En Dinamarca fue puesto en marcha un sistema de aprendizaje automático en el servicio de llamadas de emergencia que podrá salvar vidas. Se llama Corti y es una Inteligencia Artificial que diagnostica ataques cardíacos.

Desarrollada por una compañía que lleva su mismo nombre, Corti funciona en Copenhague desde 2016 y refuerza el trabajo de los despachadores que atienden las llamadas en el 112 ( el 911 danés).

Durante la llamada, Corti analiza la conversación y pistas no verbales para detectar un paro cardíaco y ayudar al operador a dar instrucciones más precisas al paciente.


Te puede interesar:
Parche inteligente ‘made in Venezuela’ alerta sobre ataques cardíacos

“huawei

En pruebas previas, Corti alcanzó un 95% de eficacia contra un 73% de la respuesta de los operadores, también capacitados para socorrer en estos casos. Esto se debe a que este asistente aprende con cada llamada y no por un patrón fijo.

La Inteligencia Artificial que diagnostica ataques cardíacos se encarga también de verificar si la ambulancia va en la dirección correcta. En un futuro la empresa fabricante espera conectar Corti con drones para enviar desfibriladores a quienes lo ameriten.

“ecosistema

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.