“banner

Google Pixel 4 fue unos de los teléfonos más esperados. Sobre todo por aquellos que, a la hora de buscar o comprar un dispositivo, colocan el elemento fotográfico por encima de todo.

No olvidemos que si hay algo en lo que han sobresalido siempre los móviles de Google, son sus cámaras.

Sin embargo, ¿es esto suficiente para pagar alrededor de 800 euros por un móvil al que le toca competir con otros dispositivos de gama alta que también cuentan con buenas cámaras y le superan en otras áreas?

Después de usarlo unos días te decimos lo bueno, lo malo y lo feo del Google Pixel 4, un dispositivo que sale bien parado, no sólo por su cámara, sino por la pantalla y por contar con la más reciente actualización de Android.

Cámaras: ¿mereció la pena la espera?

Google sorprendió con una cámara principal de dos lentes. Han dado poca relevancia al lente gran angular

Así es, el Google Pixel 4, y su hermano “más robusto”, el Google Pixel 4 XL, no han defraudado con sus respectivas cámaras.

Pero aquí quien nos atañe es el Google Pixel 4, un dispositivo con el que Google prueba finalmente con más de una cámara en la parte trasera.

Exactamente son dos cámaras, ambas con estabilizador de imagen, y desde ya te advertimos que para los americanos, el gran angular “no es tan importante o divertido”, como sugirió recientemente Marc Levoy, encargado del área fotográfica de los móviles de Google.

La escala de acercamiento es un paupérrimo 1,8, mientras otros móviles de gama media tienen como mínimo un zoom x3. La cámara principal es de 12,2 MP y radio de apertura de f/1.7; la segunda, para el teleobjetivo, es de 16 MP y radio de apertura de f/2.4.

Quizá eres de los que se deja impresionar por los números y no te sorprende la oferta de megapíxeles de las cámaras del Google Pixel 4; más cuando otros fabricantes hacen alarde de 30, 50 y hasta más de 50 megapíxeles en las cámaras de sus dispositivos.

Primer plano con el Pixel 4

Pero te cuento que para Google, el SOFTWARE lo es todo y la práctica les ha dado la razón, pues las fotografías tomadas con sus móviles están entre las más reputadas del negocio. Aunque muchos no perdonan que el Google Pixel 4 adolezca de un lente gran angular, al menos uno decente para los zoom, es justo reconocer que las fotografías MACRO son excelentes. Esta es una de las innovaciones del móvil más celebradas por muchos usuarios.

Foto hecha con Pixel 4 a contraluz

Mencionábamos antes la relevancia del software en las cámaras de los teléfonos móviles de Google. El Google Pixel 4 no es la excepción y llega con innovaciones en esta área, entre ellas la incorporación de inteligencia artificial (Machine Learning). Por ejemplo, la nueva función Live HDR+ te permite hacer en tiempo real los tratamientos pertinentes a la fotografía, los que mejor te parezcan, antes de hacer clic. No será necesario hacer los respectivos ajustes después.

Otra de las nuevas funciones que sobresalen en el Google Pixel 4 es la DOBLE EXPOSICIÓN, con la que podemos controlar de manera más sencilla o amigable las luces y/o las sombras.

Primer plano hecho con Pixel 4

El MODO NOCHE llega con una función llamada ASTROFOTOGRAFÍA, la cual se activa automáticamente cuando el escenario es demasiado oscuro. Ahora podrás hasta capturar las estrellas, a pesar de la iluminación propia de las grandes ciudades (contaminación lumínica)

La pantalla: un paso más adelante que el Pixel 3, pero no tanto más que otros de su clase

En cuanto a la pantalla, Google no persigue con este modelo la tendencia de los grandes paneles. El Google Pixel 4 tiene una pantalla de 5,7 pulgadas, resolución FullHD+ y con tecnología OLED, como el Pixel 3 y una tasa de actualización y refrescamiento de 90 Hz, la misma del OnePlus 7T y el OnePlus 7T Plus.

¿Cuándo agradeces o notas las ventajas de esos 90Hz? Pues, cuando notas en menor medida esos cambios bruscos de colores, brillo o nitidez al hacer scroll en el dispositivo o mientras ves algun video. Eso sí, esta función implica más consumo de batería, por eso Google te da la opción de ajustar en 60 Hz el nivel de refrescamiento.

Te puede interesar: Opiniones sobre el Google Pixel 3A: ¿El mejor calidad precio?

Por cierto, más adelante te diremos cuánto califica el Google Pixel 4 en el campo de la batería. Lo que muchos no terminan de digerir es la dimensión del panel y más con el panel superior que “esconde” la cámara frontal. Comparado con las pantallas de otros móviles de alta gama, como los Samsung o Huawei, las dudas invaden hasta a los más fieles seguidores de los productos de Google.

