2018 será el año en el que Youtube declare la guerra al contenido extremista, que tantos problemas le ha traído en el pasado. Y será con una importante ampliación de la nómina y el aprendizaje automático de sus sistemas.

El próximo año, Youtube tendrá más de 10.000 personas que monitorearán los contenidos en la página, que ejercerán juicio y tomarán una decisión sobre la eliminación de un contenido extremista.

Los empleados de Youtube han revisado en los últimos 5 meses dos millones de vídeos con el fin de identificar  contenido extremista, lo que también está nutriendo a la inteligencia artificial para que en un futuro se encargue en su totalidad de este trabajo.

No en vano, 98% de los videos extremistas que se eliminan del sistema son reconocidos por los algoritmos, que son capaces de eliminar un 70% de los videos extremistas que cuentan con violencia extrema en un lapso de ocho horas desde que se ha subido.

El objetivo para 2018 es optimizar el tiempo de respuesta. Youtube declara la guerra al contenido extremista con más intromisión humana, aprendizaje computarizado y metas bien establecidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.