La temperatura basal corporal (TBC), o la temperatura más baja que un cuerpo alcanza durante el sueño, es una clave importante para las mujeres que están siguiendo sus ciclos menstruales y quieren ver qué días son más probabilidades de concebir.

Sin embargo, medirla tiene cierto grado de complejidad, pues para que sean fiables tienen que ser registradas en la misma hora cada mañana, por lo que es difícil hacer un seguimiento de las personas con patrones horarios irregulares.

Es aquí cuando la tecnología entra para facilitarnos las cosas, con wearables como Tempdrop, un sensor portátil que registra la temperatura basal corporal y por tanto nos facilita su monitoreo. 

¿Cómo funciona? En su página en Indiegogo, explican su funcionamiento en sencillos pasos:
1. Coloque el sensor en antes de ir a dormir. Se controlará continuamente su ritmo de sueño y la temperatura del cuerpo.
2. Quitátelo cuando te despiertes. Se integrarán automáticamente sus lecturas en tu aplicación favorita de fertilidad.
3. Utiliza nuestros parches adhesivos para las lecturas más precisas. También puedes usar un brazalete dedicado para una sensación “más ligera”, o incluso puedes meter el sensor debajo de la correa del sujetador o brasier (debajo de la axila). Lo importante: Sigue siempre el mismo método.

Tempdrop busca financiación en Indiegogo donde al momento de redactar esta nota sumaba poco menos de 15 mil dólares, muy lejos de su meta de 100 mil dólares… Aunque aún le quedan unos 20 días para alcanzarla se nota complicado que lo logre.

El dato: El seguimiento de la temperatura basal del cuerpo no sólo es útil para las mujeres que desean concebir o evitar el embarazo, sino también para las personas con enfermedad tiroidea, por ejemplo, así que he aquí un uso médico interesante de este cacharro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.