Llega el verano y ponemos el aire acondicionado a tope, con la sombra del Coronavirus acechando. Además, ahora se considera una posibilidad la transmisión aérea de la Covid-19 y muchos nos han preguntado qué tan eficientes son los purificadores de aire para eliminar el coronavirus y evitar contagios. Así que hemos conversado con los expertos: Profesionales de Dyson, LG, Hisense y Trotec, empresas de tecnología que cuentan con purificadores de aire en sus catálogos de productos, nos han hablado de la efectividad de los mismos para limpiar el aire que respiramos, pero ¿pueden los purificadores de aire acabar con el riesgo de la transmisión aérea de la Covid-19? Veamos lo que nos han respondido.

Lo primero es ponernos en contexto: Hasta ahora la Organización Mundial de la Salud (OMS) solo reconocía la vía de transmisión entre humanos de la Covid-19 “se considera similar a la descrita para otros coronavirus a través de las secreciones de personas infectadas, principalmente por contacto directo con gotas respiratorias de más de 5 micras (capaces de transmitirse a distancias de hasta 2 metros) y las manos o superficies contaminados con estas secreciones seguido del contacto con la mucosa de la boca, nariz u ojos”.

Aunque en principio la OMS había descartado la propagación del coronavirus por el aire, hace unos días, tras un reclamo de un grupo de más de 200 científicos de todo el mundo que firmaron una carta en la que pedían que se revise la posibilidad de que el SARS-CoV-2 sí se contagie por microgotas, la OMS aceptó la posibilidad de que el virus permanezca en el aire durante un tiempo, en determinados espacios, aunque insiste en que falta evidencia científica para asegurarlo completamente.

Es lo que se denomina “transmisión por aerosol” y que implicaría mayores riesgos de contagio en espacios cerrados, porque partículas microscópicas del virus podrían quedar suspendidas en el aire, no solo caer en una superficie, sino que pueden flotar en el aire, desplazarse y ser inhaladas por otras personas.

He ahí dónde entrarían en juego los purificadores de aire que sean capaces de capturar dichas partículas y evitar contagios.

Purificadores de aire Vs COVID-19: ¿Son efectivos?

Si bien la transmisión del coronavirus por aire acaba de ser reconocida como “una posibilidad” por parte de la OMS, aún quedan muchos factores por investigar. Por ejemplo, faltaría saber el tiempo que las partículas de virus permanecerían, en caso que lo hagan, flotando en el aire. Y también habría que saber cómo influyen la temperatura, las corrientes de aire, la ventilación… Ahora bien, partiendo de la diferencia entre el contagio por microgotas o por aire como explican en la BBC, el tamaño de las partículas tiene mucho que ver: más de 5 micras, para el contagio por microgotas; o menos de 5 micras para el contagio por aire. De ser así, podríamos pensar que los purificadores de aire con filtros podrán ser eficientes para capturarlas en caso de quedar en el aire.

Transmisión aérea del Coronavirus: Nuevos datos sobre COVID-19 (BBC con información de la OMS)

Por ejemplo, desde Dyson nos han explicado que sus purificadores, Dyson Pure Cool y Dyson Pure Hot+Cool capturan “partículas contaminantes potencialmente dañinas de hasta 0.1 micras, como bacterias y virus”. Si bien, de momento, no cuentan con estudios específicos sobre la COVID-19, estos purificadores están creados a partir de 9 metros de HEPA de microfibra y borosilicato, condensado, plegado y sellado.

El dato: Los filtros son de HEPA 13 – extremadamente compacto y tejido de la manera más ceñida posible para capturar partículas de hasta 0,1 micras. Es decir, capturarían partículas mucho más pequeñas que las de la COVID-19 según la descripción ofrecida por la OMS y reseñada por la BBC.

El tamaño medio de un virus ronda los 0,050 – 0,1 micrómetros (Fuente: DYSON)
Dyson AM09 Hot and Cool Fan - White and Silver by Dyson
19 Opiniones
Dyson AM09 Hot and Cool Fan - White and Silver by Dyson
  • Dyson AM09 Hot and Cool Fan - White and Silver
  • Black

Por su parte, los responsables del departamento técnico de la empresa alemana Trotec, experta en sistemas de purificación de aire para entornos empresariales, nos han explicado que la clave de su solución es la incorporación de un filtro Hepa H14, con capacidad de filtrar el 99.995 % de los elementos que hay en el aire (virus, ácaros, bacterias, polen…, entre otros). Además este filtro se regenera mediante calor, con temperaturas superiores a 120ºC, que son capaces de eliminar los virus que han quedado atrapados en el filtro y así disponer de un filtro totalmente desinfectado después de cada uso.

Sin embargo, en Trotec tampoco cuentan con estudios específicos sobre Covid-19, aunque explican que confían en la efectividad de su propuesta “según la OMS que es parecido en tamaño al Sars y por eso sabemos que se puede filtrar con un filtro H14. Distintas universidades y laboratorios alemanes (donde se encuentra nuestra fábrica) están trabajando en las certificaciones, al igual que en España la Universidad de Vigo”, dicen.

