Ha llegado a nuestras pantallas la segunda entrega de las aventuras del primer vengador: El Capitán América. El Soldado de Invierno.

Nos encontramos a Steve Rogers que, aunque han pasado unos años desde que “despertó” de su congelación, y a pesar de haber encontrado su lugar entre Los Vengadores, sigue encontrándose desubicado, solo en este tiempo que no es el suyo y sin ser capaz de relacionarse íntimamente con nadie.

Los únicos momentos en los que se encuentra cómodo es trabajando, realizando misiones para Nick Furia y la agencia secreta SHIELD, pero esto también acabará cuando descubra una gran conspiración que dinamitará todas sus creencias e ideales, agravándose al descubrir la verdadera identidad del nuevo y peligroso enemigo que se esconde bajo el pseudónimo del Soldado de Invierno.

Si la primera entrega nos traía una aventura entre pulp y bélica, ahora nos encontramos con una cinta de espionaje al más puro estilo Bourne. Casi desde el primer momento podemos disfrutar de excelentes escenas de acción, con peleas muy bien coreografiadas y rodadas con cuidado, de forma que podamos disfrutar de todos los movimientos a pesar de su velocidad, nunca excesiva.

El guión mantiene un buen ritmo que no decae en ningún momento, llevándonos de una subtrama a otra, sin complicaciones ni engaños, sin trampas ni fallos. Es un guión correcto como lo son las interpretaciones. Chris Evans nos muestra un personaje fuerte en la acción, pero desvalido en la vida cotidiana, introvertido y perdido.

Scarlett Johansson y Anthonie Mackie cumplen su cometido al acompañar al héroe, y aunque no son papeles relevantes tampoco estorban. Robert Redford presta su elegancia y profesionalidad a la película y Sebastian Stan, por su parte, no lo tiene muy difícil para aparentar ser un frío asesino sin escrúpulos.

En resumen, una buena película que no defraudará a los aficionados al personaje, ni a los que buscan una buena película de entretenimiento.

cintilo-base-web

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.