Con la pandemia, la tecnología ha cambiado muchas cosas, desde hábitos de consumo de la información, hasta de cómo compramos. En este contexto, las compañías tecnológicas vuelven a encontrarse con el mismo problema con el que llevan chocando desde hace años: hay escasez de profesionales cualificados para trabajar en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). En la actualidad, las profesiones con más futuro y los perfiles con mayor demanda son ingenieros de datos, desarrolladores y arquitectos Front, Android, Java o .NET o perfiles relacionados con DevOps y Agile, entre otros. La clave sobre qué estudiar para conseguir trabajo está en la tecnología. Y las razones están más que claras. Veamos.

1. Aumento de los empleos de alta cualificación

En los próximos diez años el empleo dirigido a los jóvenes de 35 años crecerá entre el 2,3 y el 3,5%, hasta los 250.000 empleos nuevos de alta cualificación. Sin embargo, entre el 42 y el 49% de esa demanda se podría quedar sin cubrir. El motivo es el auge de las nuevas tecnologías, que hace que la oferta laboral crezca a un ritmo más acelerado que el número de graduados.

2. Un sector sin apenas paro

De esta forma, a pesar de los altos niveles de desempleo que encontramos en la mayoría de los países, en el sector TIC ocurre al contrario. Según datos de la Comisión Europea de finales de 2018, el 40% de las compañías reconoce que tiene dificultades para contratar personas con formación específicas en TIC, y para 2020 estiman medio millón de puestos de trabajos de especialistas en TIC sin cubrir.

3. Alta demanda en España

Si nos fijamos en España, nuestro país no es una excepción. De acuerdo con los datos del Informe ‘El futuro laboral del sector Tecnología’, elaborado por Randstad España, la digitalización creará 1,25 millones de empleos solo en España hasta 2020. Esta cifra es una buena demostración de cómo las nuevas tecnologías crean puestos de trabajo adicionales que demandan una formación específica, también en nuestro país. De esta forma, las ofertas de empleo TIC durante el segundo trimestre de 2019 aumentaron un 1,64% con respecto al mismo periodo de 2018.

4. Programadores, los más demandados

Aquellos interesados en estudiar alguna carrera o formación STEM deben tener en cuenta los perfiles más demandados. Aprender a programar es clave. Los profesionales más solicitados del sector IT siguen siendo el de programador (29%) y el de analista programador (20%). Les siguen los consultores, categoría (8% de las ofertas), los administradores de sistemas (5%), los arquitectos software (4%) y el personal de soporte/helpdesk (3%).

5. Más oportunidades para las mujeres

Las Universidades han visto aumentar ligeramente los graduados en carreras relacionadas con las TIC, pero la desigualdad de sexos sigue siendo preocupante y es uno de los grandes terrenos a mejorar. Según los últimos datos publicados por el INE, en España el número de graduados en ciencias, matemáticas, informática, ingeniería, industria y construcción en la UE por periodo ascendió a 39.500. De ellos 28.100 eran hombres y 11.400 mujeres.

6. El nacimiento de los bootcamps

Las universidades o centros de formación profesional no son las únicas maneras de encontrar formación relacionada con estas nuevas profesiones. Al hilo de la demanda del sector, han surgido nuevos modelos de formación, especialmente adaptados al diseño, a la programación o a la analítica de datos, como los bootcamps, un modelo formativo nacido en 2012 en Silicon Valley que puede formar profesionales en algunas semanas en disciplinas muy específicas para puestos concretos.

7. Empleados satisfechos

Pese a ser uno de los talones de Aquiles en las empresas, los empleados TIC han gozado históricamente de uno de los mayores niveles de satisfacción en sus puestos de trabajo, alcanzando cifras de hasta un 70% de trabajadores satisfechos. Además de ser uno de los sectores en los que el nivel salarial mantiene una continua progresión, proporcionan otras ventajas como la promoción interna, la formación, la movilidad geográfica y beneficios sociales. Los reclutadores y responsables de RR.HH. de las empresas del sector son conscientes de las dificultades a la hora de atraer y retener talento y por eso cada día buscan nuevas fórmulas que les permita contar con los mejores profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.