¿Cómo reparar un móvil mojado? Es uno de los problemas móviles más frecuentes, y una pregunta también frecuente que realizan los usuarios en Internet. ¿Te has encontrado en la situación con tu smartphone mojado que ya no enciende o no carga? Por desgracia, es mucho más habitual de lo que nos imaginamos. En cualquier momento puede ocurrir un accidente de este tipo, por eso es conveniente tener un seguro para el móvil. Si no lo tienes es inevitable que te preocupes, ya que no existe realmente una solución totalmente efectiva.

En primer lugar lo más importante es guardar la calma, y en segundo lugar te recomendamos que pongas en práctica alguna de las recomendaciones que te vamos a dar. Y es que, aunque cada vez son más los móviles con certificación a prueba de agua, no es el 100% del parque de teléfonos activos ahora mismo. Esto combinado a la llegada del verano, y sus correspondientes visitas a la piscina, puede dar un dolor de cabeza a más de uno, porque: ¿qué hacer en caso de que el smartphone caiga en el agua?

Lo primero es mantener la calma. Ya sabemos que es difícil, sí…Muchos hemos perdido un móvil porque se nos derramó líquido sobre él, porque cayó accidentalmente en el lavabo, porque se mojó bajo la lluvia o se nos olvidó sacarlo del bolsillo para entrar al mar.

Cuando nuestro móvil se moja por accidente y de repente vemos como ya no enciende o no carga la batería correctamente, muchas veces intentamos revivirlo de alguna forma, o empleamos estrategias que pueden dejarlo aún peor. Por eso conviene tener en cuenta algunas cosas que nunca debemos hacer ante esta situación. Son las primeras que os vamos a enumerar.

Lo que no debes hacer con tu móvil mojado

Hay ciertas conductas que debemos de evitar a toda costa con nuestro móvil mojado. Una de las más importantes es no usar en ningún caso la carga inalámbrica. A priori, nos puede parecer una solución efectiva cuando no carga correctamente nuestro smartphone, sin embargo, puede suponer su sentencia definitiva. En el caso de que la humedad haya entrado en la batería, este tipo de carga puede suponer un cortocircuito interno. Esto puede suponer un problema mucho más grave.

Otra de las cosas que solemos hacer con nuestro móvil mojado es emplear calor para que se seque el agua. No es conveniente ni dejarlo al sol ni aplicarle calor con ningún otro sistema (como puede ser un secador de pelo). El agua al secarse puede corromper los componentes internos del móvil. Por eso también hay que evitar esto a toda costa.

¿Pero qué hacer entonces con nuestro móvil mojado? Te damos a continuación algunas indicaciones sobre lo que sí puedes intentar hacer. Teniendo en cuenta dos posibles escenarios: cuando el móvil tiene resistencia al agua y cuando no la tiene.

Móvil con resistencia al agua, ¿qué hacer si se ha mojado y no funciona?

En principio, un smartphone con resistencia al agua debería estar preparado para estas situaciones, por lo que no debería de dar problemas ni estropearse. Pero hay ocasiones en las que ocurre algo inesperado. Un problema habitual con estos móviles después de mojarse es que no se pueden cargar. Al intentar cargarlo, nos puede salir incluso un mensaje que diga “Se ha detectado humedad”. Esto realmente no es un problema, ya que un fabricante que garantiza la resistencia al agua se ha asegurado muy bien de que el móvil no pueda dañarse por esta causa.

Lo más habitual es tener un móvil con resistencia IP68, por lo que hay que entender los límites con los que cuenta. Se puede sumergir hasta un metro de profundidad y un máximo de 30 minutos. Si la protección es IP67 es seguro ante salpicaduras de agua pero no es posible sumergirlo.

¿Si hemos respetado los límites, por qué nuestro móvil no carga correctamente? La causa principal es por seguridad, ya que cuentan con un detector de humedad en el puerto para impedir su corrosión. Cuando el móvil detecta unos niveles superiores de humedad a sus valores establecidos, no funciona el sistema de carga para garantizar que no haya cortocircuitos ni corrosión. Simplemente hay que esperar un tiempo a que estos niveles disminuyan. La carga volverá a funcionar sin problemas.

Móvil sin resistencia al agua, ¿qué hacer si se ha mojado y no funciona?

Si tu móvil no es resistente al agua, entonces el hecho de que haya dejado de funcionar es lo más esperable y lógico. Hay que entender que en estos casos no hay soluciones mágicas, y lo mejor que se puede hacer es tener paciencia y no empeorar las cosas aún más.

Es importante dejar que se seque, pero tal y como hemos comentado antes, sin caer en los errores de dejarlo al sol o secarlo directamente con un secador. Hay que hacerlo de forma natural dejándolo en un lugar seco. Con un paño seco podemos intentar quitarle las gotas de agua y cualquier rastro de humedad.

Si aún así vemos que sigue habiendo humedad en el puerto de carga, hay que hacer todo lo posible por extraerla y que no se introduzca totalmente en el interior. Para esto hay que recurrir al clásico método del arroz. Para llevarlo a cabo, tenemos que introducir nuestro móvil en un bol lleno de arroz y a esperar a ver si así la humedad desaparece. A continuación, tendremos que reiniciar el móvil a ver si ya nos deja cargarlo. Si aún sigue sin funcionar, hay que probar también con el reinicio en modo seguro, porque es posible que no haya humedad pero haya un error en el software.

Si tras probar todo esto sigue sin funcionar, no te va a quedar más remedio que ir al servicio técnico a que le echen un vistazo y te digan lo que ocurre. Te recomendamos que no te la juegues, intentando soluciones que pueden ser contraproducentes provocando un daño mayor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.