Un par de meses usando la lavasecadora QuickDrive™ Serie 98 2020 de Samsung en mi día a día me pregunto: ¿Cómo he vivido sin ella hasta ahora? Hay un antes y un después en mi vida, y ya no pierdo tiempo renegando del momento en que me toca tender la colada, ni haciéndolo. Así que aquí comparto mi experiencia y opinión, como siempre sincericida, para que sepas qué aporta tenerla en tu vida y si te merece la pena comprarla… o no.

Lo primero es confesar que no se me había ocurrido hacer un review de una lavasecadora, pero viendo el interés tras compartir mi experiencia con el horno inteligente Dual Cook Flex™ de Samsung, pues me ha parecido interesante también contar qué tal mi vida desde que la QuickDrive™ Serie 98 2020 llegó a mi casa. 

Como siempre, más que un repaso de características técnicas o funcionalidades, aquí compartiré mi experiencia de usuario destacando los aspectos que creo que hacen diferente a esta propuesta para el hogar. Así que, sin más preámbulos, y para no hacer de esto un artículo interminable, entremos en materia. 

Fácil de usar e Inteligente de verdad

La lavasecadora QuickDrive™ Serie 9 2020 de Samsung es muy fácil de usar: cuenta con un panel muy intuitivo que te va indicando los distintos modos de lavado y secado con los que cuenta, donde prácticamente no hay margen de error. Hay modos específicos para Ropa Deportiva, Ropa de cama, Toallas, Sintéticos, Camisetas… Y un Modo ECO para ahorrar agua y energía. 

Pero una de las cosas que me más me ha gustado es que, en caso de duda, tiene un modo ideal para aprovechar el potencial de este electrodoméstico: el lavado con Inteligencia Artificial. Aquí la lavadora realiza un análisis de hábitos de uso para recomendarte los programas y opciones en base a los 25 últimos ciclos, y en función a las condiciones meteorológicas y el tipo de colada que metas en la lavadora.

También me ha resultado muy útil el Auto Dosificador+ que nos permite cargar detergente y suavizante y, en cada lavado, es la propia lavadora la que determina la dosis exacta a utilizar en función del tipo de ropa y grado de suciedad de la misma. Aquí la lavadora usa 4 tipos de sensores para determinar el peso de la colada y calcula la cantidad óptima de agua y detergente. Un sensor de turbidez monitoriza el nivel de suciedad y, si es necesario, agrega más detergente o tiempo de enjuague. Fácil y práctico.

Al principio parece que no aporta mucho, pero en el día a día y cuando pones más de 3 lavadoras por semana, créeme que ayuda mucho porque es un paso menos. Además, puedes configurar alertas para que te indique cuándo queda poco detergente y/o suavizante y por tanto debes recargar. Dichas alertas pueden llegarte al móvil… 

Como lo lees, porque tal como el horno conectado que probamos hace un tiempo, esta lavasecadora también es compatible con la app SmartThings de Samsung a través de la cual podemos elegir el mejor programa para el tipo de ropa que queremos lavar o secar; hacer diagnósticos sobre el estado de la lavadora; configurar alertas sobre cuándo recargar el detergente o suavizante, entre otros. 

Una de las cosas que más me gusta de la app es que te da un estimado del consumo energético de cada uno de los programas de lavado y secado, con lo cual es fácil hacernos una idea de cuánto se consume en cada caso y elegir según preferencias y necesidades. En la misma app puedes ver también el “Control de Energía” que te indica cuántos KW has consumido en cada día de uso de la lavasecadora. 

Tecnologías que la hacen única

La lavasecadora QuickDrive™ Serie 98 2020 de Samsung cuenta con tres tecnologías propias del fabricante que la hacen diferente de otras que podemos encontrar en el mercado: QuickDrive™, AddWash™, EcoBubble™ y AirWash. Pero más que hablar de qué va cada una, porque eso ya lo explicamos en las 5 tecnologías que hacen especial a esta lavadora, ahora mejor paso a contarte las que me han sido útiles con ejemplos reales. 

QuickDrive™

Esto va de velocidad, gracias a esta tecnología la lavadora puede lavar más rápido, ya que cuenta con un doble giro de tambor: la placa trasera de giro independiente le permite optimizar el tiempo de lavado, a la vez que logramos prendas más limpias.

