Ya no cabe ninguna duda de que el mundo laboral está cambiando, y la pandemia que vivimos ha sido la que ha impulsado definitivamente el teletrabajo. Los horarios rígidos de oficina forman parte del pasado. Ahora lo que se está implementando en la mayoría de sectores es disponer de una mayor flexibilidad, buscando un equilibrio entre la vida personal y la laboral. Te contamos en qué consiste el Flexiworking, una realidad necesaria post-pandemia.

Una de las grandes lecciones que hemos aprendido bajo las circunstancias que vivimos, es que resulta necesario disponer de un modelo de flexibilidad laboral. Los ambientes rígidos y tradicionales se tienen que ir adaptando y reinventándose, a medida que se mantiene el estado de alarma.

Si bien está siendo un duro batacazo para la mayoría de negocios, sobre todo para los que están relacionados con el turismo y la hostelería, no deja de ser una oportunidad para encontrar soluciones adaptadas a los nuevos tiempos. La tecnología es la responsable de que este cambio pueda ser posible, de manera que está teniendo un papel fundamental, tal y como veremos a continuación.

¿Qué es el Flexiworking?

El término flexiworking no es un término nuevo, estaba ya establecido antes de la pandemia, y era un ideal al que pretendían llegar muchas empresas. Las grandes compañías, con el fin de motivar a sus empleados y aumentar así su productividad, consideraron el flexiworking como una estrategia interesante. Consiste sobre todo en dar un mayor espacio a los trabajadores para que establezcan sus propios horarios, y puedan compaginarlos sin problema con su vida personal. El objetivo es dejar atrás la estandarización de los horarios.

¿Te imaginas comenzar un día tu trabajo a las 9 de la mañana y otro día a las 11? Esto es lo que se pretende con el flexiworking. Pero va mucho más allá, ya que contempla el trabajo a distancia desde casa, o tal y como lo conocemos ahora el “Teletrabajo”. Así se puede incluso hacer las mismas horas semanales pero en menos días si se quiere. Esta es la verdadera flexibilidad laboral, que algunas empresas en España ya estaban llevando a cabo, como es el caso del Banco Santander. En la actualidad, tras lo vivido por el Covid-19, la mayoría están implementando este paradigma laboral.

¿Cuáles son sus ventajas?

La tecnología ha tenido un papel protagonista para que los trabajadores nos adaptemos sin problemas al teletrabajo, ya que ha hecho posible que montemos nuestras oficinas en el entorno del hogar. Aunque el flexiworking va mucho más allá de todo esto, puesto que conlleva algunos beneficios tales como:

  • Elegir el horario de entrada y salida
  • No perder nuestro tiempo en atascos y en hacer el recorrido hasta el trabajo de ida y vuelta.
  • Elegir qué días quieres trabajar menos y los días que estás preparado para trabajar más.
  • No trabajar en base a horas, sino en base a proyectos, tareas u objetivos.
  • Elegir los días de vacaciones.
  • Mayor productividad.
  • Disminuye el absentismo laboral.

Esta es la verdadera flexibilidad laboral, que tal y como se ha demostrado hace que los trabajadores se encuentren más felices, y por lo tanto sean más productivos. También se ha descubierto que este modelo laboral reduce el estrés de los empleados, mejorando así su salud y bienestar, tanto a nivel físico como emocional. Además, uno de los aspectos más importantes a destacar, es que permite la conciliación de la vida laboral con la familiar y personal.

Desventajas del Flexiworking

La principal desventaja es que no en todos los puestos de trabajo es posible aplicar el flexiworking. La hostelería, por ejemplo, no es un sector que pueda beneficiarse de este nuevo modelo laboral. Está destinado sobre todo a quienes trabajan en oficinas, pero, como hemos comentado, el flexiworking no es solo teletrabajo sino que va mucho más allá. De manera que sí se puede ir implementando la esencia de la flexibilidad en cuanto horarios, turnos de trabajo, y posibilidad de que el trabajador organice su tiempo libre y descanso.

Hay muchos trabajadores que prefieren no trabajar en casa, porque les supone un mayor esfuerzo organizarse, concentrarse y obtener un rendimiento óptimo. No a todo el mundo le parece favorable trabajar desde casa, al igual que hay muchos profesionales que prefieren que sea la propia empresa la que les organice el trabajo y les den las pautas a seguir. Al final también hay que contar con el propio perfil personal que tenga trabajador para establecer qué es lo más conveniente en cada caso.

¿Forma parte del futuro?

Podemos decir que esta nueva forma de trabajar forma parte de nuestro presente. La pandemia ha desencadenado que esto sea una realidad necesaria. Por lo que tanto empresas como trabajadores autónomos, se han visto de alguna manera obligados a tener que hacer estos cambios repentinamente.

La tecnología en este sentido se adapta a nuestras necesidades, consiguiendo que tengamos sillas de trabajo más cómodas, periféricos más ergonómicos, velocidades de conexión rápidas, software que nos facilita el trabajo, al igual que cualquier tipo de tarea, asistencia 24 horas, etc.

Algunas de las empresas que ya están funcionando con el modelo laboral del flexiworking son: IBEX, Iberdrola, IBM, Vodafone, Repsol, entre otras muchas que cada día se van sumando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.