¿Cómo podemos ahorrar con energía solar? Ante el elevado coste de la luz, es normal que empecemos a pensar en opciones. Poco a poco, las placas fotovoltaicas empiezan a formar parte del paisaje rural y urbano español, pero también del empresarial o industrial. Desde 2021, el autoconsumo solar en España ha protagonizado un gran despegue, y se está consolidando a pasos agigantados. Los datos de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) recogen que solo en el año 2021 en España se instalaron entre 1.200 y 1.400 MW de capacidad eléctrica asignada a placas solares, lo que supone más del doble del año anterior.

Sin embargo, todavía no aprovechamos todo el potencial que la energía solar ofrece a pesar de que España se posiciona como el sexto país más soleado del mundo con una media de 2.500 horas de sol, tan sólo el 30% de toda la demanda eléctrica de nuestro país proviene de paneles solares. Por eso, EcoFlow, compañía especializada en el desarrollo de soluciones de energía portátil y renovable, da a conocer algunos usos de las placas solares:

  • Viviendas: el uso de paneles solares para viviendas abarca una amplia variedad de opciones, y cada vez son más las familias las que deciden instalar las placas solares en sus casas.  A menudo se tiende a pensar que su uso es simplemente para la iluminación o para proveer la electricidad necesaria a algunos electrodomésticos, pero las placas solares también permiten convertir la energía solar en térmica para disfrutar del agua caliente en casa a lo largo de todo el año, así como de la calefacción o suelo radiante únicamente con la energía del sol. El número de módulos instalados y la estructura disponible en el tejado permitirá consumir más o menos energía, sin olvidar que la orientación e inclinación de las placas solares son factores a tener en cuenta para generar el máximo de electricidad posible procedente del sol.
  • Alumbrado público: los municipios españoles están empezando a incorporar la energía solar en el alumbrado público, lo que permitirá iluminar carreteras, zonas urbanas, viviendas, actividades al aire libre o incluso pasos de cebra. La iluminación se crea mediante el uso de dispositivos conocidos como luminarias o farolas solares. La batería se carga durante el día, y esa energía almacenada se convierte en electricidad para que la lámpara LED funcione durante la noche. De esta manera, se logra un importante ahorro de energía.
  • Automoción: la transición energética pasa por una transformación radical en el sector de la automoción. En la actualidad, están en proceso de desarrollo vehículos con placas solares, que podrían presentarse como solución a los problemas de batería de los coches eléctricos y al tiempo que requiere su recarga. Esta tecnología permite que los coches reciban alimentación mediante células fotovoltaicas que convierten la energía del sol en electricidad que alimente la batería o el motor del coche eléctrico. A parte de ser innovadora, esta tecnología destaca por ser totalmente ecológica ya que utiliza una fuente de energía renovable y además no genera emisiones.
  • Transporte público: desde hace unos años existen fabricantes del sector de la automoción trabajando en la incorporación y fabricación de modelos de vehículos que se mueven gracias a la energía solar. Esta práctica hace un uso eficaz de la energía solar y se amplía a múltiples transportes como autobuses, trenes o incluso carreteras accionadas con luz solar. La implementación de placas solares permite hacer mucho más sostenibles este tipo de vehículos, así como la reducción de un importante número de emisiones CO2 a la atmosfera.
  • Usos profesionales: la energía fotovoltaica se aplica también en explotaciones agrícolas y ganaderas. Es decir, la energía del sol permite programar el riego de los campos, pero también los paneles solares se pueden utilizar para una mejora en la gestión de las granjas de animales ya que a menudo se encuentran alejadas de las líneas de distribución eléctrica y los paneles permiten en estos casos electrificarlas (iluminación, motores, etc.).

Paneles solares portátiles para ahorrar

Con la subida del precio de la energía y la creciente concienciación sobre el ahorro en las facturas de la luz mientras se contribuye a ser sostenible con el medioambiente, son muchas las personas las que se hacen esta misma pregunta, ¿se puede ser autosuficiente con energía solar fotovoltaica? Lo cierto es que sí, se puede ser independiente y desconectarse de la red eléctrica usando placas solares que almacenen la energía en las baterías solares para conseguir obtener un círculo energético completamente sostenible.

“Estamos en un momento crucial, en el que es imprescindible apostar por modelos de energía sostenible y renovable que permitan garantizar el abastecimiento de recursos a un precio accesible”, señala Ryan Xing, Director Regional de EcoFlow en Europa “Por este motivo, en EcoFlow estamos plenamente comprometidos con la búsqueda de entornos sostenibles alineados con las necesidades que demandan las personas cada vez más concienciadas y demandantes de una sociedad autosuficiente y descarbonizada energéticamente”, concluye Ryan Xing.

Ante la creciente demanda de políticas que contribuyan al cuidado del medioambiente, apostar por las placas solares permitirá ser más sostenibles, así como cambiar la mentalidad de la sociedad a la hora de elegir las fuentes de energía alternativas. Por eso, uno de los principales objetivos de EcoFlow es ofrecer paneles solares desde 110W hasta 400W que den respuesta a las crecientes necesidades de la sociedad, sin olvidar las baterías portátiles que también forman parte de su catálogo de productos.

Periodista. Mezclo #tecnologia y ciencia que mejora la vida de las personas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.