Tras un mes usando el horno Samsung Dual Cook Flex™ ya no tengo dudas: es el horno perfecto. Por versatilidad, facilidad de uso, y capacidad de ahorro de tiempo y energía, es un ejemplo perfecto de cómo la tecnología puede mejorar nuestro día a día, también en la cocina. Así que aquí, más que un análisis tipo review, comparto mi experiencia y opinión en detalle para que decidas si es el horno que necesitas en tu vida, o no. 

<< OFERTA DUAL COOK FLEX EN LA WEB DE SAMSUNG <<

Y es que confieso que me gusta cocinar, pero nunca me había planteado hacer una review de un horno. Que no sabía ni por dónde empezar este análisis. Sin embargo, creo que puede ser interesante contar mi experiencia porque quizá puede ayudar a alguien que se esté planteando comprar un horno Samsung Dual Cook Flex™. Así que intentaré ayudarte a responder dos preguntas que pueden estar cruzando tu mente ahora mismo: ¿Qué aporta en tu día a día tenerlo? ¿Merece realmente la pena comprarlo? Veamos. 

Comenzaré por lo más diferencial que encuentro en el horno Samsung Dual Cook Flex™: su Puerta Flex. Es como tener tres hornos en uno: un horno de gran capacidad (75 litros), que usas abriendo la puerta entera. O bien un horno pequeño al usar solo la parte superior del horno para cocinar platos pequeños y ahorrar energía y tiempo. O bien aprovechar el potencial de la tecnología Dual Cook Flex™ que nos permite usarlo como dos hornos independientes para cocinar platos diferentes, sin que se mezclen sabores ni olores.

Y lo anterior es una ventaja a nivel de ahorro en todos los sentidos: cuando usamos solo la parte superior del horno, en lugar de la cavidad completa, podemos reducir el tiempo de cocinado en un 22% y el consumo energético en un 20%, según cifras que nos ha facilitado Samsung. Y aunque no he podido medir exactamente estos datos, tienen todo el sentido: es mucho más rápido calentar una zona más pequeña, y se usa menos energía. Así que, ya que ahorras, ahorras.

Un horno inteligente de verdad

Con Samsung Dual Cook Flex™ estamos frente a un horno fácil e intuitivo: si sabes cocinar le sacarás muchísimo partido. Y es lo que te comenté antes que es como tener tres hornos en uno, seguro me entiendes. Ahora bien, si la cocina no es tu mayor talento, no te preocupes, porque estás frente a un horno muy fácil de usar. 

En su parte superior encontramos el panel de control, compuesto por un selector de modos que debemos girar para seleccionar una función o un modo de cocción. Vemos también una pantalla que muestra información sobre los ajustes seleccionados: temperatura, tiempo de cocción, modo seleccionado. 

Verás también el icono de una bombilla, que sirve tanto para encender y apagar la luz interior, como para activar el bloqueo para niños, por temas de seguridad: dejas pulsado 3 segundos y se queda bloqueado; vuelves a pulsar 3 segundos y lo desbloqueas. A los que tenemos peques en casa seguro nos viene bien conocer este detalle. 

Además, Samsung Dual Cook Flex™ es un horno inteligente que te guía para cocinar fácilmente y sin errores. Cuenta con función WiFi y gracias a la aplicación SmartThings™, disponible para dispositivos móviles, y que tras descargar emparejas con el horno en un segundo, nos permite supervisar y controlar el horno en cualquier momento y desde cualquier lugar a través del móvil. Así, podemos precalentar, apagar, y comprobar la temperatura y el tiempo de cocción. 

En la app encontramos también la “Guía de cocción” que nos recomienda el modo óptimo para las recetas, incluso cuando usamos las dos zonas del horno al mismo tiempo. No hay pérdida posible, porque incluso te dice el modo exacto de cocción a elegir, qué accesorio o bandeja usar, en qué altura debes ponerla, y el tiempo de cocción recomendado. 

Aquí ya queda claro que es mucho más que un horno: es tecnología para ayudarnos en el día a día. Y es que viene bien incluso para quienes cocinamos porque no tenemos la típica duda de cuando estrenamos horno, o cocinamos en uno que no conocemos: tener miedo de pasarnos o quedarnos cortos de cocción. Con Samsung Dual Cook Flex™ no nos pasa porque es un horno inteligente de verdad: Los niveles de calor se monitorizan y ajustan constantemente para reducir la fluctuación de temperatura y asegurar que la cocción sea perfecta.

