Mucho ya hemos hablado del juego de Nintendo que tiene a todo el mundo revuelto, el juego de realidad aumentada es la fiebre del momento ya que tiene a miles de entrenadores por las calles cazando pokémones que sólo están en la pantalla de su móvil, pero pocos se han detenido a pensar sobre los peligros de Pokémon Go.

El juego ha desatado también una cantidad de actividades irregulares tanto informáticas como en la calle y los maleantes comunes, ya que si ven un montón de personas con el móvil en la mano caminando por la ciudad sin observar dónde se encuentran son un blanco fácil de la delincuencia, por ello, antes de descargarlo te invitamos a conocer los peligros de Pokémon Go.

Los peligros de Pokémon Go: El Gran Hermano

Como sucede con la mayoría de las aplicaciones que requieren acceso al GPS de tu móvil, Pokémon Go tiene permiso para hacerse de una gran cantidad de datos privados, algo que lo sabrás tan sólo echándole una mirada a la política de privacidad del juego que solicita acceso a correo electónico, dirección IP, ubicación, acceso a la web por la que navegas antes de jugar Pokémon Go y lo más grave sucede si decides iniciar sesión con tu cuenta Google.

El usuario que decide autenticar su ingreso al juego con la cuenta Google le está otorgando una llave maestra para hacer en tu móvil todo lo que Google es capaz  de hacer, de acuerdo a un trabajo publicado por el sitio Urbanian, incluso tiene conocimiento desde dónde has estado, lugares más visitados… En fin los peligros de Pokémon Go empiezan al instante en el que corres el juego en tu móvil por primera vez, ya que el primer peligro es el juego en si mismo.


 

Trucos de Pokemon Go (incluyendo cómo descargarlo en España)


 

El segundo de los Peligros de Pokémon Go: Accidentes

De acuerdo con un reporte hecho por la BBC, desde el mismo momento en el que se conoció la mecánica del juego de realidad aumentada, personalidades y autoridades han levantado alertas sobre los posibles de Pokémon Go al estar una persona sumergida en la pantalla de su móvil sin visualizar en su entorno.

El primer cuerpo de seguridad en realizar una advertencia a la ciudadanía fue la policía del Norte de Australia que recordó a los jugadores la necesidad de mirar hacia sus lados al momento de cruzar una calle, sin importar que una criatura se les vaya del ángulo de la Pokéball.

Seguidamente la policía de Washington, en Estados Unidos realizó un llamamiento similar “nada de buscar Pokémones detrás del volante”.

Pero es que estas advertencias no son infundadas, uno de los primeros casos en los que alguien corre peligros de Pokemón Go, fue el joven Mike Shultz, un estudiante de comunicaciones de Nueva York de 21 años, que intentando capturar a una criatura cayó de su patineta según reporta la BBC, el chico se cortó la mano en el pavimento.

Otro caso ha sido el de Kyrie Tompkins, una diseñadora web  que torció su tobillo al caer en un hueco por atender una notificación de Pokémon a la vista “el teléfono vibró, levanté la vista y caí en hueco”.

Apps caza tontos

Muchos están inquietos por descargarse en España y en los países que no está disponible aún el juego, al punto de instalar aplicaciones alternativas que “dan acceso a Pokémon Go” pero la verdad es que se trata de un timo más de los piratas informáticos y sin saberlos los usuarios se enfrentan a los peligros de Pokémon Go.

En la primera etapa de despliegue del juego, fue tan grande la receptividad del público que las numerosas descargas colapsaron los servidores y esto obligó a retrasar el despliegue en otras regiones.

Conociendo esta situación, un grupo de piratas informáticos han desplegado sus ataques, de acuerdo con un reporte de la compañía de seguridad ProofPoint, existe una aplicación que aparenta dar acceso al juego, pero su objetivo real es dar el control del móvil al atacante.

Por ello la recomendación es mantenerse atento mientras estés en búsqueda de Pikachu por las calles de tu comunidad y si aún no está la versión oficial disponible, será mejor tener un poco de paciencia y no correr los peligros de Pokémon Go.

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.