Con el confinamiento para luchar contra el coronavirus, nuestra vida cotidiana ha cambiado mucho. Quedar con los colegas y familiares por mucho tiempo no ha significado ir a un sitio para reunirse, sino quedarse en casa y encontrarse en cualquier plataforma de videollamadas para compartir un rato, para una fiesta virtual.

Por lo general, las fiestas virtuales consisten en conectarse a un servicio de videoconferencia, como Zoom, y ver a todos los asistentes en pequeños recuadros en tu pantalla.

Si haces un poco de memoria, así no eran las reuniones o fiestas presenciales hasta antes de la pandemia. Cada quien se ubicaba en un rincón con quien se sintiera más cómodo para bailar o charlar, con la gente con quien quería compartir; y de eso precisamente se encargó la compañía High Fidelity para hacer este tipo de encuentros virtuales lo más realistas posible.

Así funcionan las fiestas virtuales de High Fidelity

High Fidelity es una compañía dedicada a la Realidad Virtual que encontró en la cuarentena la oportunidad perfecta para introducir su audio 3D cálida y de baja latencia que refleja la vida real para hacer encuentros virtuales divertidos.

Para ir a una de sus fiestas (que también puede ser un concierto, festival o una conferencia) tienes que recibir un enlace o crear tu sala y enviarlo, con capacidad para 150 personas.

Ya en la fiesta creada gracias a High Fidelity, podrás pasar de un chat grupal a uno grupal, tal como estarías en persona. 

Para que tengas una idea de cómo sería ir a un encuentro desde esta plataforma, mira este video:

Si luego de ver el video te animas a ir o a crear tu propia fiesta virtual desde High Fidelity, debes saber también que no debes realizar ninguna descarga y que tienes el control de todo, hasta de diseñar el fondo que quieras para tu fiesta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.