BANNER CECOTEC

Los purificadores de aire, junto a las mascarillas, se han convertido en dos elementos imprescindibles en 2020. En estos momentos en los que debemos pasar más tiempo dentro de casa o en espacios pequeños, este interés se ha expandido al conocimiento de la calidad del aire que respiramos en entornos pequeños y con poca ventilación, más ahora que tenemos evidencias de la transmisión de la COVID-19 a través de aerosoles.

Tanto es así, que los purificadores de aire han supuesto una creciente generación de demanda por parte de aquellas personas que quieren tener la confianza de respirar un aire limpio en entornos interiores, como pueden ser hogares, oficinas, escuelas o clínicas dentales, entre otros.

Muchas personas creen que están protegidas de la contaminación dentro de sus hogares. Sin embargo, el ambiente dentro de nuestras casas puede estar entre dos y cinco veces más contaminado que el aire del exterior, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En esta situación, el escenario adecuado reside en la combinación de la ventilación natural cruzada o provocada por sistemas mecánicos, complementada con un purificador de aire capaz de filtrar las partículas en suspensión de una manera rápida y recurrente. Este objetivo se consigue con la suma de dos factores: un filtro HEPA eficaz y la velocidad y eficiencia del purificador, medidas por CADR o tasa de suministro de aire limpio.

Purificadores de Philips: Filtros HEPA y más

Los filtros Philips NanoProtect HEPA están clasificados como filtros HEPA de acuerdo con el estándar estadounidense DOE-STD-3020-2015 de EE. UU. Este estándar especifica un requisito para un filtro nuevo, ya que se usa en el dispositivo. La norma requiere que el filtro tenga una eficiencia de filtración de partículas de tamaño de 0,3 micrones ≥ 99,97%.

Sin embargo, los filtros Philips NanoProtect HEPA, incluidos en toda la gama de purificadores de aire de Philips, se han probado contra partículas más pequeñas que las utilizadas en los estándares anteriores. Hemos probado con 0,003 micrones todos nuestros purificadores de aire, con una eficiencia de filtración de hasta el 99,97%.

De manera paralela, los purificadores de aire de Philips se probaron en el instituto de pruebas Airmid contra el virus de la influenza N1H1, mostrando una eficiencia de eliminación del 99,9%. Después de que los virus son capturados en el filtro, se desactivan naturalmente. Esto puede tomar entre varios minutos y varias horas dependiendo de la temperatura ambiente. Es poco probable que los virus se propaguen nuevamente desde el filtro.

Sumado a la eficacia del filtro NanoProtect HEPA, incluido en los purificadores de aire de Philips, la calidad del aire también depende de la tasa de suministro de aire limpio (CADR) que es capaz de entregar un purificador. Los purificadores de aire de Philips parten, en su modelo más básico, de un CADR de 190 metros cúbicos por hora, capaces de purificar el aire de una estancia de 20 metros cuadrados en tan solo 16 minutos, hasta un CADR de 500 metros cúbicos a la hora, siendo capaz de renovar por completo el aire de una estancia de 20 metros cuadrados en menos de 6 minutos.

Además, Philips incorpora en su gama de purificadores un sensor que analiza la calidad del aire escaneando permanentemente los contaminantes invisibles presentes en el ambiente y detectando incluso los cambios más pequeños en la calidad de la estancia en la que está ubicada en tiempo real. Además, ofrece al usuario esa información a través de un anillo de color, tangibilizando la calidad del aire en diferentes colores, para que, de un simple vistazo, podamos ver si el aire actual de la estancia es apto para nuestra salud.

Cómo elegir el mejor purificador de aire

Philips, compañía comprometida en mejorar la vida de las personas a través de innovaciones relevante, cuenta con una amplia gama de productos para el tratamiento del aire, ofreciendo a los usuarios soluciones que harán que el aire que respiran tanto en su hogar como en otros entornos cerrados sea limpio y saludable.

Todos ellos son capaces de detectar y eliminar el 99.9% de todos los alérgenos que pasan por el filtro, es decir, sustancias como el polen, los ácaros, el moho, los pelos de tu mascota, y las bacterias o los virus.

