Se cumplen apenas 10 años desde que un grupo de amigos iniciase una aventura que hoy en día es una de las empresas de entretenimiento digital más rentables del mundo. Justin.tv se inició como una plataforma de transmisiones en vivo que acabó por especializarse en partidas de videojuegos; nace así TwitchTV, que empieza a ganar rápidamente una sólida base de seguidores, y en 2014, solo tres años después de su nacimiento y ya con el nombre de Twitch, es adquirido por Amazon por más de 970 millones de dólares.

El valor actual de Twitch está estimado en unos 15 mil millones de dólares. La compañía ha sido una de las beneficiadas en 2020. Las plataformas de streaming audiovisual son las que más crecieron, entre un 25-26% en Argentina, pero también el sector del juego, gracias al acceso online y móvil y a incentivos como las tiradas gratis, sufrió un enorme impulso a nivel mundial el pasado año. Uno de los beneficios de la plataforma Twitch es su facilidad con la que empezar a ofrecer contenidos en directo, que hace que muchos usuarios aprendan todo lo básico en cuestión de días.  

Según los datos de la firma de investigación Newzoo, solamente contando los esports -las competencias de videojuegos- facturaron alrededor de 1.1 mil millones de dólares en 2020, lo que supone un crecimiento del 15.7% respecto al año anterior. En el caso concreto de Twitch, la plataforma, que cuenta con más de 26 millones de usuarios activos al día, vio como aumentaba en un 41% el número de streamers, algunos tan famosos como el futbolista argentino Sergio ‘Kun’ Agüero, que se ha convertido en todo un fenómeno en la Red.

Cada vez es más claro que los esports no son una moda pasajera, sino que han venido para quedarse. Algunos incluso piensan que en un futuro no muy lejano tendrán más impacto que eventos deportivos tradicionales como los Juegos Olímpicos o el Mundial de fútbol. De hecho, muchos equipos deportivos se están lanzando al mundo virtual de los esports; en México, Los Pumas y más recientemente el Cruz Azul son buen ejemplo de ello.

Los responsables de Twitch han declarado que son conscientes de que gran parte de su éxito se debe a la fidelidad de los suscriptores, que apoyan a los creadores con una contribución económica que, hasta la fecha, era la misma para todo el mundo. Sin embargo, conscientes de que el nivel de vida es muy diferente según el lugar donde vivas, Twitch ha decidido cambiar este sistema y adaptar las suscripciones al nivel económico de cada lugar.

Según el comunicado emitido por la compañía, que califica la acción como “uno de los mayores cambios en la historia de Twitch”, el número de suscriptores activos en Europa o Asia es hasta un 50% menor que en Norteamérica, una cifra que en América Latina es del 80% menos. Con el fin de que los creadores de contenido puedan crear una base de seguidores más amplia y global -llegar a más gente de todo el mundo independientemente del nivel económico que tengan-, Twitch lanza este sistema de precios de las suscripciones local.

La implantación de este nuevo sistema significará que en la mayor parte de países bajará el costo de la suscripción a los canales de Twitch. Los dos primeros lugares en los que esto sucederá es en México y Turquía, que aplican las nuevas tarifas desde el 20 de mayo. En el país azteca, la suscripción pasará de costar unos 99 pesos a tan solo 48.

La suscripción de Twitch permite que los usuarios apoyen a los streamers o creadores de contenido que más les gusten; es su mayor fuente de ingresos junto a la publicidad. Existen distintos niveles de suscripción y, en cada uno de ellos, los ‘subs’ (suscriptores) reciben determinados beneficios como la visualización sin anuncios, el acceso a emoticonos personalizados o emblemas propios, entre otras ventajas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.