Con un mundo cada vez más tecnológico, que depende del sector digital para casi todo, tener disponible una conexión a Internet es ya algo necesario. Sin embargo, esta no es siempre una opción para todos. Según nuevos datos, más de medio millón de españoles siguen teniendo serias dificultades para acceder a la red, en su mayoría personas que se encuentran en municipios con escasa densidad de población o de difícil acceso.

En estos lugares la cobertura de las grandes operadoras no supera en ningún caso el 10 por ciento, ni la superará porque no es rentable para las empresas. Inclusive en municipios donde también hay numerosas empresas, en su mayoría pymes, se les dificulta la actividad empresarial debido a la ausencia de las comunicaciones vitales para el negocio.

Las zonas “en blanco” existen en todas las provincias e incluyen polígonos industriales, zonas suburbanas y municipios de tamaño medio donde las conexiones de banda ancha tienen escasa calidad o simplemente no existen. Por comunidades, la lista de “ciudadanos desconectados” la encabeza Galicia con 126.378 ciudadanos sin cobertura, seguida de Castilla y León con 117.167 y Andalucía con 49.436. En paralelo, sólo un 60% de los hogares españoles navega por encima de los 30Mbps.

Según el último informe de Cobertura de Banda Ancha en España en el primer Trimestre de 2014, elaborado por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, la tecnología con más cobertura es la UMTS con HSPA -3G-, presente en el 99% del territorio, sin embargo este servicio es muy irregular, especialmente en zonas rurales. Le sigue el ADSL de hasta 2 Mbps, con un 89% de cobertura, y el ADSL de hasta 10 Mbps, con el 69% de cobertura.

En cuanto a las velocidades, según el informe, el 95% de la población puede disfrutar de velocidades de hasta 2Mbps, el 82% de hasta 10 Mbps, el 60% de hasta 30 Mbps y solo un 58% de hasta 100 Mbps.Estas velocidades son las nominales y, en la práctica, la velocidad real en el ADSL es de un 20% de la nominal.

“La realidad es más prosaica ya que puedes vivir entre dos vecinos que navegan a alta velocidad y tú tener problemas para acceder a Internet”, dijo Aquilino Antuña, director general de Quantis.

Aunque la Ley 9/2014, de 9 de mayo, General de Telecomunicaciones, incorpora el objetivo de lograr la universalización del acceso a Internet a 10 Mbps en 2017 y a 30 Mbps en 2020, además de conseguir en dicho año que al menos el 50% de los hogares puedan disponer de acceso a servicios de velocidades superiores a 100 Mbps, realmente se necesita trabajar en un cambio rápido porque de no ser así Antuña augura que en 2020 seguirán existiendo hogares sin Internet.

Aquilino Antuña asegura que la solución está en el satélite “porque el cielo ofrece una cobertura 100 por 100. El satélite es la única tecnología que llega a todas partes y la única que llega donde no llegan las demás”. Apostar por el satélite es algo que los países en desarrollo han comenzado a hacer porque se han dado cuenta de que es la mejor opción, siendo esta una tecnología que puede competir en velocidad y precio con el ADSL.

Con las dificultades que conlleva el cable, cada día aumenta el número de personas que optan por el satélite. Aunque en España las zonas más desfavorecidas se encuentran en las comunidades autónomas de Galicia, Castilla y León y Canarias, aún existen puntos blancos en toda la geografía del país, por lo que todavía queda bastante trabajo por hacer para que al final los habitantes de las zonas rurales puedan acceder a los mismos servicios que los de zonas urbanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.