¿Has recibido una llamada de ADS Energy para ofrecerte descuentos en luz y gas? Sigue leyendo porque te interesa: Las estafas telefónicas parecen volver a estar de moda en estos tiempos. En esta ocasión, se trata de la llamada del descuento de 30% en luz y gas. Tal vez motivado por el auge del teletrabajo, cada día son más frecuentes los servicios ofrecidos vía telefónica o electrónica, todo de manera 100% remota. Pero no debes dar nunca datos personales ni mucho menos bancarios. Te explicamos por qué.

La era de lo digital trae muchos beneficios, pero también riesgos de seguridad informática a nivel personal y financiero. Aprovechándose de la confianza que depositamos en los servicios a distancia, es como surge el engaño de una llamada telefónica o correo electrónico. ¿Has oído hablar de la llamada de estafa de Microsoft? Pues esto es parecido.

Todos queremos ahorrar, más en estos tiempos, así que el gancho de ofrecer un descuento de 30% en luz y gas que ya tiene en alerta a muchos, y se ha posicionado como la nueva estafa telefónica. Veamos de qué se trata para evitar ser víctima de este engaño.

Qué son las estafas telefónicas

Primero ponte al tanto para saber a lo que te enfrentas. Quizás para algunos la idea de una llamada que puede terminar en robo y engaño podría no tener mucho sentido. Te explicamos entonces cómo funciona esta estrategia de estafa para que no caigas en ella.

Una estafa telefónica, también conocida como fraude telefónico o por telemarketing, es un tipo de delito que se lleva a cabo por medio de contacto meramente telefónico, y que generalmente busca sustraer dinero bajo engaño a través de lo solicitud de un pago anticipado por un pseudo-servicio contratado. 

Este mecanismo de acción criminal también se utiliza para robar información personal, y puede derivar en suplantación de identidad para cometer otros delitos, o tener acceso a la información bancaria de una determinada persona. Todo a través de una simple llamada.

ADS Energy: ¿Estafa o buena oferta?

La alerta de estafa se realiza en torno a ADS Energy, una compañía de suministro de energía eléctrica y gas ubicada en Barcelona, que según su Web ofrece “las mejores tarifas y descuentos en este tipo de servicios públicos“.

Los afectados reportan que han recibido una llamada telefónica proveniente de un supuesto asesor comercial de la compañía, quien promocionaba las insuperables tarifas en servicios de ADS Energy. La llamada del descuento de 30% en luz y gas anuncia un ahorro en facturas, si se aceptaban las condiciones del contrato ofrecido por el representante comercial. 

La estafa opera en general así: Recibes una llamada telefónica de la supuesta compañía, o de una convincente empresa intermediaria en el ramo, que te presenta la posibilidad de rebaja en tu consumo de luz y gas. Para validar el nuevo contrato de servicios recibes un mensaje de texto a firmar electrónicamente. Posteriormente, se te solicita un anticipo de dinero

Esta no es la única estafa telefónica que anda al acecho. Hay reportes diversos sobre modus operandi muy similares, en los que el estafador se presenta como agente de X compañía o intermediario para proponer un cambio en los servicios de su proveedor habitual.

Otros señalan que sus contratos anteriores han sido anulados y que han recibido facturas por cobros que no han acordado, todo después de haber recibido una de estas sospechosas llamadas. Para conocer los relatos de quienes han sido ya víctimas puedes visitar este enlace de HelpMyCash. 

Cómo protegerte de una estafa telefónica

Evita ser víctima de la llamada del descuento de 30% en luz y gas siguiendo estas recomendaciones que te damos a continuación. Protege tu información personal y financiera y no seas presa de este engaño.

  • Si recibes una llamada de un número desconocido que se identifica como representante de tu compañía de servicios públicos y te despierta sospechas, finalízala rápidamente y repórtala de inmediato a tu compañía antes de entrar en detalles con el negociador de servicios al teléfono. 
  • No aceptes ningún contrato verbal, ni por vía electrónica, que haya sido propuesto, sin antes confirmar su validez directamente con un representante autorizado de tu compañía de servicios.
  • No compartas ninguna información personal, bancaria ni contraseñas vía telefónica. 
  • Consulta por Internet el origen del número telefónico del cual has sido contactado, y cerciórate que no haya sido ya reportado.
  • No cedas ante presiones. Desconfía de una llamada que te incita a realizar pagos o facilitar información intransferible con prisa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.