“secador

Algunos lo hacen para ser recordados por siempre, otros para seguir manteniendo a sus familiares aún después de su muerte, y otros tanto por mandato de las productoras cinematográficas para cubrirse las espaldas; nos referimos a las réplicas en 3D de los actores, nueva tendencia que se está volviendo popular en Hollywood.

Esta tecnología consiste en digitalizar en 3D a los actores a través de escaneos de su cara en diferentes ángulos con cientos de luces LED en su rostro para capturar sus gestos y hasta sus poros, así como también su forma de andar, explican en Technology Review.


Te puede interesar:
Robots en el cine: Actriz androide protagoniza película


 

Probablemente no te has dado cuenta, pero algunas productoras han utilizado esta técnica en sus películas: Carrie Fisher y Peter Cushing en Rogue One o Paul Walker en Fast & Furious 7 son un ejemplo de ello. Tres actores que siguen actuando después de su muerte a través de esta tecnología.

aún falta camino por recorrer para perfeccionar las réplicas en 3D de los actores, pero es una alternativa para seguir disfrutando de las actuaciones de los artistas por muchos años más que por ahora tiene un costo de 1 millón de dólares. ¿Crees que vale la pena la inversión?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.