Versatilidad y opciones para todos

Samsung Dual Cook Flex™ nos da muchísimas opciones a la hora de cocinar. El modo más diferencial, sin duda, es el modo de “doble cocción” que justifica su nombre. Al usar el divisor (una especie de bandeja que se coloca en una ranura específica en la mitad de la cavidad del horno) que nos permite separar la cámara de cocción en dos zonas, podemos elegir entre dos modos de cocción distintos al mismo tiempo, o simplemente elegir la zona en la que queremos cocinar. Para esto vamos de nuevo al selector de modos y elegimos el que queremos. 

Sobre los modos disponibles tenemos que hablar porque dan mucho juego. Veamos: 

  • Modo Convencional: el más común de todos y que se usa en prácticamente todas las recetas del día a día. El calor, en este caso, se genera desde los elementos calefactores superior e inferior. 
  • Modo Convección: El calor se genera de la parte posterior y se distribuye por toda la cavidad del horno gracias al ventilador. Es el que funciona mejor cuando queremos calor uniforme, y cuando queremos usar ambos niveles al mismo tiempo.
  • Modo Calor Superior o Inferior + Convección: Dependiendo de lo que seleccionas, el calor sale de la parte superior o inferior, y se distribuye con el ventilador de convección. Seleccionar el calor superior o inferior depende de lo que cocinemos: si es una pizza o un pastel, nos viene bien el calor inferior. Si lo que horneamos es una lasaña y queremos la parte de arriba crujiente, pues seleccionamos el calor superior. 
  • Calor inferior: Este modo es para cosas puntuales como una pizza, por ejemplo. O un plato en el que queramos que la base o parte de abajo quede crujiente. 
  • Modo Asado Profesional: Ideal para carnes o pescados. Aquí se realiza de forma automática un ciclo de precalentamiento hasta los 220 grados. Seguidamente el calefactor superior y el ventilador de convección comienzan a funcionar para dorar alimentos como la carne o el pescado, que tras dorarse se cocinará a temperatura baja para que quede jugosa. Muy pro como su nombre.
  • Convección ECO: Pensado para ahorrar energía. Este modo no necesita precalentamiento, y usa el sistema de calentamiento optimizado para ahorrar energía mientras se cocina. 
  • Gratinador: Tiene dos opciones: uno en el que se activa el gratinador grande para dorar la zona superior de un asado o una lasaña. Y otro que es el “gratinador eco” que emite menos calor y está pensado para pescado, por ejemplo.

Mención aparte merece el modo “Cocción Automática” pensado para cocineros con menos experiencia. Hay 50 recetas para este modo: 40 para usar con el horno en modo completo, y 10 para usar en el modo Dual Cook. El tiempo de cocción y la temperatura se ajustan de forma automática. Puedes consultar estas recetas en el manual del horno, o bien en la aplicación SmartThings™, que te mencioné antes.

Fácil de usar, y fácil de limpiar

Una de las cosas que más valoro en la tecnología del hogar es que sea, además de fácil de usar, fácil de mantener. En el caso de un horno, es fundamental que sea fácil de limpiar, y este es el caso del horno Samsung Dual Cook Flex™ que tiene dos modos de limpieza disponibles: limpieza por vapor y limpieza pirolítica. 

La limpieza por vapor es útil para limpiar la suciedad ligera. Basta con poner agua en la parte inferior del horno y seleccionar el modo correspondiente. Luego con un paño seco limpiamos el interior del horno y listo. El modo de limpieza pirolítica, por su parte, es una limpieza térmica a alta temperatura, ya que quema los excesos de grasa para facilitar la limpieza manual. 

Los accesorios y las puertas se pueden limpiar, por dentro y por fuera, con un paño húmedo con jabón. Y listo. Fácil y rápido. Lo ideal es limpiarlo frecuentemente para evitar que se acumule grasa. Y la verdad que al ser tan fácil es un paso más en la limpieza del día a día.

¿Merece la pena comprar este horno?

Samsung Dual Cook Flex™ tiene un precio de 899 euros. Es una inversión interesante por el ahorro de tiempo y energía que representa en cuanto comienzas a usarlo. Un dato a tener en cuenta es que en la tienda online de Samsung lo encontramos con opciones de financiación a 36 meses, con lo que se quedan plazos mensuales de unos 25 euros. Nada mal.

Y siempre hay que comparar las ofertas que se puedan encontrar en tiendas, porque suelen salir promociones interesantes como esta que puedes ver aquí:

Después de estar usándolo un mes tengo que decir que sí que merece la pena comprarlo. No es un horno barato, pero es que es mucho más que un horno. Por la versatilidad que nos ofrece, por lo fácil que resulta usarlo sepas cocinar o no, y por el ahorro de tiempo y energía que supone, que luego sabemos que se traduce en ahorro de dinero, es sin duda una opción a tener en cuenta si te estás planteando cambiar de horno y permitir que la tecnología te ayude en tu día a día, también a la hora de cocinar. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.