Hasbro apuesta la enseñanza de los más pequeños en cuanto a lenguajes de código. Se llama Proto Max. Es un perro robot para niños de seis años en adelante que enseña las herramientas básicas de programación.

Este juguete ofrece un sistema muy intuitivo. Según publica Engadget, habrán 10 puntos en el cuerpo del perro, entre los que supuesto están las orejas, la cola y la nariz. A través de la app se configurará qué tipo de reacción queremos que el perro tenga según la zona que manipulemos. Los sensores repartidos por esas zonas estratégicas harán el resto del trabajo.


Hasbro Golden Pup, un perro robot hecho para acompañar a los abuelos


Además, el perro juguete cuenta con una zona transparente para que los niños puedan observar el funcionamiento interno del proceso.

Pero, si el niño no desea lidiar de esta forma con Proto Max, puede configurarlo como compañero de juegos. Proto Max no estará solo en el mercado: Más adelante Hasbro lanzará una gama de animatronics para favorecer en el aprendizaje de los niños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.