Para las personas que por alguna razón no puedan tener en casa una mascota y necesiten de una para sentirse acompañados y hasta queridos, pueden contar con Qoobo, un robot creado en Japón con el aspecto de un cojín robótico con cola de gato.

Qoobo está diseñado como una especie de mascota robótica con fines terapéuticos que brinda una sensación de confort a quien lo use.

Este proyecto está en Kickstarter donde especifican cómo funciona. Si el cojín robótico con cola de gato es acariciado, agita suavemente. Cuando se frota, se balancea juguetonamente. Y, ocasionalmente, se mueve solo para saludar.


Te puede interesar:
Hasbro Proto Max: la mascota para aprender programación


“Qoobo me intrigó porque la forma de la cola y la forma en que se mueve me traen una sonrisa a la cara. Cuando estás estresado, creo que esto podría reconfortarte y sanarte”. puntualizó su creador, Nobuhiro Sakata Dokkyo.

Este cojín robótico con cola de gato está disponible en gris o marrón claro pero hay que esperar hasta el 2018 para tenerlo en el regazo de quien necesite de la compañía de una mascota.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.