Home Tendencias Ciencia Consecuencias del uso excesivo del móvil: Así afectan los teléfonos inteligentes a...

Consecuencias del uso excesivo del móvil: Así afectan los teléfonos inteligentes a nuestra salud

movil enfermedad adiccion

Constantemente leemos o escuchamos debates sobre la cantidad de personas que parecen zombis por utilizar sus smartphone sin apenas interactuar con los demás. No importa que estén en casa, en la calle o en una fiesta, el desequilibrio puede generar enfermedades relacionadas con el uso de los móviles.

Pasamos el día enganchados a Internet y con las manos en el móvil… o el móvil en las manos. Ya hemos hablado de las consecuencias mentales que puede conllevar el mal uso de los smartphones, pero es importante que sepas que también afecta a nuestra salud física y de eso hablaremos aquí: Consecuencias del uso excesivo del móvil.

[toc]

Actualmente sentimos la necesidad de estar comunicados todo el tiempo. Saber que somos localizables y que podemos localizar a los demás en cualquier momento genera algún tipo de seguridad, por así llamarlo, aunque también debemos decir que genera trastornos.

Y es que, es difícil imaginarnos un mundo diferente al de hoy, porque solo pensar volver a esa época en la que no nos podíamos comunicar con la facilidad de ahora, nos produce una ansiedad terrible.

Incluso hasta la persona más anticuada ha llegado a preguntarse cómo hacíamos antes cuando no teníamos móviles. Algunos dirían que todo era más sencillo y quizá era así. Pero lo que es innegable es que una vez que te acostumbras a las ventajas que te ofrece la comunicación instantánea, no quieres volver atrás.

Enfermedades causadas por los teléfonos móviles

Muchos usuarios no pueden estar tranquilos y se angustian, a menos que tengan cerca o utilicen sus dispositivos móviles para estar enterados de todo. Como se ha determinado que la sociedad tiene mucha dependencia de las nuevas tecnologías, vamos a considerar 5 enfermedades relacionadas con el uso de los móviles.

Es por esto que es posible catalogar al smartphone como la gran enfermedad de este siglo. Si, estos novedosos dispositivos que parecen facilitarnos la vida se han convertido en generadores de enfermedades tanto mentales como físicas. Los gadgets de hoy pueden enfermarnos de la misma manera que una gripe e inclusive con graves consecuencias a largo plazo. Lo peor es que para la adicción no hay vacunas.

Dolores de cabeza, cuello, espalda y manos, así como insomnio, obesidad y depresión son algunas de las enfermedades que se asocian al uso intensivo de los móviles inteligentes. Estos problemas relacionados con el uso desmedido de estos aparatos han sido incluso bautizados como trastornos y síndromes. Estos son algunos de ellos.

Síndrome de contractura en el cuello

Este trastorno también se conoce como el text neck o cuello de texto. Ocurre por una postura inadecuada del cuello al inclinarlo siempre hacia abajo. La posición que adoptamos en el cuello al revisar constantemente el dispositivo móvil o escribir en él mensajes de texto (de ahí el nombre).

La consecuencia más habitual en la salud es la rigidez o contracción del cuello y sus músculos, dolor en los hombros o de la cabeza (cefaleas). Otros de los síntomas que produce son: mareos, dolor e inflamación de las carillas articulares (superficie de contacto de los huesos), vértebras desalineadas, bruxismo, insomnio y alteraciones neuronales.

Síndrome del túnel carpiano

Otra de las enfermedades relacionadas con el uso de los móviles de forma excesiva, que afecta a la sensibilidad y hasta al movimiento normal de la mano. Ocurre por la presión continuada en los nervios de la muñeca, por hacer movimientos repetitivos con la mano o las malas posturas al sujetar el móvil.

Entre los síntomas de este padecimiento físico tenemos: hormigueo, debilidad o adormecimiento de la mano y los dedos, en especial los dos dedos pulgares. Los tendones de los dedos también se ven afectados, y es preocupante que personas jóvenes, incluso adolescentes, puedan desarrollar esta enfermedad.

Insomnio y tics en los ojos

Si tenemos la costumbre de utilizar el móvil en la cama justo antes de ir a dormir, la calidad del sueño se va a ver reducida, llegando incluso a padecer insomnio. La luz de la pantalla pone alerta a los receptores visuales y le hace creer al cerebro que se puede continuar despierto por ser de día.  

Usar el móvil antes de acostarnos implica robar parte del tiempo al sueño. Como resultado, descansaremos menos y nuestra salud se verá afectada. Al no dormir lo suficiente, al día siguiente podemos sufrir de irritabilidad, falta de concentración, somnolencia e incapacidad de hacer nuestras tareas.

Es especialmente perjudicial utilizar el móvil cuando tenemos la luz de la habitación apagada, ya que la iluminación de la pantalla daña la retina progresivamente. Como resultado, se puede padecer sequedad, visión doble, sensibilidad a la luz, dolor de cabeza o hasta tics en el órgano ocular.

