BANNER CECOTEC

La pérdida o filtración involuntaria de información (60%), el robo de información mediante ataques informáticos (58%) y la pérdida de dispositivos desprotegidos (53%), las principales preocupaciones para las empresas españolas. Sin embargo, 1 de cada 4 empresas afirma no tener una estrategia de seguridad de datos móviles, y el 12% no ha implementado medidas de seguridad adicionales pese a sus preocupaciones y el boom del teletrabajo.

Así se desprende del estudio “Estado actual de la seguridad de los datos móviles corporativos en España” que ha elaborado Kingston y que analiza el nuevo paradigma de trabajo mixto, y destaca que un 23% de las empresas han sufrido más brechas de seguridad. Además, según el estudio de la compañía, en el último año un 7% ha sufrido más de 5 brechas de seguridad.

“Por irónico que pueda parecer, en un año en el que el confinamiento ha sido protagonista, el 2020 viene marcado por la movilidad de los datos corporativos. En un momento en el que las empresas han tenido sus puertas cerradas, la información ha pasado de estar centralizada en una única ubicación a transportarla a infinidad de puntos de acceso como consecuencia de la nueva realidad de trabajo mixto”.

Pedro González, desarrollador de negocio de Kingston en España, desarrollador de negocio de Kingston en España

Desde marzo se ha producido una descentralización de la actividad profesional en un proceso de migración hacia el trabajo en remoto. Como consecuencia, la movilidad de los datos se ha convertido en una necesidad para que empresas y empleados continúen con sus funciones habituales. Sin embargo, según los datos de Kingston, las empresas no estaban del todo preparadas para hacer frente a esta situación, puesto que un 44% declara tener un nivel medio-bajo en términos de protección de información corporativa en remoto, mientras que casi 1 de cada 4 empresas (23%) afirma no tener una estrategia de seguridad de datos móviles.

Por otra parte, desde la compañía advierten de que las empresas apenas han variado sus estrategias de seguridad para adaptarse a la nueva realidad, tal y como refleja el hecho de que un 21% de los CIOs encuestados apuntan que la implantación del trabajo híbrido (presencial y a distancia) ha tenido un impacto nulo en la protección de datos a distancia. A este dato, hay que añadirle también el hecho de que un 12% señala que no se ha implantado ninguna medida adicional de seguridad.

Riesgos del teletrabajo para los datos

Las empresas tienen ante sí el reto de optimizar su estrategia de seguridad e implementar medidas y tácticas que protejan los datos corporativos en itinerancia, una tarea que presenta dificultades. El estudio que Kingston ha llevado a cabo apunta a la pérdida o filtración involuntaria de información como la principal preocupación en materia de seguridad de datos móviles para 6 de cada 10 empresas, seguido del robo de información como consecuencia de sufrir ataques informáticos (58%) y la pérdida de dispositivos desprotegidos (53%).

Además, un 44% de las empresas no utiliza equipos cifrados (USBs, SSDs, etc.), y casi 1 de cada 5 (19%) no emplea ninguna herramienta de seguridad en sus dispositivos. En este sentido, desde Kingston señalan que “la pérdida de unidades de memoria desprotegidas se mantiene como una de las principales preocupaciones para las empresas. Para remediarlo, soluciones como el cifrado de datos, tanto por hardware como por software, surgen como herramientas de garantías para la seguridad de la información corporativa en cualquier contexto”.  

El principal impedimento, según se desprende del estudio de Kingston, reside en la falta de inversión, ya que casi el 80% de las empresas dedica un 7% (o menos) del presupuesto del departamento TI a potenciar la seguridad de datos móviles. La compañía, por su parte, cuenta con un amplio abanico de soluciones para ayudar a las empresas a proteger sus datos en movimiento como la gama de USBs IronKey, compuesta por soluciones con homologación FIPS 140-2 Nivel 3 que ofrecen los más altos niveles de cifrado y protección, permiten cumplir con los requisitos normativos y ofrecer un mayor nivel de asistencia. 

Asimismo, Kingston también cuenta con un porfolio de SSDs orientadas a la protección de datos y equipos en movimiento con unidades como la KC2500, un SSD autocifrado XTS-AES basado en hardware de 256 bits y que permite el uso de proveedores de software independiente con las soluciones de gestión de seguridad TCG Opal 2.0, como Symantec™, McAfee™, WinMagic® y otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.