Aunque quisiéramos, no siempre podemos atender las necesidades lúdicas de nuestros amigos peludos, así que os traemos un gadget que ofrece una buena solución: FROLICAT BOLT.

Este artilugio consiste en un láser que genera patrones de movimiento aleatorios, dotándolo de una interactividad enorme con el animal.

Pongamos un ejemplo de la utilidad de este láser: Generalmente los gatos tienen un pico de actividad a última hora de la tarde y primera de la noche.

Presumiblemente aprovechen esa hora en su ambiente natural para merodear y encontrar presas rezagadas, aprovechándose de la falta de luz y de su capacidad para ver mejor en la oscuridad que otros animales gracias al tapetum.

Pero a esas horas nosotros, los humanos, llegamos cansados de trabajar o aprovechamos para realizar las últimas tareas domésticas… El problema está en que por mucho que se lo expliques a tu gato, él no lo entenderá y querrá jugar, llegando al punto de desesperarnos su insistencia. El láser puede ayudarnos entonces.

También lo recomendamos para animales con poca estimulación, con problemas destructivos, agresividad por juego y conductas predatorias inadecuadas. Y es que el láser estimula tanto a perros como a gatos, y puede ser válido también para hurones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.