Síndrome del ojo seco

Ocurre por la continua concentración en la pantalla del smartphone, lo que reduce el número de parpadeos y causa cambios en la producción de lágrimas. Esto trae como consecuencia daños permanentes en nuestros ojos.

Adicción a las redes sociales

Otra de las enfermedades relacionadas con el uso de los móviles es de índole psicológica y tiene que ver con la adicción a las redes sociales. Como consecuencia, las personas se aíslan socialmente, se deprimen por no conseguir muchos seguidores, o por no tener  “Me Gusta” en las publicaciones posteadas.

Phubbing

Formado por la combinación de phone –teléfono- y snubbing –desairar, rechazar, se trata de la acción de prestarle más atención al teléfono móvil que a las personas con las que estamos. Se trata de un uso obsesivo y compulsivo que nos lleva a dejar de tener un contacto carnal por mantener uno virtual.

Uno de los nombres que recibe este tipo de adicción es el Phubbing, que impide al individuo interactuar con otro porque no puede dejar el móvil. Por otro lado, algunas personas pueden sentirse mal y desdichadas al compararse con los demás, de su supuesta felicidad, pertenencias o apariencia física.

Nomofobia (No-mobile-phone-phobia, en inglés)

La Nomofobia es el miedo o la ansiedad que produce no tener cerca el móvil o dejar de utilizarlo, generando angustia e irritabilidad. Puede ocurrir por olvidarse del móvil, extraviarlo, que nos lo roben, o por sentirse excluido del grupo social al no poder conectarse mediante el dispositivo.

Se trata de un temor irracional de salir a la calle sin nuestro móvil o no poder usarlo. Esta enfermedad provoca una sensación de ansiedad en las personas cuando no tienen cobertura o batería e inclusive cuando no pueden encontrar el móvil. Los nomofóbicos son incapaces de apagar el smartphone y suelen revisar constantemente los mensajes o el estado de la batería.

FOMO

Por otra parte, el FOMO es la obsesión por no querer perderse algo o dejar de estar enterado de lo último que pasa en el mundo. Debido a la hiperconectividad de la sociedad podemos saber lo que hacen otros con sus vídeos, fotos o publicaciones, por lo que muchos usuarios sufren por no conocer la última tendencia.

Síndrome de la vibración fantasma o llamada imaginaria

Este es un síndrome neurológico que se caracteriza por la sensación de que el móvil vibra o suena. Esto ocurre incluso cuando la persona adicta no tiene el dispositivo encima o cuando este está apagado. Este problema, provocado por la total dependencia del móvil, es bastante común entre los usuarios de los dispositivos inteligentes.

Cibermareo

Este es un efecto secundario del uso de aplicaciones 3D. Se trata de la sensación de mareo, ansiedad y náuseas que experimentan muchos usuarios de ordenador o dispositivos móviles, muy parecido a la que sienten las personas que viajan en autobús. Estos problemas ocurren cuando existe una desincronización entre los movimientos de los ojos y las señales percibidas por el sistema de equilibrio, que el cerebro interpreta como movimiento real.

iPostura

Este es el nombre que se le ha dado a quienes adoptan una mala postura por usar dispositivos móviles. Sentarse encorvado es una postura muy común en estos casos, la cual puede provocar una presión adicional a la columna vertebral y causar dolores de cuello o de hombros.

Además, muchas personas pueden llegar a deprimirse cuando alguien no les responde un mensaje o cuando ven las actividades de sus amigos en las redes sociales.

¿Tienes alguna enfermedad relacionada con el uso de los móviles?

Si respondes que sí a dos o más de las siguientes preguntas, estás en riesgo de sufrir alguna enfermedad relacionada con el uso de los móviles o ya la padeces:

  1. ¿Utilizas el móvil justo antes de ir a dormir?
  2. ¿Revisas el móvil en cuanto te levantas por la mañana?
  3. ¿No puedes resistir revisar el móvil en cuanto te llega una notificación?
  4. ¿Consideras que no puedes salir de casa sin tu móvil o te angustias si no estás cerca de él?
  5. ¿Crees que el móvil suena o vibra aunque realmente no es así?

Como vemos hay muchas enfermedades que provoca el uso excesivo del celular así que la clave está en usarlo con criterio y sentido común. Ciertamente ya nuestra vida gira en torno a las nuevas tecnologías y nos resulta casi imposible vivir sin ellas, por ende, la solución a estas enfermedades no está en dejar de usar estos dispositivos sino en ser más conscientes del uso que le damos.

Aunque vivimos en un mundo que se mueve y cambia con rapidez, y que a la vez nos invita a vivir ansiosos, es necesario detenerse un momento y observar el mundo que nos rodea para no aislarnos. Recuerda que toda dependencia, llevada al extremo, siempre traerá consecuencias negativas.

Periodista de tecnología.

Periodista. Mezclo #tecnologia y ciencia que mejora la vida de las personas!

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Change privacy settings