Los recientes atentados de París, atribuidos al Estado islámico, han puesto al terrorismo en boca de todos. La tecnología que rodea esta realidad está también en el centro de mira del mundo, tras la amenaza que lanzara Anonymous al Estado Islámico, al que ha declarado la guerra. ¿Puede la tecnología ser el arma principal de la Tercera Guerra Mundial?

Es algo innegable que Internet ha sido el fenómeno social más destacado en la historia de la humanidad, influyendo en la vida de las personas en todos los aspectos. Desde la creación del mundo cibernético, el mismo ha servido para ser la vía más rápida de acceso a la información, proporcionando entrada a millones de sitios web en todas partes del mundo, prestándose de igual manera a ser un medio rápido y global de comunicación.

En definitiva, son infinitos los beneficios que el ciberespacio le ha otorgado al hombre. Sin embargo, como todo en esta vida existe parte negativa. El lado oscuro del cibermundo avanza a pasos agigantados. Los hechos ilícitos a través de la Red han aumentado de manera desproporcionada, así como la actividad de elementos antisociales de tipo subversivo y terrorista, quienes han aprendido cómo evadir las más altas medidas de seguridad a nivel global estableciendo un ciberterror.

¿Qué es el ciberterrorismo?

Muchas personas aún desconocen el término de ciberterrorismo o terrorismo electrónico, al que se puede definir como el uso de medios de tecnologías de información, comunicación, así como informática, electrónica o técnicas similares, con el firme y único propósito de generar miedo o terror generalizado, bien sea en una población, clase dirigente o un gobierno; con ello buscan causar una violación a la libre voluntad de las personas, teniendo en sí fines económicos, o políticos, pero en su mayoría los efectuados han sido netamente religiosos.

Para los terroristas cibernéticos, las ventajas que ofrece el uso de “cibercapacidades” son obvias, pues obtienen asequibilidad, anonimato, así como potenciales daños masivos, gran impacto mediático y por consiguiente daños e impacto psicológico.

ciberterrorismo,.

Sin duda alguna, la comunicación, así como cualquier acción a través de Internet, es económica, efectiva y muy sencilla, solo es necesario un ordenador y una conexión a la Red por banda ancha que permita acceder a cualquier contenido. El acceso que se obtiene a la información, gracias al open source, sobre datos tan detallados en cuanto a mapas, horarios y planos de infraestructuras, trae consigo una gran preocupación por la seguridad de las mismas.

Es bien sabido que en los últimos años el avance de la tecnología ha tenido gran influencia tanto en lo político y social como en lo económico, y el acceso a este tipo de información facilita la tarea a quienes buscan satisfacer intereses ilícitos y oscuros.

Las armas del ciberterrorismo

La Unión Europea, ya en el año 2002, consideraba que “el ciberterrorismo se debe entender como el empleo de las TIC, por parte de grupos terroristas para la consecución de sus objetivos; utilizando Internet como instrumento de comisión del delito o como acción del delito”.

ciberterrorismo,

Así pues, estas dos vertientes del concepto engloban tanto el uso de las TIC y más concretamente Internet como elemento de apoyo a la infraestructura de sus organizaciones, utilizando las mismas para realizar sus comunicaciones, apología y propaganda, también para reclutar nuevos integrantes y conseguir financiamiento para sus movimientos, pero también destaca el uso de Internet como objetivo de la acción directa de las mismas, es decir, la ejecución de ataques informáticos contra objetivos tecnológicos tales como operadores de telecomunicaciones, infraestructuras críticas, entre otras acciones para causar terror en la población.

Ataques hackers de ISIS

Con respecto a este tema, han informado que el director del FBI, James Comey, está preocupado por un posible ciberataque que pudiesen estar planeando hackers de ISIS. Según se ha dado a conocer, el FBI tiene razones para creer que hackers de ISIS están siendo entrenados y preparados con conocimientos sobre tácticas de ciberataques, por expertos de China y Corea del Norte, para hacer una ciberguerra contra Estados Unidos, situación que podría generar un estallido generalizado provocando una guerra masiva.

En este sentido, el FBI cree que actualmente el Estado Islámico está usando mensajes encriptados en diferentes plataformas para reclutar nuevos miembros mientras se mantienen bajo radar. De igual manera, el FBI reconoce que los hackers de ISIS pudiesen estar buscando la manera de vulnerar a los Estados Unidos, usando para ello sistemas informáticos y redes mientras los mismos no pueden entrar físicamente a este país.

ciberterrorismo.

En cuanto a los hackeos efectuados recientemente por este grupo subversivo, se pudo conocer que el grupo de hackers CyberCaliphate (Cyber Califato) logró entrar en el sistema de programación del canal BBC News y subió varios vídeos y noticias agradeciendo a ISIS, logrando que el nombre de este grupo fuese visto por televidentes de esta compañía televisiva mientras duró el hackeo, consiguiendo así la notoriedad que deseaban.

Respecto a este tipo de situaciones, el FBI manifestó que el uso del ciberterrorismo por diversos grupos subversivos, tomaría a las TIC como herramienta fundamental para parar, degradar o denegar el acceso a infraestructuras críticas nacionales como la energía, el transporte, las comunicaciones o los servicios gubernamentales, con el propósito de coaccionar o intimidar a cualquier gobierno o población civil, añadiendo que es claramente una amenaza emergente para la que deben desarrollar habilidades de prevención, disuasión y respuesta.

¿La tercera guerra mundial podría ser en la Red?

La intervención cibernética que han tenido grandes países entre ellos tanto para realizar acciones ilícitas, como el caso de los cuatro millones de empleados de la Administración Federal de los Estados Unidos que habían sido robados durante un ciberataque contra la OPM, supuestamente a manos de hackers chinos; o para dar un stop a acciones que atentaran contra la seguridad mundial como el caso de Stuxnet, acción llevada a cabo a medias por Estados Unidos e Israel contra las centrales nucleares de Irán, manipulando los valores de los sensores, haciendo creer a los ingenieros iraníes que algo iba mal en las centrales, de forma que terminaban lanzando las medidas de protección y anulando su funcionamiento, serían acciones que podrían detonar que en cualquier momento estalle la intolerancia entre sus usuarios de las TIC.

ciberguerra

Aunque al momento, no existe ninguna guerra declarada, pero podría haberla sin necesidad de enviar un solo soldado. En la actualidad, como ya se ha mencionado, se pueden atacar infraestructuras críticas, como las redes eléctricas, o de suministro de agua, o de comunicaciones de cualquier país.

En este sentido, se hace necesario evaluar la seguridad existente en este medio, en vista de que muchos expertos vislumbran con gran preocupación el uso del ciberespacio como escenario de conflicto, ya que es una opción inquietante, en cuanto a materia de seguridad se refiere, para la comunidad internacional, como atractiva para las organizaciones terroristas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.