El campo de la electrónica extensible ha dado un paso gigantesco con la creación de una piel electrónica capaz de distinguir el frío y el calor. El proyecto, desarrollado por científicos de la Universidad de Houston, Estados Unidos, podría contribuir en la generación de dispositivos biomédicos en un futuro no muy lejano.

La investigación, publicada en la revista Science Advance, revela que esta piel artificial se realizó con un nuevo mecanismo para producir electrónica elástica, un semiconductor de caucho preparado con un polímero basado en silicio conocido como polidimetilsiloxano.


Te puede interesar:
Piel impresa en 3D para robots les permitirá tener sentido del tacto


Una mano robótica sirvió de prueba para este experimento. Los investigadores colocaron sobre ella la piel artificial que permitió distinguir entre el frío y el calor. También pudo interpretar señales de ordenador y reproducir las señales como el lenguaje de los signos.

“huawei

Una fabricación sencilla, estirable sin riesgo de deformación, escalable y de muy bajo costo; son algunas de las ventajas que ofrece esta piel electrónica capaz de distinguir el frío y el calor.

“ecosistema

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.