¿Tu móvil se calienta y se apaga? Tiene solución en la mayoría de los casos, y es más común de lo que parece, sobre todo en verano. Como lo lees: Vienen las vacaciones y con ella comienza la mayor temporada de selfies y música streaming que podamos disfrutar en una época, pero la temperatura puede generar embates en nuestro dispositivo si no se tienen los cuidados correctos, por ello es necesario saber cómo proteger el móvil del calor en el verano.

Lo cierto es que el calor y la electrónica no se la llevan bien, a medida que aumenta la temperatura se ve afectado el desempeño de dispositivos como smartphone y tablets, por lo que es ideal implementar una serie de medidas para evitar que terminen siendo afectados los equipos.

Además del uso constante, las altas temperaturas, la exposición a las actividades de agua o el desplazamiento continuo pueden afectar a la seguridad e integridad del smartphone. Una herramienta que forma parte de la rutina diaria, especialmente en verano, y de la que el 60% de los españoles no podría prescindir según el I Barómetro Europeo de la Vida Digital realizado por Celside Insurance y Harris Interactive.

Disfrutar de un día de playa o de montaña en verano implica una exposición al sol superior a la habitual. Además de resultar incómodo para visualizar la pantalla, puede provocar un sobrecalentamiento del dispositivo y su batería, y como consecuencia un peor funcionamiento.


Te puede interesar:
Cómo reparar un móvil mojado: todos los consejos


¿Ola de calor? No dejes el teléfono en el coche

Este es el primer truco de cómo proteger el móvil del calor en el verano y hay razones de peso. Los coches son gigantes incubadoras metálicas que puede concentrar niveles de calor tan alto que literalmente se podría cocinar en ellos.

De acuerdo con el sitio Android Central, en caso de tener que dejar el teléfono en el automóvil por razones de seguridad lo ideal es dejarle en el maletero ya que es el área en el que se genera el menor efecto invernadero y debe estar protegido con algún tipo de aislante como algún paño o una camiseta que evite que reciba las ondas del calor directamente.

Si se debe manejar largos trayectos bajo el inclemente sol lo ideal sería que mantengas el dispositivo muy cerca de la salida del aire acondicionado para evitar que se recaliente.

Ante el calor, apaga las funciones que no requieras

Otro de los trucos de cómo proteger el móvil del calor en el verano es apagar todas las funciones que no necesitas y así evitar que el móvil trabaje de más y se genere mayor calor interno y además se garantiza que la batería durará un poco más, en concreto apaga el WiFi, el GPS o los datos móviles cuando no los requieras.

Pero para los que no contemplan estas soluciones, existen aplicaciones destinadas a enfriar la batería del teléfono cuando se ve expuesto a un calentamiento excesivo, como Coller Master o Smart Cooler.

Retira las fundas de tu móvil

Lo primero que haces al llegar a la playa es quitarte la ropa para evitar que tu temperatura suba, y aquí viene otro de los trucos de cómo proteger el móvil del calor en el verano, porque lo mismo ocurre con el móvil. Retira cualquier capa de protección que pueda generar más calor y si requieres protegerle de actividades extremas apágalo y colócale en un Otterbox.


Te puede interesar:
Las 7 averías móviles más comunes y cómo solucionarlas


Para evitar el calor extremo puede ayudar quitar la carcasa, cerrar todas los programas y aplicaciones que se estén utilizando, no exponerlo directamente al sol o simplemente apagarlo.

Si tienes varios móviles o dispositivos mantenlos separados

Uno de los trucos de cómo proteger el móvil del calor en el verano que es fundamental es mantener los dispositivos uno separado de otro y no apilados en una bolsa, porque al estar juntos concentran y generan más calor, lo que puede generar una onda negativa que puede afectar cualquiera de ellos.

Lo ideal es que se encuentren en compartimentos separados y apagados si es posible, mientras que no se utilizan.

¡No! No coloques el móvil en el frigorífico

Este es uno de los trucos de cómo proteger el móvil del calor en el verano que no debes cumplir así te lo diga tu mejor amigo, porque la refrigeración de sus gadgets de una forma muy rápida podría dañar los componentes internos.

Apresurando el proceso de refrigeración puede causarse condensación que quedará atrapada en el interior de los dispositivos y se creará, inevitablemente, daños por agua. En caso de un gran recalentamiento, apaga el móvil por unos 30 minutos y de forma natural recuperará su temperatura ideal.

El calentamiento de los terminales está entre los problemas móviles más comunes, sobre todo en verano, pero por fortuna tiene fácil solución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.