A la hora de elegir un ordenador para estudiantes es necesario entender las necesidades que se van a presentar a lo largo del curso. Por suerte, hoy en día existen todo tipo de equipos con especificaciones avanzadas, lo que nos facilita enormemente esta tarea. Sin embargo, no todos los usuarios saben qué tipo de equipo es el que más les conviene. Te explicamos.

Hay muchos detalles a tener en cuenta: procesador, memoria RAM, pantalla, almacenamiento interno… A esto hay que añadir que según sea la especialidad a cursar, así debería ser nuestro equipo. Si estás pensando comprar un ordenador y no sabes por dónde empezar, has llegado al sitio correcto. Hoy te enseñaremos todo lo que debes saber para escoger el mejor para ti.

Cómo elegir un portátil para estudiantes

Existen muchos aspectos de importancia en los que hay que poner énfasis antes de decantarse por un ordenador para estudiantes. Aunque en el ámbito de las especificaciones técnicas hay variaciones según la carrera que estemos estudiando, hay elementos generales imprescindibles:

Portabilidad

Sin duda alguna, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. En algunos casos, la vida de estudiante obliga a trasladar el ordenador de un lado a otro, por lo que debes procurar elegir un modelo portátil. Además, comprobar que las dimensiones del dispositivo que vayas a elegir sean las más cómodas para ti. De no ser así, puedes adquirir un equipo de escritorio que se ajuste perfectamente a tus necesidades de estudiante.

La pantalla

La pantalla es un factor fundamental a tener en cuenta según qué carrera estés cursando. Sin embargo, independientemente de ello, debe tratarse de una pantalla amplia y lo suficientemente nítida. Entre 13 y 17 pulgadas sería un valor más que aceptable. Preferiblemente mejor de 15, ya que si no sube demasiado el peso del equipo, en caso de tratarse de uno portátil.

El tamaño del panel está relacionado con la resolución. De este modo, si estás estudiando arquitectura o diseño gráfico, la resolución juega un papel muy importante. En este sentido no debes escatimar en calidad, ya que se notará a la hora de usar el equipo.

El procesador

En cualquiera de los casos, un buen procesador es un factor fundamental con el que debe contar un buen ordenador de estudiantes. Algunos modelos de procesador como Intel Core i5 o Ryzen 5 son los que más merecen la pena, y los que a su vez cuentan con la mejor relación calidad-precio. También es de vital importancia fijarse en los GHz. Lo más recomendable en este sentido es hacerse con un procesador de unos 4 GHz aproximadamente.

La memoria RAM

La memoria RAM junto con el procesador es otro factor clave en pro a elegir un ordenador que fluya a la perfección. Los mejores ordenadores de estudiantes en general cuentan con unos 8 GB de memoria RAM. Menos de esa cantidad podría resultar demasiado lento.

El almacenamiento interno

El tema del almacenamiento interno no suele ser tan problemático a la hora de adquirir un ordenador para estudiantes. Por lo general, la mayoría vienen con un almacenamiento interno de 256 GB o de 512 GB, que no está nada mal y da para guardar muchos datos. En cualquier caso, siempre se puede ampliar a través de memorias o discos duros externos, así como de servicios de almacenamiento en la nube (Dropbox, Google Drive…).

Lo que si es importante es decantarse por un ordenador que tenga almacenamiento SSD en lugar de HDD, ya que este tipo de almacenamiento es más rápido y hace que el equipo se caliente menos y trabaje más rápido.

¿Qué ordenador elegir según tu carrera?

Como ya hemos comentado, la elección de un ordenador de estudiantes ideal pasa por entender las necesidades de cada carrera. En ese sentido, estas son algunas de las especificaciones que te recomendamos tener en cuenta para cada carrera:

Para estudiantes de ingeniería e informática

Hay que priorizar la calidad del procesador y la cantidad de memoria RAM del equipo por encima de las demás cosas. Lo ideal es contar al menos con un procesador Intel i5 que trabaje con 8 GB de memoria RAM. Asimismo, la autonomía del dispositivo tampoco debe descuidarse, contando al menos con una batería de duración de 6 horas.

Para estudiantes de arquitectura 

Debido a los tipos de software que se utilizan en esta carrera, lo más idóneo es optar por un procesador Intel Core i5 o Ryzen 5 de última generación como mínimo. De igual forma, una memoria RAM de 8 GB o de 16 GB es lo que mejor podría venir, sin olvidar una tarjeta gráfica de al menos 2 GB de capacidad.

Para estudiantes de diseño gráfico

En esta carrera se aplica lo mismo que lo dicho con la carrera de arquitectura. Incluso, podríamos recomendarte optar por un procesador Intel Core i7 para tener una mejor experiencia. Y para conseguir un mejor rendimiento, el equipo escogido debe contar con 4 GB de tarjeta gráfica.

Para estudiantes de medicina, administración y derecho

A nivel de memoria RAM, puede optarse por un equipo de 4 GB. Pero al tratarse de carreras donde probablemente se manejen muchos archivos, se recomienda un almacenamiento de 1 TB. Sin embargo, puedes elegir un ordenador con un procesador Intel i3 o Ryzen 3.

Nota: todas las demás carreras que no hemos incluido en esta lista no suelen necesitar especificaciones tan avanzadas. Si la carrera que estudias o planeas estudiar no está aquí, puedes guiarte con las recomendaciones generales que más arriba hemos explicado.

Si no deseas gastar más de la cuenta, ni tampoco pecar al no hacer la inversión mínima necesaria, te recomendamos ampliamente que tengas en cuenta nuestras recomendaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.