Amazon no solo ha cambiado el comercio online sino que ahora pretende hacerlo en el área de distribución de alimentos. Ya lo hizo con éxito en Estados Unidos y ahora quiere probar con un nuevo mercado: Reino Unido. Estamos hablando de Amazon Fresh, el servicio de entrega a domicilio de comestibles.

Los estadounidenses no son los únicos que disfrutarán del servicio de distribución de Amazon. Ahora los residentes en el Reino Unido también podrán beneficiarse de Amazon Fresh para pedir todo tipo de alimentos básicos que serán entregados el mismo día. Así, los pedidos que se realicen antes de la 1 pm serán entregados en torno a las 11 pm. También habrán franjas de entrega al día siguiente de 7 am a 11 pm.

Según publica el portal británico The Telegraph, por los momentos el servicio estará disponible para todos los clientes de Amazon Prime que residan en los 69 códigos postales repartidos a lo largo del norte y el este de Londres.

La compañía ha indicado que los usuarios podrán probar Amazon Fresh de forma gratuita durante 30 días. Trascurrido este tiempo, deberán pagar 14,98 libras al mes (unos 19 euros) si quieren tener Prime y Fresh o 6,99 (8,9 euros) si solo quieren tener acceso al servicio de entrega de comestibles.

Las compras que superen las 40 libras (más de 50 euros) contarán con envíos gratuitos, mientras que los pedidos con cuantías inferiores tendrán un sobrecargo de 3,99 libras (más de 5 euros) por el transporte.

El gigante estadounidense de comercio electrónico pone a disposición de sus clientes más de 130 mil productos entre alimentos envasados, carnes o mariscos, queso, chocolate, vino o café, así como alimentos frescos y congelados de los supermercados Morrisons, con los que la compañía firmó un acuerdo.

El Reino Unido cuenta con cuatro grandes cadenas de supermercados que son Tesco, Asda, Sainsbury’s y Morrisons, los cuales concentran el 73.2% de cuota de mercado. La gran distribución en el país europeo no está en su mejor momento y en los últimos años estas cadenas han tenido que competir también con los grupos de superdescuento Lidl y Aldi. Ahora con la entrada de Amazon Fresh en el mercado deberán evaluar cómo afecta el negocio.

Pero, ¿Amazon Fresh realmente podría afectar a las grandes cadenas de supermercados británicos al punto de que deban cerrar sus puertas? Eso no parece muy factible. No ha sucedido hasta los momentos en Estados Unidos y muy difícilmente ocurra en el Reino Unido. Lo que quizá sí suceda es un descenso en su facturación a medida que algunos segmentos de clientes se interesen por la propuesta de distribución de Amazon.

“Estamos lanzando una oferta integral en un área limitada y tomaremos nuestro tiempo para perfeccionar y mejorar nuestro servicio basado en esta experiencia y el feedback con nuestro clientes. Vamos a ser muy metódicos y ya consideraremos cómo llevar este servicio a más territorios de Reino Unido”, declaró Ajay Kavan, vicepresidente de Amazon Fresh.

El Reino Unido ha sido la primera región fuera de Estados Unidos donde el gigante del comercio electrónico ha comercializado su servicio de distribución de alimentos. Pero como ya lo ha dicho el vicepresidente de Amazon Fresh, muy pronto podríamos verlo llegar a otros mercados europeos.

¿Podría ser España el próximo? No lo sabemos. Sin embargo, ante esta evolución de la industria de la gran distribución los competidores españoles ya deberían estar atentos. Con el éxito que Amazon Fresh ha tenido en Estados Unidos y con lo que se espera en el Reino Unido, solo falta saber cuándo se expandirá a nuevos países. La respuesta más segura es: muy pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.