“banner

El FBI ha acusado formalmente a dos de sus ex agentes de haber cometido fraude bancario, lavado de dinero y otros delitos, luego de que estos se apoderaran de una cantidad de Bitcoins, pertenecientes a una importante suma de este dinero virtual, que fue decomisada durante el cierre del sitio de venta de drogas en línea, Silk Road, en octubre del año pasado.

El decomiso de aquellas criptomonedas se llevó a cabo luego que se comprobara que Silk Road, fundado por Ross Ulbritch, unos de los cibercriminales más buscados del mundo, participaba en acciones delictivas. En total, se trataba de 33 millones de dólares en Bitcoins, de los cuales los agentes Carl Force, de 46 años y Shaun Bridges, de 32, querían una cuota.

Bridges era quien lideraba la investigación contra Silk Road y se conoció que en alguna ocasión, llegó a pedirle a Ulbritch -quien también era conocido como Dread Pirate Roberts– 250.000 dólares a cambio de no revelar al gobierno información sobre sus actividades ilícitas. Además, utilizando la cuenta French Maid obtuvo del ciberdelincuente la suma de 100.000 dólares en Bitcoins y luego realizó transacciones con esas monedas virtuales y dólares reales por montos hasta de 235.000 dólares, enviados a Panamá para el lavado de dinero. Esto se sumaría a otros delitos.

Por su parte Bridges, habría robado 820.000 dólares mediante transferencias de Bitcoins, previamente sustraídas a Silk Road, para luego depositarlas en el Mercado de Divisas Mt. Gox, en su sede de Japón. Posteriormente, firmó una orden para la confiscación de millones de dólares en Bitcoins de cuentas de Mt. Gox y más tarde, cuando el FBI inició una investigación por actividad sospechosa en Silk Road, el ex agente transfirió 250.000 dólares de su cuenta, a otra que compartía con alguien más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.