Los robots poco a poco están pasando a formar parte de la vida de los seres humanos. Sin importar el tipo o el uso que le damos, están ganando terreno. Esta es una de las preocupaciones de algunos representantes de la Unión Europea quienes no se han quedado cruzados de brazos y han presentado varias propuestas de leyes para regular a los robots.

Probablemente una de las que defiende el hecho de crear un marco regulatorio general sobre los robots sea la eurodiputada Mady Delvaux, quien asegura que la UE “necesita una base legal común para seguir siendo líder en la industria de la robótica, que ya cuenta con 1,7 millones de ejemplares en todo el mundo”.


Te puede interesar:
Robots e impuestos: ¿Es lógico que las máquinas ‘paguen’ por trabajar?


Además del marco regulatorio, Delvaux propone que los robots tengan un seguro obligatorio y sean responsables de sus acciones y contribuyan con la sociedad, adjudicándosele el estatus de “persona electrónica”.

Por otro lado está el tema de la relación humano- robot y, en este sentido, las leyes para controlar a los autómatas son muy estrictas al rechazar cualquier vínculo emocional con los robots pero, al mismo tiempo, establece que todo ser humano puede tener acceso a uno si así lo desea.

En cuanto al aspecto laboral, Delvaux señala que los robots simplemente impulsarán la creación de otros trabajos para los humanos y que podrán colaborar entre sí. Mientras todo esto ocurre, desde la Unión Europea siguen creando leyes para regular a los robots los cuales, de seguro, ejercerán gran influencia en las generaciones futuras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.