Amazon quiere convertirse en un probador virtual con su nuevo servicio «Prime prueba primero, paga después». Como su propio nombre indica, podrás elegir una serie de prendas de ropa, calzado o accesorios, disponer de ellos en tu domicilio, y solo pagar por aquellos que te quedes. Lo puedes probar GRATIS aquí.

El servicio, que se inauguró en Estados Unidos en 2018, ya cuenta con más de 10 millones de artículos, que van desde pequeños diseñadores locales, a grandes marcas como Tommy Hilfiger o Calvin Klein. Si te interesa conocerlo a fondo no dejes de seguir leyendo. A continuación te contamos cómo funciona para que le saques el máximo partido.

¿Qué es Prime prueba primero, paga después?

Prime Prueba primero, paga después es un programa exclusivo para miembros de Amazon Prime, por el cual podrás probarte una serie de prendas de ropa y calzado para mujer, hombre, niños y bebés antes de comprarlos. Tienes una semana para probártelos en casa, y al final únicamente te cobrarán aquellos productos que quieras quedarte.

Este nuevo servicio te permitirá elegir entre 6 prendas de un amplio catálogo. Reconocerás si esa prenda en concreto entra dentro de esta modalidad, porque verás la frase Prime Prueba primero, paga después junto al producto de compra. Hay unos 10 millones de artículos disponibles, tanto de marcas conocidas como de diseñadores no tan reconocidos.

¿Cómo tramitar el pedido?

Básicamente, si eres miembro de Amazon Prime, una vez que elijas una prenda que forme parte de este servicio, recibirás el paquete en tu domicilio al día siguiente y tendrás 7 días para probarte toda la ropa. Una vez que decidas con qué te quedas, solo tendrás que entrar a la página de «Mis pedidos» y marcar los productos que quieras quedarte y los que quieres devolver.

Para devolver aquellos productos que no quieres quedarte, usa el mismo paquete en el que te llegó la ropa. Y la misma etiqueta prepagada. Lógicamente, podrás devolver todo si ningún coste adicional. Eso sí, Amazon avisa que aquellos productos que desees devolver deben llevar sus etiquetas y estar en su embalaje original, incluidas perchas, bolsas, cajas de zapatos, bolsas de protección contra el polvo y cajas de regalo. Los productos no deben haber sido usados ni haberse lavado, y no deben tener ningún daño.

Otro detalle a tener en cuenta es que si te olvidas de tramitar el pedido durante el periodo de prueba de 7 días, Amazon te cobrará todos los productos del pedido al final del periodo de prueba. Si ya les habías enviado los productos de la devolución por correo en el momento en que realizaste este cargo, no tendrás que hacer nada. Te reembolsarán el dinero automáticamente cuando reciban los productos devueltos.

Devoluciones después del periodo de prueba de 7 días

Y, ¿qué ocurre si quieres devolver algo una vez que ha pasado el periodo de prueba de 7 días?. Amazon hará el cargo del pago, pero tú tendrás 30 días a partir del final del periodo de prueba para devolver lo que desees. Hay que destacar que si has perdido el embalaje original, puedes usar otro. Igual con la etiqueta que viene pegada. Si la pierdes, puedes imprimir otra y ver las instrucciones en Mis pedidos y luego en “Ver etiqueta de devolución e instrucciones”.

Imprime la etiqueta y pégala en el paquete. Después envía la ropa que no quieres por correo ordinario desde el punto de entrega que te resulte más cómodo. O bien elige una opción de devolución alternativa en la sección Mis pedidos.

Si te encanta este sistema y quieres empezar a disfrutar de él, ya sabes, solo tienes que hacerte miembro de Amazon Prime y localizar las prendas de ropa y accesorios que tengan la frase Prime prueba primero, paga después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.