Los métodos de enseñanza desde la tierna infancia evolucionan a pasos agigantados, adaptándose a los rápidos cambios de la tecnología y la comunicación. La robótica para niños es una de esas herramientas de aprendizaje que facilitan la comprensión de la ciencia y la informática de una forma divertida.

No se debe subestimar la capacidad que tienen los más pequeños de aprender conceptos difíciles y desarrollar habilidades, como el razonamiento abstracto o la programación. En vista de sus ventajas, en este post aprenderás qué es la robótica para niños, cómo se enseña y todo lo que debes saber.

Qué es la robótica para niños

La robótica para niños es una disciplina educativa, cuyo objetivo es ayudar a los chicos a adquirir habilidades y conocimientos mediante el diseño de robots. Con un aprendizaje tanto activo como divertido, se logra que el pequeño estudiante tenga su primer contacto con la tecnología y la programación.

Con las nociones básicas de mecánica, circuitos electrónicos y programación, el jovencito puede armar un robot, aprendiendo de forma divertida, diseñando su propio juguete. Ya no es solo un oyente en una clase, si no que aplica conocimiento práctico y adaptado a su edad para aprender matemáticas y ciencias.

Cómo se enseña la robótica para niños

De nuevo, la robótica para niños no es una materia complicada donde deban aprender códigos de difíciles lenguajes de programación o mecánica cuántica. Los profesores o los padres que la imparten se valen de diversos métodos para enseñar de manera simple conceptos como la fuerza, la energía o la mecánica.

Con el objetivo de involucrar a los pequeñines de la casa con la robótica se pueden utilizar algunas de estas ayudas:

  • Proyectos educativos de robótica para niños:

Existen aplicaciones, vídeo tutoriales en Youtube y juegos especializados para enseñar conceptos básicos de programación para los niños, tales como Kidlo Coding. Básicamente, enseñan a realizar un circuito para encender una bombilla o construir un robot casero, usando como estructura juguetes de lego y otros componentes sencillos.

  • Kits y juguetes de robótica para niños:

Dependiendo de la edad del niño, puedes regalarle kits de robótica que traen piezas prediseñadas que pueden ensamblarse, y en algunos casos programarse. Algunos ejemplos son: kits de lego como el Boost o Skipe, kits de otras marcas como Tin Can Robot, Dash and Dot, Sntieecr, MBot o Wonder Workshop.

  • Libros de robótica para niños:

No hay que subestimar el valor de un buen libro especializado en este campo, aunque no tanto como material de lectura sino como material didáctico para padres o maestros. No obstante, también pueden usarlos niños mayores de 12 años que sepan algo de programación.

  • Cursos y talleres de robótica para niños:

Inscribir al niño en un curso adaptado a su edad lo acercará mucho más a las llamadas habilidades STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Las aulas están adaptadas de forma más eficiente a la enseñanza metódica y cuentan con instrumentos o equipos especializados en el área.

Beneficios de la robótica para niños

Es mucho más fácil recordar lo que se practica, por eso la robótica para niños es fascinante. Con ella los pequeños razonan, plantean, construyen, participan y juegan, poniendo en práctica lo que aprenden en los cursos o tutoriales.

No se trata de formar a los próximos genios de la ciencia, lo que se pretende es otra cosa. Este método de enseñanza fomenta la creatividad, la capacidad de innovar e inventar, desarrollar pensamiento lógico y superar retos desde una temprana edad.

Periodista de tecnología.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.