La sostenibilidad es un concepto que se ha puesto muy «de moda» en los últimos años. Aunque todo lo que nos rodea es contaminante, incluso la camiseta que llevas puesta, el coche o el medio de transporte que te ha traído desde tu casa, las bolsas del supermercado, el tabaco, los móviles, las baterías, las bombillas, los cables, incluso la carne, la leche, etc., también existen formas de implementar la tecnología para ayudar al medioambiente a no extinguirse.

Por ejemplo, las placas solares son muy beneficiosas, sin embargo, construirlas produce contaminación. Si nos podemos tiquismiquis hasta respirar contamina. Pero dejando eso a un lado vamos a mostrarte que hay tecnología para ahorrar energía y, lo más importante, que ayuda a preservar el medioambiente.

Energías renovables

Las energías renovables no son nada nuevo, de hecho, llevan décadas entre nosotros y con solo hacer un pequeño viaje por carreteras verás enormes molinos de vientos en los campos españoles e incluso al horizonte desde algunas costas españolas.

Las más eficientes para luchar contra el cambio climático son la energía solar y la eólica, aunque esta última trae consigo mucha polémica, ya que muchas especies de aves migratorias pierden la vida al chocar con estos molinos. La energía hidráulica es de las más antiguas y se instalan en presas generando ingentes cantidades de energía limpia que pueden abastecer durante meses a un pueblo entero.

Biocombustibles

Esto es algo que poca gente sabe, pero los coches que andaban con agua o con aceite de cocinar ya existían hace varias décadas, pero no salieron adelante. hora que cada uno se crea la teoría conspiranoica que más le convenza. Con biocombustibles nos referimos a crear un combustible capaz de poner en funcionamiento un vehículo.

Es por esto que, crear biocombustibles que no contaminen tanto como el petróleo es clave para la continuidad de la humanidad y del medioambiente. Aparte de la expansión y democratización de los coches eléctricos.

Coches con sistema anticolisión frontal

Biorremediación

Se trata de tecnología viva, o dicho con otras palabras de biotecnología. Después de las energías limpias y los biocombustibles, esta tecnología de limpieza de contaminación está entre las principales vías para salvar a la humanidad de un cambio climático inminente.

Para que quede claro, la biorremediación es un proceso biotecnológico donde se hace uso de microorganismos como hongos, plantas o enzimas con el objetivo de eliminar el agente contaminarte y recuperar la biodiversidad en sus condiciones originales. Por ejemplo, en una fuga de petróleo en el mar, se podría usar esta biotecnología.

Ecosia

No es una tecnología en sí como lo que hemos comentado hasta ahora, pero sí que mediante el uso de tecnologías de consumo como el navegador del móvil puedes contribuir a la plantación de árboles y poblar de nuevo zonas deforestadas por la acción humana como la búsqueda de aceite de palma o los incendios forestales.

Ecosia es un navegador que puedes usar en móvil, tablets y ordenadores, sin importar el sistema operativo y con cada búsqueda que realices en dicho motor de búsqueda contribuyes a mejorar el medioambiente plantando árboles.

Impresión 3D

La impresión 3D es útil y se considera una tecnología para ahorrar energía puesto que el material con el que se realizan las impresiones 3D se puede sacar del plástico reciclado. Es decir, puedes crear una prótesis robótica, una pieza para una moto, un apoyo para el portátil o incluso un comedero para tu mascota usando plástico reciclado.

Todo aquello que quieras, podrías construirlo eliminado plástico al planeta. El consumo de plástico de un solo uso ha aumentado en los últimos años, aunque actualmente hay políticas que restringen su uso, aun no son suficientemente fuertes para reducir este tipo de agentes tan contaminantes.

5 enchufes inteligentes
5 enchufes inteligentes compatibles con Google Home para comprar en Amazon.

Casas inteligentes

Contar con una Smart Home, o casa inteligente también se puede considerar tecnología para ahorrar energía, y es que al estar todo automatizado podrías ahorrar bastante dinero a final de año. La iluminación de casa, encender algunos electrodomésticos solo durante su uso, mejoras la seguridad del hogar, reduces los residuos, etc.

Sabemos de primera mano que es una inversión muy grande al principio, pero no hace falta automatizar hasta las ventanas desde el primer minuto. Puedes ir poco a poco y empezar con enchufes inteligentes, bombillas controladas por el móvil, cámaras de seguridad, robots inteligentes para limpiar, altavoz inteligente, etc.

Baterías de hidrógeno

Funcionan como las pilas o baterías convencionales solo que su energía es verde (se obtiene de energías limpias), es decir, no contaminante, aunque sus componentes externos si contaminen, pero si se recicla bien se reduce el riesgo.

Las baterías de hidrógeno generan inmensas cantidades de energía, más incluso que las de litio, pudiendo mover vehículos y alimentar un hogar inteligente.

El hidrógeno es energía eléctrica, por lo que podrías usar estas baterías en cualquier dispositivo compatible con este tipo de energía.

Recicla bien con tecnología

Si tienes dudas de dónde van algunos residuos que generas en tu día a día puedes hacer uso de aplicaciones que te ayudarán a reciclar adecuadamente, además, son aplicaciones con las que podrás educar a los más peques de la casa. Usando la tecnología para ahorrar energía con tus hijos y salvar el planeta, estás construyendo adultos empáticos, responsables y consientes.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.