Según la estancia en la que se pretenda ubicar el producto, Philips clasifica sus purificadores en tres niveles diferentes:

  • Estancias de hasta 49 metros cuadrados: el purificador de aire Philips Serie 800 es un pequeño y silencioso producto capaz de eliminar hasta el 99,97% de los alérgenos en el aire. Cuenta con tecnología de purificación de aire VitaShield IPS, que filtra el aire de manera natural sin ionización ni ozono, resultando ideal para personas con alergia. Además, cuenta con un modo inteligente de purificación automática del aire. Este está controlado por un sensor innovador, que reconoce y responde automáticamente a cualquier cambio en el ambiente. Incorpora una pantalla a color con cuatro etapas que mide la calidad del aire en tiempo real y ofrece una tasa de suministro de aire limpio (CADR) de 190 metros cúbicos a la hora.
  • Estancias de hasta 104 metros cuadrados: en este rango, destacan los productos de la Serie 3000i, que cuenta con un filtro de tres capas que elimina eficazmente el 99.97% de los alérgenos en el aire, polen, polvo fino, gases nocivos, así como bacterias y virus. Su exclusivo sistema de circulación del aire a 360 grados permite una limpieza más rápida y eficiente incluso en habitaciones medianas de hasta 104 m² y ofrece una tasa de suministro de aire limpio (CADR) de 400 metros cúbicos a la hora.
  • Estancias de hasta 130 metros cuadrados: para estancias de tamaños grandes, Philips cuenta con la Serie 4000i, que también incorpora un filtro de tres capas capaz de eliminar eficazmente el 99,97% de los alérgenos en el aire, polvo fino, gases nocivos, así como bacterias y virus. Su exclusivo sistema de circulación del aire a 360 grados permite una limpieza más rápida y eficiente incluso en habitaciones grandes de hasta 130 m² y ofrece una tasa de suministro de aire limpio (CADR) de 500 metros cúbicos a la hora.

Tanto en la Serie 3000i como en la Serie 4000i y gracias a su pantalla digital, el usuario puede ver los niveles de alérgenos, partículas y gases en tiempo real, pudiendo comprobar la calidad del aire en todo momento. Además, al tratarse de un modelo conectado, se puede controlar e interactuar con el producto desde cualquier lugar con la aplicación para smartphone Clean Home+, tanto dentro como fuera de casa. Esta aplicación permite cambiar el nivel del ventilador, ver la vida útil del filtro y obtener los datos actuales de la calidad del aire en tu localidad.

Aquí un cuadro con los principales modelos de purificadores de aire de Philips, para que veas cuál te viene mejor según el tamaño de la estancia a purificar:

IMAGENMODELOPVPR (IVA incluido)
https://www.philips.es/c-dam/b2c/de_DE/marketing-catalog/kitchen-and-household/air-quality/air-purifier/purifier-ac0820_10.pngPurificador de aire para estancias de hasta 49m2
Philips Serie 800,
color blanco,modelo AC0820/10
149,99 euros
https://images.philips.com/is/image/PhilipsConsumer/AC0830_10-IMS-es_ES?&wid=508&hei=508&$jpglarge$Purificador de aire para estancias de hasta 49m2
Philips Serie 800,
color negro,modelo AC0830/10
169,99 euros
Aire saludable, siemprePurificador de aire para estancias de hasta 104m2
Philips Serie 3000i,
color blanco,modelo AC3033/10
499,99 euros
Aire saludable, siemprePurificador de aire para estancias de hasta 104m2
Philips Serie 3000i,
color negro,modelo AC3039/10
499,99 euros
Aire saludable, siemprePurificador de aire para estancias de hasta 130m2
Philips Serie 4000i,
color blanco,modelo AC4236/10
599,00 euros

¿Quién debe comprar un purificador de aire?

Alérgenos como el polen, los ácaros del polvo, e incluso el pelo y descamación o caspa de nuestras mascotas están presentes en el ambiente de nuestro hogar a diario y dificultan la vida de las personas alérgicas. Y esto, hasta hace algunos meses, era la única preocupación que podíamos tener sobre la calidad del aire de nuestro hogar.

Sin embargo, tras la llegada de la pandemia provocada por el COVID-19, que nos ha limitado temporalmente y en gran medida la vida fuera de casa, son muchos más los factores que nos llevan a plantearnos la adecuación de incorporar un purificador de aire en entornos cerrados, y más con la llegada del frío y sin la posibilidad de ventilar las estancias de una manera conveniente, factor clave para respirar un aire puro y libre de contaminantes.

El creciente interés por el conocimiento de la calidad del aire que respiramos en interiores se amplía más allá del entorno doméstico. Los purificadores de aire de Philips se desarrollan y fabrican de conformidad con todas las normativas y estándares de seguridad (IEC / EN 60335-1 IEC / EN 60335-2-65) y se pueden utilizar de forma segura en una amplia gama de entornos interiores, que, además de hogares, engloban otras estancias como oficinas, entornos de salud, escuelas o clínicas dentales, entre otros muchos.

Son ya numerosos los centros educativos, farmacias y clínicas dentales los que han incorporado purificadores de aire Philips en sus instalaciones para asegurar un aire limpio de manera continua en las aulas, ahora que, con la llegada del frío, la ventilación natural de los espacios cerrados se complica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.