Te has preguntado, ¿quién tiene el control de tu vida cuando conduces? Los coches inteligentes y 100% autónomos aún parecen cosas de ciencia ficción, pero también es verdad que hasta hace poco podíamos asegurar que el control del coche lo teníamos nosotros mismos todo el tiempo… Pero en estos tiempos que corren, cuando la tecnología y la inteligencia artificial se apoderan de nuestro día a día, ya es un hecho que también depende del coche que lleves. Con el sistema anticolisión frontal tienes una gran ayuda a la hora de conducir, ya que cualquier error humano podría ser remediado por la máquina.

El sistema anticolisión frontal es un asistente personalizado que va contigo en todo momento. Es un método preventivo que disminuye el riesgo de colisión. Pero, ¿cómo lo hace? Advierte o activa automáticamente un frenado SOS. Dos cosas pueden ocurrir con este sistema, una es impedir un choque contra un obstáculo. La otra, disminuir la velocidad para que el impacto sea menor. Cuando probamos el BMW Series 3 nos quedó claro cómo funciona este sistema y qué utilidad podría tener en el día a día como te mostramos en este video:

El sistema anticolisión frontal funciona generalmente con sensores que registran las distancias, ángulo de giro, aceleración, ángulo del volante y posición del pedal. Luego la computadora del coche deduce si existe algún riesgo, como un movimiento inesperado y descontrolado por parte del conductor.

El factor humano siempre es vital a la hora de evitar accidentes, no obstante le eficiencia de los sistemas de anticoalisión frontal

El conductor debe conocer muy bien cómo funciona el sistema anticolisión frontal, debido a que en muchas ocasiones avisa al conductor ya cuando hay muy poca separación del vehículo que tiene enfrente y podría ser tarde para aplicar la reducción de velocidad y frenar.

Cómo funciona el sistema anticolisión frontal

Lo primero que hace es examinar la distancia entre el coche y otro vehículo u obstáculo en su camino.  Lo hace a través de cámaras o con los sensores de radar que tiene instalados. En segundo lugar, registra la diferencia de celeridad que tiene entre otros coches, para así finalmente soltar la alarma de colisión. Aunque el sistema anticolisión frontal esté activado, el conductor puede disponer del frenado cuando lo requiera. 

Hace 17 años aparecía en Alemania el primer prototipo con sistema anticolisión frontal. A partir de 2011 comenzaron a homologarse en la Unión Europea vehículos con control de estabilidad. En 2003 fue cuando comenzaron a incorporar los sistemas de anticolisión. Marcas automotrices, como Bosch, aseguran que este tipo de sistema logra reducir los accidentes de tránsito, porque 40% se origina por los deslizamientos incontrolados.

Algunos usuarios del sistema anticolisión frontal han reportado falsos positivos en la activación de advertencia y frenado. El que más nos ha llamado la atención es un caso que describimos a continuación:  Un parking ubicado debajo de una larga avenida, en donde la velocidad puede exceder los 10km/h, con iluminación escasa y nada uniforme que genera sombras intermitentes. Es decir, que aparecen y desaparecen y simulan a la vista un paso de peatones. En este escenario, al acelerar el coche con sistema anticolisión frontal un poco más de 20km/h saltó el aviso de peligro de colisión y además se detuvo, por lo que se puede concluir que el sistema  falla ante un cambio de ambiente en donde la imagen que registran las cámaras es confusa y la identifica como un obstáculo. Sin embargo los expertos han respondido que esto se resuelve ajustando el sistema. 

Ventajas y desventajas del sistema anticolisión

Estudios científicos respaldan la tesis que el sistema antocoalisión frontal podría evitar más de 70% de accidentes viales

Frena automáticamente en caso de distracción.

-Un estudio realizado por Bosch confirma que más de 72% de los choques podrían haberse evitado con un sistema anticolisión frontal.

-El sistema es capaz de saber qué hacer al evaluar la distancia del objeto y se activa, según el nivel de peligro que detecta. 

-Las máquinas no son perfectas, siempre privará la actuación humana.

-No evitará en 100% una colisión, la prudencia es fundamental.

-El sistema debe ser revisado cada cierto tiempo para asegurarse que no se ha desactualizado.

Coches con sistema anticolisión frontal

Nissan Juke. Este es un coche de alta tecnología, en la que se incluye un sistema de seguridad de última generación: sistema anticolisión frontal inteligente con detección de peatones y ciclistas, identificación de señales de tránsito y control inteligente de cambio de carril.

RAV4 de Toyota. Tiene un sistema de precolisión. Emplea una cámara frontal y un radar para detectar objetos. Cuando hay peligro, hace un alerta al conductor con sonidos y luces. 

Mazda 6. Sensores para supervisar continuamente la velocidad, hasta los obstáculos por la parte delantera y la distancia de aproximación. Ante un peligro de colisión por acercamiento, los frenos se activan y detienen el coche más rápido. 

Mercedes-Benz Clase C Berlina. El sistema anticolisión frontal de este modelo puede impedir impactos por alcance o peatones que cruzan imprevistamente la calle. Utiliza sensores de radar y una cámara estereoscópica para registrar y analizar de forma permanente la situación del tráfico. 

Otras marcas, como Seat y Ford, incorporan avanzados sistemas de seguridad a los nuevos modelos. Cada vez se acercan más al sistema anticolisión frontal

El objetivo de la industria automotriz es lograr que cada vez más personas puedan tener acceso a coches con esta tecnología. De lo contrario, crece el temor que no disminuirán las cifras que indican que 90% de los accidentes de tránsito los genera un error humano.

Los expertos de la industria del motor ya prevén que muy pronto la Unión Europea decrete que este tipo de sistema sea obligatorio para todos los vehículos. De momento solo está en los modelos de coches más tecnológicos del mercado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.