Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que sufren insuficiencia cardiaca, se lleva a cabo el desarrollo de Hearten, proyecto basado en la creación de aplicaciones de salud para móviles –o también llamadas mHealth- con las que además se les facilite la labor a los profesionales sanitarios en el cumplimiento de los tratamientos médicos de estos pacientes.

Y es que a través de las aplicaciones de Hearten, le será posible al paciente la obtención de datos -en tiempo real y a través de su móvil- del estado de sus constantes vitales; y por su parte, los sanitarios y cuidadores también tendrán a su alcance dicha información, por la que podrán hacer un seguimiento de la enfermedad, emitir avisos o coordinar terapias, entre otras opciones.

Fuentes del CSIC, además de destacar que Hearten es llevado a cabo por un consorcio del que forma parte el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y es financiado por la Comisión Europea, han resaltado que está programado el desarrollo de un biosensor para la medición/control del aliento, la saliva, el ritmo cardiaco, la presión arterial y la actividad física del paciente.

“Todos los datos recopilados se combinarán con la información nutricional y el seguimiento del peso, que incorporarán cuidadores y profesionales de la salud. Después se transmitirán y almacenarán en la nube de Hearten, donde un sistema de gestión los analizará y generará en el móvil del paciente alertas, guías, tendencias y modelos predictivos”, han ilustrado los informantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.