zona. Todo ello se debe a la compresión del nervio mediano debido a la inflamación de los tendones.

Tendinitis

Tal y como su nombre indica, el término tendinitis se refiere a una inflamación de los tendones. En este caso, los tendones más involucrados en el uso del móvil son los de los músculos flexores localizados en la muñeca, tal como comentábamos en el síndrome del túnel carpiano.

Sin embargo este problema puede extenderse hasta el antebrazo, necesitándose así intervenciones quirúrgicas para revertir el daño. Los síntomas vienen dados por un dolor agudo bastante desagradable y una inflamación en la zona de los tendones afectados.

Cervicalgia

Al usar el móvil, muchos tenemos la mala costumbre de agachar la cabeza mientras atendemos nuestros asuntos. De lo que muy pocos somos conscientes es del daño que ello puede ocasionar a nuestra columna cervical.

Si bien al principio los síntomas pueden ser tan solo unas leves molestias en la región posterior del cuello, esto puede evolucionar a una contracción muscular prolongada, también llamada tortícolis. Lo cual a su vez se traduce en una rigidez total, que te impedirá girar el cuello como quieras.

Este dolor tan desagradable puede llegar a irradiarse incluso a la cabeza, a los hombros y a la espalda.

Rizartrosis o “enfermedad del pulgar”

Es bien sabido por todos que los dedos pulgares son los que más esfuerzos realizan mientras usamos el móvil. A pesar de que son dedos que cuentan con su propia musculatura, y, a priori, son bastante fuertes, no están exentos de daños.

El término rizartrosis se refiere a una degeneración de la cápsula articular o del cartílago que recubre la articulación de estos dedos. En condiciones normales, esta cápsula ayuda a que la articulación funcione fluidamente.

Cuando ocurre esta degeneración, lo primero que notaremos es que los movimientos de los pulgares serán cada vez más complicados de realizar. En cierto punto, empezaremos a notar un dolor bastante molesto y un “engatillamiento” de la articulación, lo que se traduce en una incapacidad de movilizar la misma.

Lesión del nervio cubital

Anatómicamente, el nervio cubital pasa por la parte inferior de nuestro antebrazo, llegando justo a la región interna del codo. Siendo esta la zona donde está más expuesto.

Esta sobreexposición a nivel del codo, provoca que este nervio pueda lesionarse debido a los malos hábitos posturales. Si eres de los que apoyan sus codos sobre una superficie cualquiera a la hora de usar el móvil, probablemente alguna vez hayas sufrido los efectos de una lesión del nervio cubital.

Estas lesiones se caracterizan por provocar un dolor que se irradia por todo el antebrazo, hasta llegar a los dedos meñique y anular. En ocasiones, también puede haber en estos dedos entumecimiento o sensación de hormigueo.

La lista de afecciones osteoarticulares u osteotendinosas provocadas por el mal uso del móvil es interminable. Sin embargo, siempre y cuando sepas hacer un uso prudente de tu dispositivo, no tendrás de qué preocuparte. Adoptando una postura adecuada y racionando los tiempos de uso del móvil, seguro lograrás evitar cualquiera de estas molestias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.