Cuando Microsoft lanzó su portfolio de equipos Surface lo hizo con la intención de que estos se convirtieran en un reemplazo de los portátiles. Sin embargo, después de tres generaciones de dispositivos, parece que la empresa todavía no había dado con la fórmula ideal para convencer a los usuarios, al menos hasta ahora. La Surface Pro 4 es la más reciente adición de Microsoft a la familia Surface y promete algunas cosas interesantes.

Está claro que no es tarea fácil convencer a las personas para que opten por un equipo de este estilo, en lugar de una laptop tradicional, pero las mejoras que ha hecho Microsoft en la Surface Pro 4 de seguro llamarán la atención de quienes estaban pensando en la posibilidad de adquirir un híbrido.

Si bien es cierto que estas mejoras son mínimas, combinadas superan en conjunto a las debilidades de la Surface Pro 3. La pantalla es más grande que la de la versión anterior, cuenta con procesadores más potentes e incorpora un nuevo sistema de refrigeración que hace que el dispositivo sea más silencioso. Es ligeramente más delgada y también más poderosa.

Con todos estos cambios notamos que, más allá de intentar seguir vendiendo su concepto de tablet PC, Microsoft quiere ver hasta dónde puede mejorar su idea actualizando cada vez más el producto. La Surface Pro 4 es sin duda una prueba de este esfuerzo. Veamos qué es lo que realmente nos ofrece.

Diseño

La Surface Pro 4 tiene una pantalla de 12,3 pulgadas con una resolución de 2736 x 1824 píxeles, con lo cual alcanza una densidad de píxeles de 216 ppp, y un radio de pantalla de 3:2. Con unas dimensiones de 292,10mm x 201.42mm x 8,4 mm, este equipo es ligeramente más delgado que la versión anterior.

En cuanto al peso de este dispositivo, 766 gramos para el modelo con procesador Intel Core m3 y 786 gramos para los modelos con Core i5 e i7, podemos decir que si bien es más pesado que muchas otras tablets del mercado, si la comparamos con una portátil, que a fin de cuentas es lo que pretende ser, es posible decir que es más ligera y delgada.

El diseño de este nuevo equipo no difiere mucho de las versiones anteriores, esto porque Microsoft fijó desde un principio sus normas de diseño para las tablets Surface y la ha mantenido hasta ahora. Por lo tanto, los cambios que hemos visto en la Surface Pro 4 han sido pocos, aunque si sustanciales. El equipo mantiene su chasis en aleación de magnesio, pero incorporando una pantalla mucho más grande sin afectar las dimensiones generales del equipo.

Microsoft Surface Pro 4 (12)

Al igual que su predecesor, la Surface Pro 4 también dispone un soporte, ajustable a casi cualquier ángulo, entre 22 grados y 150 grados. Este soporte es rígido y ocupa una gran parte del dispositivo. Otra característica importante de este equipo es el Type Cover, el teclado que hace que la Surface Pro 4 se convierta en una laptop. Desde el lanzamiento de la primera versión, este teclado ha sido considerado como un gran logro de ingeniería y no cabe duda de que esta versión más reciente es aún mejor.

El nuevo Type Cover cuenta con teclas más espaciadas y con un touchpad con una mejor superficie. Este teclado se conecta al equipo a través de una bisagra magnética en la parte inferior de la tableta y es capaz de plegarse para facilitar su transporte.

Microsoft Surface Pro 4 (14)

Software & Hardware

La Surface Pro 4 cuenta con los mejores procesadores de Intel, los cuales prometen ofrecerle al equipo una mayor eficiencia energética y un rendimiento superior. Este equipo puede adquirirse en varias versiones: con procesador Intel Core m3, Core i5 o Core i7. Según la versión del procesador, encontramos diferentes capacidades para la memoria RAM: 4GB, 8GB o 16GB. Lo mismo sucede con la memoria interna del equipo, por lo cual podemos encontrar tres versiones de almacenamiento: 128GB, 256GB o 512GB. El equipo corre con la más reciente versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 10 en la versión Pro. Además, esta nueva tablet dispone de una prueba de 30 días de Office.


 

Opiniones tras la prueba de la Microsoft Surface Pro 3


 

En cuanto a las cámaras, la Surface Pro 4 cuenta con una principal de 8 MP, con autofoco para mejores imágenes, y una delantera HD de 5 MP, ambas capaces de capturar vídeos en alta definición a 1080p. En lo que se refiere a las conexiones, este equipo no difiere mucho de la versión anterior. El dispositivo dispone de un solo puerto USB 3.0, un Mini DisplayPort para vídeo, una ranura para tarjetas microSD y un conector de audio. Además cuenta con Wi-Fi 802.11ac; IEEE compatible con 802.11a/b/g/n y Bluetooth 4.0.

La batería el equipo tiene una autonomía de hasta 9 horas, con pruebas basadas en reproducción de vídeo. La duración de la batería de la Surface Pro 4 es menor al de la Surface Pro 3, la cual tenía una autonomía, según la empresa, de hasta 10 horas.

Veredicto

¿La Surface Pro 4 es o no un acierto de Microsoft? Eso depende de nuestras necesidades como usuario. No podemos negar que este nuevo equipo es una belleza, aunque ciertamente no termina de ser un portátil, pero es más que una tablet, de eso no queda duda.

Se trata de un equipo ligero, flexible y fácil de llevar a cualquier parte. Sin embargo, surge el mismo problema de las versiones anteriores y tiene que ver precisamente con el Type Cover. La publicidad de la Surface Pro 4 rara vez muestra el equipo sin el teclado porque la idea es presentarla como un reemplazo de un portátil. No obstante, Microsoft no lo incorpora en la caja, por lo cual debe comprarse por separado por unos 120 euros.

Microsoft Surface Pro 4 (11)

Si sumamos esta cantidad al precio de la versión más sencilla de la Surface Pro 4, notamos que el equipo no resulta nada económico. Con la amplia variedad de accesorios que tenemos a nuestra disposición, además de las diferentes opciones de procesador, hacen que el precio base de 830 euros sea poco realista.

Pero, más allá del precio, si nos vamos a las especificaciones, al diseño y el desempeño en general, no cabe duda de que estamos frente a un equipo bastante bueno, que no solo nos ofrece rendimiento y belleza al mismo tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.