Hoy día disponemos de distintos medios para realizar pagos. No solo podemos pagar por nuestras compras con tarjetas de crédito o débito, sino también con distintas opciones como los famosos pagos móviles. No obstante, según una encuesta realizada por Paysafecard, empresa líder del en el ámbito de los métodos de prepago online, el dinero en efectivo continúa siendo la opción preferida de los usuarios.

Esta encuesta, basada en los hábitos y necesidades de los internautas europeos a la hora de efectuar compras online, y realizada a más de 4 mil usuarios de entre 18 y 69 años y de 8 nacionalidades diferentes, arrojó interesantes diferencias regionales y generacionales sobre estas cuestiones.

El efectivo, por ejemplo, sigue siendo muy popular entre los consumidores europeos, ya que la mayoría de ellos todavía tiene reticencias a la hora de utilizar su tarjeta de crédito o de dar su información personal en Internet. El 37,2% de los usuarios encuestados prefiere realizar sus compras con dinero en efectivo, mientras que un 48,2% se inclina por otros métodos de pago como tarjetas de crédito o métodos de prepago. El 14,6% restante se muestra indeciso.

Por otro lado, esta cuestión se polariza en los diversos países sondeados, así como en los diferentes grupos de edad. De la muestra, son los jóvenes de entre 18 y 25 años los más propensos a realizar sus compras con dinero en efectivo (un 48,4% de ellos prefiere este método de pago).

En España vuelven a ser los jóvenes los más cash-friendly (21,8%), junto al grupo de edad comprendido entre los 60 y los 69 años, entre los que curiosamente se da una mayor polaridad: un 22,7% de ellos se inclina totalmente por realizar sus compras en efectivo, a un 14,7% le es indiferente, y otro 22,7% lo hace por otros métodos de pago.

Por su parte, el grupo de edad entre 51 y 59 años, seguidos de los jóvenes entre los 26 y los 35, parecen ser los más fervientes admiradores de los pagos a través de métodos que no sean con dinero en efectivo, con un 61,1% y un 56,8% de los encuestados que afirman sentirse más cómodos utilizando este tipo de métodos en su día a día.

Si hacemos una comparativa por países, los austríacos son los más cash-friendly (56,4%), seguidos de griegos (52%) y alemanes (50%). En el otro lado de la balanza, los polacos son con diferencia los que mayor preferencia muestran por los métodos de pago sin efectivo (74,8%), seguidos de Francia (59%), Italia (53,2%) y España (50,4%).

Sin embargo, y de forma generalizada, todos los países encuestados se muestran claramente en contra de la abolición de las tradicionales monedas y billetes. Demográficamente, los jóvenes de entre 18 y 25 años son los más desfavorables a esta decisión, con un 62,2% de los encuestados que se posicionarían en contra de la eliminación del dinero en efectivo.

Por otro lado, la principal preocupación de los usuarios de todos los países es la protección de sus datos personales, especialmente a la hora de realizar pagos online. Ante la pregunta de “por qué han renunciado alguna vez a una oferta o experiencia de compra atractiva”, los usuarios de todos los países encuestados, a excepción de Austria y Alemania, apuntan como primera causa el hecho de tener cierta desconfianza sobre la seguridad básica de la web (47,9% de los encuestados, llegando al 53,2% en el caso de España).

“Siendo honesto, no me sorprende que una de las grandes preocupaciones de los internautas sea la seguridad de sus datos. De hecho, esta fue la razón detrás de la creación de paysafecard hace dieciséis años: ofrecer dinero en efectivo para Internet, sin la necesidad de tener que facilitar ningún tipo de dato personal o cuenta bancaria. A la luz de los resultados de la encuesta, estamos más implicados que nunca a seguir creciendo y desarrollando nuestro producto con un compromiso absoluto con la seguridad y la comodidad del usuario”, comentó Udo Müller, director general de Paysafecard.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.