Así podemos conseguir que la ropa salga perfectamente limpia en pocos minutos con programas como Super Speed que lava una carga de 5kg en solo 39 minutos; o el Lavado Rápido de 15 minutos que permite lavar en ese tiempo una carga de hasta 2 kilos, ideal para cuando queremos lavar la ropa del GYM, por ejemplo, y no dejarla en el cesto de la ropa sucia. Aunque, ojo, que el Modo Ropa Deportiva es ideal para estas prendas, pero en mi caso me viene de lujo el modo súper rápido para lavar las mallas de spinning entre sesión y sesión, que solo tengo dos y hago cuatro clases a la semana.

AddWash™

¿Recuerdas lo del calcetín que se queda fuera de la colada? Samsung ha explicado muchas veces la utilidad de la pequeña puerta en el centro de la puerta de sus lavadoras. Y aunque en principio confieso que no lo veía tan útil, desde que cuento con ella más de una vez la he usado…

Y no solo funciona para meter una pieza adicional de ropa, no solo calcetines porque caben hasta vaqueros, sino que también vale para dar un toque extra de suavizante, o añadir algo lavado a mano para centrifugar o agregar un desodorizante por ejemplo, a una colada en específico: simplemente pausas el ciclo, agregas lo que vayas a agregar, cierras la puerta y reanudas el ciclo y listo. Y todo sin tener que vaciar de agua el tambor de la lavadora.

AirWash

Desinfectar con aire caliente es posible con la lavasecadora QuickDrive™ Serie 98 2020. Esto es útil para quitar el olor de alguna prenda, que no quieres lavar con agua y jabón en otro programa. Es útil para quitar el olor a tabaco de un abrigo, por ejemplo, que seguro alguna vez te ha pasado. Esto no significa que quede sucia ni mucho menos: La tecnología AirWash elimina tanto los olores desagradables, como el 99,9% de las bacterias, solo aire caliente. No es necesario hervir ni utilizar productos químicos costosos y potencialmente dañinos. 

La secadora: ahorras tiempo y molestias

Poner lavadoras nunca me ha parecido un incordio, para mí el problema es tender la colada. Es un drama de la vida misma. Sobre todo, cuando llega el momento de lavar ropa pequeña, como la ropa interior, calcetines o, peor aún, ropa de niños. Es una auténtica pesadilla tener que colgar tantas cosas pequeñas, con miles de pinzas para ropa, no nos engañemos es un incordio. 

Así que desde hace tiempo fantaseaba con la idea de comprar una secadora, pero por temas de espacio no daba el paso. Comencé a pensarlo de nuevo con las dos en uno, pero no me convencía qué tanto secaban porque hace muchos años tuve una de este tipo y era imposible conseguir sacar la ropa seca, seca de verdad. 

En eso la tecnología ha avanzado y mucho, así que ahora doy fe de que la ropa sale 100% libre de humedad al secarla en la Samsung QuickDrive™ Serie 98 2020, eso sí, siempre y cuando respete la cantidad que metemos, que no es plan volverse loco porque luego “por lista” me ha tocado repasar el secado… Pero siguiendo las instrucciones, y la marca que está en un lado de la puerta indicando hasta dónde llenar de ropa el tambor, la colada queda perfectamente seca y lista para ser doblada. Ojo que casi tampoco necesita planchado si la doblas cuando está calentita, así que es un ahorro de tiempo impresionante. 

¿Merece la pena comprar esta lavasecadora?

La lavasecadora Samsung QuickDrive™ Serie 98 2020 es una inversión en tiempo y, en mi caso, en mejor humor a la hora de hacer las labores del hogar de las que solo disfruto el momento cocina, el resto siempre ha sido como una pesadilla tener que poner lavadoras, tenderlas, doblar y guardar. Y en una familia con niños pequeños es un trabajo que se repite más de una vez a semana…

No es la más barata del mercado, pero doy fe que es la más completa: En la Web de Samsung está en 1.199,00 euros, que se pueden pagar en 36 cuotas mensuales de 31,99 euros, lo que es bastante asumible y merece muchísimo la pena, a mi forma de ver, si pones más de una lavadora a la semana. 

Y es que confieso que la llegada de esta lavasecadora a mi vida ha marcado un antes y un después. He ganado en tiempo para hacer otras cosas útiles para mí, como tomar un café en calma en el sofá viendo la tele y sin pensar en nada, sin preocuparme porque va a acabar el ciclo de lavado y tendré que, nuevamente, ponerme a tender la colada. Bendita tecnología al servicio del hogar. Bendito invento al servicio de la felicidad. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.