Escoger una buena cámara compacta no es tarea fácil, sobretodo, por la gran cantidad de productos de este tipo que existen actualmente, en el mercado fotográfico. Aún así, puedes seguir estas 10 claves que te guiarán en tu búsqueda.

Antes de comenzar, debes tener en cuenta que lo principal está en hallar una perfecta combinación entre características y precio. La idea no es ir por una cámara buena, pero demasiado costosa, cuando se puede adquirir otra con características parecidas a más bajo costo, ni tampoco terminar con una cámara muy económica que no cubra las expectativas.

1.- No esperes pagar menos de 165€

Los precios de las cámaras digitales pueden variar y más aún de las cámaras compactas, cuyo rango de consumidores puede ser muy amplio. Como estos pequeños equipos de bolsillo tienden a cumplir con las exigencias de la gente común así como también de aficionados a la fotografía, se debe tomar en cuenta que hacer una buena adquisición de estos modelos el precio es relevante para determinar un producto de calidad pero que no golpee nuestra economía. Si la cámara está por encima de los 165€ muy probablemente garantiza un buen compendio de características con un zoom óptico decente.

2.- La cantidad de megapíxeles no es tan relevante

Expertos señalan que a la hora de escoger una cámara compacta, la cantidad de megapíxeles que marque entre sus especificaciones, no es determinante. De hecho, una con 5 megapíxeles es capaz de generar buenas impresiones posteriores de fotografías para un portarretrato. No obstante, las mejores cámaras a buen precio pueden ofrecer al menos 14 megapíxeles.

3.- Mientras más compacta, menos opciones y configuraciones

A veces el tamaño puede importar, especialmente si lo que se desea es una cámara tan pequeña que pueda entrar en el más estrecho de los bolsillos. Pero esto puede ser una desventaja para aquellos a quienes les gusta jugar con sus fotografías. Mientras más reducido es el tamaño, muchas menos opciones y configuraciones ofrecerá la cámara. Controles manuales para ajustar funciones como la ISO o el balance de blancos, puede no ser posible con una cámara ultra compacta.

4.- Un lente gran angular de 25mm es imprescindible

Del ángulo que tenga el lente de nuestra cámara compacta, depende todo lo que puede entrar en la composición fotográfica cuando se hace un zoom-out. Según conocedores del tema, el número de milímetros más bajo permite imágenes de paisajes o fotos grupales de buena calidad. Entre 18 y 30 milímetros de un gran angular, se consideran ideales para el común de la gente.

5.- Un flash potente es una característica que no debe pasarse por alto

Aunque la mayoría de las cámaras compactas traen luz de flash incorporada, esta función debe ser tomada en serio si se quieren lograr fotografías bien iluminadas cuando hay poca luz. Por ende la recomendación en este sentido es buscar al menos 5m en el flash como mínimo para obtener las imágenes deseadas.

camaras

6.- El sensor de buen tamaño permite mejores fotos

Las cámaras compactas tienen por lo general, sensores de buen tamaño con los que se consiguen buenas fotografías en situaciones de baja iluminación. Incluso, logran mejor este efecto que los más avanzados smartphones. Con el fin de hallar una buena cámara compacta, se debe buscar una cuyo sensor ronde las 1/4 y 2/3 pulgadas.

Eso sí, hay que considerar que a mayor tamaño del sensor, mayor es el tamaño del lente y de la cámara y seguramente, también es mayor el precio. La tecnología más popular para los sensores de las cámaras compactas es la CMOS.

7.- La cámara es mejor si tiene visor

Los equipos fotográficos más avanzados aún incluyen visores, ya que estos facilitan ver mejor la composición cuando la pantalla LCD no tiene buena visibilidad por el intenso sol. Sin embargo, muchos fabricantes han dejado de incluirlos para que las cámaras sean aún más compactas. Por ello, es bueno preferir las que lo tengan pero, de no ser así, debe emprender la búsqueda de aquellas cámaras que tengan una buena pantalla LCD con brillo suficiente para ver la imagen aún bajo el sol.

8.- Consigue una cámara con buena pantalla LCD

Para lograr una buena composición es necesario poder observar bien el entorno de la imagen. Una buena pantalla LCD ayuda en esta tarea. Las cámaras compactas incluyen, en su mayoría, pantallas de 2.5 pulgadas, pero otras pueden ofrecer un poco más, con 3 pulgadas permitiendo mejores composiciones y navegación a través del menú de opciones.

9.- El mejor vídeo es HD

Un gran número de fabricantes hoy por hoy incluyen grabación de vídeo en sus cámaras compactas pero, lo cierto es que la mejor será aquella que ofrezca vídeo HD de alta definición (1080p). Este tipo de vídeo es ideal para quienes gustan de compartir escenas con amigos y familiares.

10.- Escoge una cámara a prueba de agua

¿Quién no lleva su cámara para retratar los recuerdos de las vacaciones? A quienes van a la playa o la piscina, es necesario recomendar una cámara a prueba de agua. Aunque estas generalmente tienen un zoom óptico reducido, soportan una caída de hasta 10 metros bajo el agua, lo que las hace perfectas para buenas tomas bajo el líquido vital o para aquellos con manos torpes que puedan soltar accidentalmente la cámara en la piscina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.