Desde LG, en cambio, nos explican que sus equipos de purificación de aire cuentan con tecnologías que se encargan de mejorar la calidad del aire interior y que “son capaces de eliminar virus y bacterias”. Insisten, además, en que debemos tener en cuenta que los dos factores más importantes a considerar son el tamaño de los patógenos y la naturaleza de los mismos, lo que determina la tecnología más eficaz en cada caso.

Entonces nos recuerdan que el tamaño medio de un virus ronda los 0,050 – 0,1 micrómetros, mientras que las bacterias son bastante mayores, con un tamaño medio de PM1.0 – PM10 (1 micrómetro – 10 micrómetros), por lo que los filtros que hay que usar han de presentar unas rigurosas capacidades de filtrado. A este filtrado se le unen diferentes tecnologías que contribuyen a neutralizar este tipo de partículas. Aquellos virus y bacterias que no quedan eliminados por filtración, quedan desactivados por otras tecnologías como los ionizadores, nos explican desde LG.

Echando un vistazo a su catálogo encontramos, por ejemplo, el LG Air Purifying, un equipo de aire acondicionado + purificador, que cuenta con un filtro magnético 3M de clasificación H13 HEPA que elimina hasta el 99,95% de las partículas de más de 0,3 micras. Además tiene un Ionizador que libera iones positivos y negativos que se adhieren a los diferentes elementos contaminantes, tales como virus y bacterias, y los neutraliza y desactiva.

Desde Hisense, por su parte, explican que entre sus soluciones disponen de unidades 100% aire exterior, es decir, sin re-circulación, además de kits de unidad de tratamiento de aire que ayudan a renovar y limpiar el aire interior de todo tipo de instalaciones profesionales, como oficinas, restaurantes, hospitales u hoteles.

Por su parte, las unidades interiores están equipadas, según nos explican, con ionizadores, filtros cuádruples y filtros Nano-e, lo que ayuda a limpiar el aire interior de virus, bacterias o ácaros. “Esta tecnología, junto con los equipos de renovación de aire, contribuyen de forma decisiva a que el ambiente interior sea mucho más limpio y sano”, insisten.

¿Qué área es capaz de “limpiar” un purificador de aire?

Ahora bien, en vista de lo anterior, y asumiendo que los purificadores sean capaces de filtrar el COVID-19 del aire, otra pregunta que podemos hacernos es: ¿Qué área son capaces de limpiar? Es importante saberlo para entender, por ejemplo, cuántos purificadores tendríamos que tener en un restaurante, un gimnasio o un aula de clases, para que sean efectivos en prevención de contagios. Desde LG, entonces, nos explican que el área “limpiada” y la velocidad a la que lo hace dependen de diferentes aspectos tales como la naturaleza de su tecnología o la potencia del equipo que la incorpora.

Por ejemplo, el purificador PuriCare Mini de LG es capaz de eliminar el 99,9% de partículas de más 0,3 micrómetros  en 155 minutos para una estancia de 8 metros cuadrados; mientras que el cassette que cuenta con el kit purificador es, capaz de eliminar el 99,9%  de partículas de 50 nm contenidas en una sala de 12 metros cuadrados y 2,5 metros de altura según la verificación independiente de TÜV Reinhald.

Desde Trotec ofrecen una solución para empresas, el TAC V+ que si bien podría usarse en domicilios particulares, dado su precio (3.995 euros) se concibe como una solución profesional, orientada a gimnasios y restaurantes, por ejemplo. Es capaz de limpiar un área de 30 metros cuadrados, y nos explican que es preferible que esté cerrado, porque será más rápido y eficaz. Además al estar cerrado evitamos que pueda entrar aire contaminado del exterior, además de polen y polución, que acortará la vida útil de los filtros.

En el caso del ventilador de torre y purificador Pure Cool de Dyson, los estudios y certificaciones con que cuentan garantiza que tiene una eficiencia de filtración probada a 0,1 micras (EN1822) y alcance en la estancia completa (TM-003711 y DTM 801) en un espacio de 27 metros cuadrados. Mientras que el purificador ventilador/calefactor Dyson Pure Hot+Cool cuenta con avales de alcance de purificación en una estancia de 81 metros cúbicos.

En Hisense, por su parte, nos dicen que “no hay límite de área a limpiar, es cuestión de tardar más o menos tiempo en hacer la limpieza dependiendo del volumen del aire”. Ahora bien, sobre la conveniencia de que el espacio esté cerrado o abierto, explican que todo “dependerá del grado de contaminación que tenga el aire que pueda entrar por las ventanas, en un sitio en el campo, es mejor que haya renovación, pero en ciudades con mucha polución es mejor que no haya tanta renovación de aire”. Hisense

En definitiva: Con la Covid-19 está casi todo por descubrir. Sin embargo, si se asume que se comporta de forma similar a otros virus similares y que permanecen en el aire, sí que hay estudios que demuestran la eficacia de los purificadores con filtros capaces de filtrar micropartículas del aire.

De ser así, podríamos pensar que estas propuestas, siempre que sean capaces de capturar y filtrar partículas de menos de 0,1 micras, como el Dyson Pure Cool, podrían resultar efectivas para evitar o reducir contagios aéreos de COVID-19 en espacios cerrados. Sin embargo, tal como sucede con el uso de lámparas UV de luz ultravioleta para desinfectar superficies de Coronavirus, nos toca esperar a que se desarrollen estudios específicos para comprobarlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.