Este año se espera que el 70% de los españoles aproveche las ofertas del Black Friday y que el gasto medio esté por debajo de los 250 euros, ya que el 35% afirma que ha reducido su presupuesto debido a la inflación, según datos de Milanuncios. Aquí algunos consejos para vender más por Internet en estas fechas.

Sin embargo, a pesar de esto, el Black Friday sigue siendo una fecha clave para comercios de todos los tamaños, llegando incluso a ser el 30% de la facturación anual para algunos, según datos de Salesforce. Así, en estas fechas es fundamental para las empresas consolidar una estrategia para sacarle el máximo partido. 

Durante los últimos años, el Black Friday se ha convertido en una fecha especialmente importante para todos los comercios, pero es común que las pymes sientan que no pueden competir en los mismos términos contra los grandes players del sector. Por ello, las pymes deben crear una estrategia sólida a lo largo de toda su cadena de producción y venta para aprovechar estas fechas y lograr maximizar sus beneficios” afirma Roi Elizondo, Vicepresidente de Alianzas Estratégicas de Huboo.

Vender más en Black Friday: Trucos

Es el caso de las pymes que, impulsadas por el Kit Digital han apostado cada vez más por la venta online. Concretamente, el 51% de las pymes españolas ya operan a través de un canal online, según datos de PayPal, y estas tratarán de maximizar sus beneficios durante estas fechas claves.

En este contexto, Huboo, uno de los proveedores de fulfillment de mayor crecimiento en Reino Unido y Europa, destaca tres claves para ayudar a las pymes a competir en el Black Friday. 

  1. Usar datos de venta para realizar predicciones más inteligentes

La utilización de datos por parte de las empresas es cada vez más importante. Tanto, que el 85% de las grandes empresas españolas ya cuentan con estrategias de datos empresariales, según datos de Vanson Bourne.

Este análisis es imprescindible para las pymes durante el Black Friday, ya que puede ayudar a las empresas a comprender mejor las ventas de sus productos anteriores y las tendencias futuras más probables, lo que ayuda a los minoristas a trazar la estrategia de ventas más impactante para una temporada de gran actividad comercial.

A pesar de su importancia, no todas las pymes tienen el lujo de contar con datos de ventas enriquecidos, pero estas pueden recurrir a una gran cantidad de fuentes de datos online para ayudarles a estimar mejor las demandas de existencias.

Una mala previsión puede suponer que las pymes no tengan suficientes existencias, lo que les impedirá aprovechar todo el potencial del Black Friday, o que se encuentren con un exceso de existencias en el mercado.

Por ello, las pymes que quieran maximizar sus ventas online deben contar con un proveedor de fulfillment que sea capaz de integrar su software con los canales de venta del cliente permitiendo a la pyme el acceso a una analítica de datos más completa, con lo que podrán predecir la demanda y planificar las existencias en consecuencia.

  1. Priorizar los canales de venta y administrarlos de manera efectiva

Cada vez son más las pymes que utilizan un enfoque de ventas multicanal para lograr un mayor alcance y aumentar la rentabilidad. Este enfoque es especialmente importante para el Black Friday ya que les ayudará a decidir dónde centrar sus esfuerzos de ventas dependiendo de cómo han funcionado sus líneas de productos en los distintos mercados y canales.

También resulta esencial para las pymes investigar la proliferación de productos similares para los mercados online, ya que la saturación de productos probablemente significa que la oferta de un proveedor se perderá entre la multitud, mientras que un mercado con una auténtica brecha de productos aumentará la visibilidad de los productos de una pyme online.

A pesar de ello, la gestión de varios canales de venta puede llevar mucho tiempo y ser una carga administrativa, especialmente para las pymes que acaban de empezar a vender online.

Para aliviar estos quebraderos de cabeza, es importante que las pequeñas y medianas empresas busquen la implementación de una tecnología que integre la gestión de los canales y el fulfillment en una única plataforma. Esto permitirá que los productos de todos los canales de venta y mercados se recogerán, empaquetarán y enviarán con precisión, y las existencias se actualizarán automáticamente a medida que se vendan los artículos.

  1. Reducir los costes lo máximo posible

A pesar de que durante este Black Friday las pymes tendrán que hacer frente a un aumento de los costes de explotación, no hay que olvidar que sus clientes también se verán afectados por un aumento de precios sin precedentes, por lo que deben buscar formas de reducir el precio de sus productos y mantener la rentabilidad. Una forma de hacerlo es reconsiderar las opciones de fulfillment.

La pyme que se responsabiliza totalmente de la recogida, el embalaje y la entrega debe tener en cuenta que estos gastos generales aumentan con el comercio transfronterizo y es fácil ver cómo la ejecución puede erosionar los márgenes de beneficio de un minorista en línea. 

Otra forma en que las pymes pueden reducir el impacto financiero es cambiando la entrega al día siguiente o en el mismo día por servicios de entrega económica. La adopción de esta opción de entrega más asequible, que sigue estando dentro del plazo de 2-3 días previsto por el cliente, es una forma rápida y sencilla de reducir el precio de los productos, pero hay que tener en cuenta que, aunque los compradores esperan que los precios bajen, exigen que los niveles de servicio sigan siendo de primera calidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí