Un incidente ocurrido el 24 de marzo hizo que Uber tomara la decisión de sacar de circulación a sus autos autónomos. El hecho ocurrió en la localidad de Tempe, Arizona (EE.UU.) cuando el auto de Uber, un Volvo XC90, en modo “conducción automática” quedó volcado por el lateral en la calzada sin causar heridos graves.

Josie Montenegro, una vocera del cuerpo de policía de Tempe, dijo que el accidente fue culpa del otro carro dañado, el cual “no cedió el paso” al auto de Uber en un giro a la izquierda.

Las fotos del incidente fueron publicadas en Twitter rápidamente, lo que provocó reacciones por parte de los usuarios de la red social.

Uber entra en la carrera de los coches autónomos

Al respecto, la compañía de transporte confirmó la veracidad de la fotografía. Un portavoz de Uber declaró que investigan el incidente y que al momento del suceso no había pasajeros en el asiento trasero del vehículo.

Uber comenzó a probar sus vehículos sin conductor en Tempe el mes pasado. En San Francisco comenzó diciembre (aunque tuvo que suspenderlas debido a problemas con la permisología y uno de los autos no respetó un semáforo en rojo. Y en Pittsburgh desde septiembre.

Por ahora, el programa quedará suspendido hasta perfeccionar las fallas. Tal parece que Uber tiene mucho que resolver si a este incidente le sumamos las acusaciones de sexismo, dimisión de altos ejecutivos, entre otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.