Pero en resumen, salvo el tema del tamaño, la pantalla del Google Pixel 4 es buena en relación con colores y nitidez y no te defraudará cuando experimentes en ella el contenido multimedia de tu preferencia.

El software y otras funciones que son referentes de los Google…

Entramos en terrenos donde Google siempre ha destacado ante sus competidores. Para empezar, el Google Pixel 4 es uno de los primeros dispositivos en salir al mercado con el muy esperado Android 10. Por supuesto que en este móvil, Google ha reforzado una de sus funciones banderas, el asistente inteligente (GOOGLE ASSISTANT), lo cual se hace notar, por ejemplo, con los comandos de voz. Lo cierto es que mola, porque puedes decirle al móvil -literalmente- que te muestre a Messi en Instagram, y el móvil responderá a esa orden mostrandote de entrada, la cuanta oficial del famoso futbolista argentino.

Por cierto, que este dispositivo ha servido a Google para estrenar una tecnología de la que veniamos escuchando desde hace unos tres años, el MOTION SENSE. ¿Qué tiene de especial? Quizá no tanto para acabar con el hambre en el mundo, pero sí te permite cumplir algunas tareas, con solo deslizar el dedo por encima del móvil, sin necesidad de tocarlo (localizar canciones en Spotify o YouTube Music)

La función MOTION SENSE es una de las novedades que más molan del Google Pixel 4

Otra de las varias funciones que han gustado en el Google Pixel 4 es una llamada LIVE CAPTION. Al reproducir un video, el dispositivo muestra los respectivos subtítulos. Por ahora solo lo hace en inglés, pero Google promete que pronto estará disponible en otros idiomas.

Diseño y rendimiento: con ganas de más…

Ya nos vamos adentrando en los elementos que menos han gustado del Google
Pixel 4. En cuanto a diseño, lo amas o lo odias, pero cierto es que muchos esperaban un giro en esta área.

Más que todo en estos tiempos cuando otras marcas, como Samsung o Huawei, nos han sorprendido con móviles de gama alta bastante atractivos. Oye, es el colorido y creativo Google el que está detrás de este dispositivo y su hermano mayor, el Google Pixel 4 XL, así que nos asiste la moral para quejarnos.

Para empezar, el Google Pixel 4 es pequeño y los materiales con los que está hecho lo distancian del aspecto premium de un Samsung Galaxy Note 10, por ejemplo. Eso si, el borde de aluminio llama positivamente la atención y los colores mate de la caracasa de vidrio no pasan inadvertidos.

Es un dispositivo muy cómodo para llevar y manipular con una sola mano. En la parte trasera destaca el módulo cuadrado de la cámara, con sus par de lentes.

El botón de encendido está en el lateral derecho y, como los Pixeles anteriores, tambien se hace notar por un color distinto al resto de la carcasa. Nosotros probamos el blanco con botón naranja y no estaba tampoco mal. Tiene dos auriculares que ofrecen un buen sonido en estéreo, aunque carece de entrada jack para auriculares.

Pixel 4 sin jack 3.5 mm

Rendimiento aceptable, pero mal la batería

El Google Google Pixel 4 cuenta con un procesador Snapdragon 855 que, aunado a los 6 GB de memoria RAM, no defraudan a la hora de someterlo a pruebas exigentes. De hecho, en pruebas de benchmark, estuvo cuerpo a cuerpo con el OnePlus 7T, que cuenta con la más reciente versión del Snapdragon 855.

En relación a la memoria, es justo reconocer que viene un poco corto, más para ser un móvil que de entrada cuesta unos 700 euros en la tienda oficial de Google. El Google Pixel 4 tiene capacidad para 64 GB, mientras el Pixel 4XL para 128 GB.

Donde el Google Pixel 4 decepciona es el apartado de la batería. Su capacidad es de apenas 2800mAh. ¿En serio? A estas alturas cuando dispositivos de menor categoría rondan los 4000mAh. Olvida que cumpla con las 24 horas de encendido si lo sometes a tareas, ni siquiera tan exigentes a lo largo del día.

¿Merece la pena?

Como suele ocurrir en los gustos por los teléfonos móviles: depende de tus necesidades y tus gustos. Salvo el contratiempo con la batería, el Google Pixel 4 es un buen dispositivo. Tiene una buena pantalla, pero el tamaño puede ser un problema para algunos.

Por cierto, el hecho de ser pequeño lo hace muy cómodo para manipular. A pesar de adolecer de un buen teleobjetivo, el Google Pixel 4 sí tiene dos buenas cámaras (principal y selfie).

Flipamos con su software y algunas novedades, como el Motion Sense y la tasa de refrescamiento de 90Hz. Ah, y los colores al menos no los hacen aburridos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.