Ahorrar electricidad y pensar en reducir gastos en la factura de luz no está de más en los tiempos que corren. El incremento en los servicios de energía eléctrica nos lleva a tener que plantearnos políticas para ahorrar en la factura de la luz. ¿Pero qué podemos hacer para bajar el consumo sin que eso implique ducharnos con agua fría? Sigue leyendo que te damos algunos trucos para ahorrar electricidad y reducir la factura de la luz en 2022. Veamos.

Puedes iniciar con un cambio pequeño, cambiar de proveedor o hacer de tu vivienda un hogar inteligente para ti y los tuyos, maneras y formas para ello hay de sobra. Es más sencillo de lo que parece, y aunque buena parte de lo que pagamos en la factura de la luz corresponde a impuestos y no a nuestro consumo, sí que hay pequeños gestos que podemos hacer para ahorrar electricidad y reducir la factura de la luz en 2022.

Índice de contenidos

1. Apaga las luces

Nunca está demás apagar las luces al salir de una habitación o de casa. Hacer de esto una costumbre es vital. En muchas ocasiones no nos damos cuenta del gasto e impacto que tiene una sola bombilla o varias encendidas hasta que no vemos el importe en la factura de la luz.

Tener bombillas inteligentes puede ser útil en este caso porque puedes controlarlas con aplicaciones o control de voz. Aunque son más caras, estas bombillas además suelen se ahorradoras, o de bajo consumo, con lo cual a la larga sentirás la reducción en el precio de la luz en tu factura eléctrica.

2. Desconecta cargadores y electrodomésticos

Mantener conectados aparatos que no están en uso solo supone un gasto energético extra, y, por tanto, un aumento en el gasto de la factura de la luz.

Desconecta todos los cargadores, equipos y electrodomésticos que no estés utilizando. Esto te permitirá economizar, ya que aunque no estén encendidos si están funcionando.

Para esto, los enchufes inteligentes pueden ser una opción interesante para que te sea más fácil llevar un control al respecto.

3. Selecciona electrodomésticos y aparatos ahorradores

Hacerte con electrodomésticos eficientes te ayudará a reducir en los gastos. La gran mayoría de estos aparatos están pensados para cumplir sus tareas de forma eficiente, generando un menor impacto en la factura.

En algunos casos puedes ver que cuentan con un modo de desempeño ECO, por lo que debes de estar atento para activarlo siguiendo las indicaciones explicitas en el manual de uso del fabricante.

Además, con revisar la calificación de consumo, podrás hacerte a la idea de cuánto en promedio vas a pagar en la factura, y si te puede generar algún gasto extra.

4. Usa de forma adecuada los aparatos del hogar

Plantea horarios de uso para ciertos electrodomésticos. Esto quiere decir que tengas muy en cuenta las ventajas de los horarios de tarifa baja.

Además, consulta el tiempo promedio para realizar el mantenimiento preventivo a cada aparato. Un electrodoméstico en estado óptimo siempre consumirá menos energía, lo podrás disfrutar más tiempo y no se estropeará con facilidad.

5. No te fíes del stand-by

Aunque no se encuentren encendidos, no significa que no estén consumiendo energía eléctrica. Piensa en ideas ahorradoras, como enchufes inteligentes, o mantener varios aparatos conectados a una misma regleta. Esto facilitará la tarea con solo desconectar la regleta de la toma de corriente.

6. Piensa en hacer tu hogar inteligente

Posiblemente la inversión en domótica puede resultar algo costosa, sin embargo es un gasto que merece la pena si puedes permitírtelo. La automatización de tu hogar, o el hecho de hacerlo inteligente, te ayudará a reducir el pago de tu factura de la luz.

Muchos de los sistemas y aparatos para la domótica están pensados para trabajar de forma eficiente. Desde sistemas de climatización, bombillas inteligentes con controles, instalaciones para persianas según la necesidad de luz, hasta sensores de presencia para la iluminación.

7. Cambia de bombillas ahorradoras

Puede que no lo veas necesario o que represente un cambio significativo, pero con tan solo cambiar el tipo de bombillas que utilizas en tu hogar puedes disminuir tu consumo eléctrico. 

Aunque pueda parecer una inversión un poco cara, puedes llegar a reducir desde un 50% hasta un 80% del consumo regular de las bombillas normales, pasándote a bombillas CFL o bombillas LED.

8. Revisa tu factura siempre que puedas

Básico, fácil y muy importante es revisar tu factura de energía. Esto te permitirá saber en qué hacer consumos ahorrativos, o evitar consumos excedentes a lo que tienes contratado con tu proveedora.

Recuerda que cada kW de potencia extra al contratado puede suponer un coste adicional de hasta 45 euros o más.

9. Comparar tarifas de luz

Si no te sientes a gusto con tu proveedora de servicios, o crees que puedes economizar un poco más contratando una empresa diferente, prueba el comparador de ofertas de Energía de ONMC.

Podrás encontrar diferentes compañías cercanas a tu domicilio. Lo mejor, es que el comparador te ayudará a encontrar la opción ideal para ti, con solo conocer tu código postal y dar tus datos de consumo. También, podrás ver comparaciones con otros servicios, buscar una opción ecológica y mucho más. 

Periodista de tecnología.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.