¿Merece la pena comprar una Samsung Galaxy TabPro S, un iPad Pro, o un portátil? Hay muchas opiniones así que es una decisión que hay que tomar en frío tras una análisis detallado de sus especificaciones. Lo cierto es que si hablamos de tablets tenemos que pensar en Samsung. La coreana es pionera en el mundo de las tablets y los híbridos no son cosa nueva para ella: ¿recuerdas los Samsung ATIV Smart PC? Tuve la oportunidad de probarlos por allá por 2013 cuando vieron la luz… Ahora Samsung vuelve a la carga en el mundo de los híbridos, y lo hace pisando fuerte con una apuesta pensada para ofrecer la máxima productividad en movilidad gracias a Windows 10 como sistema operativo de su Samsung Galaxy TabPro S.

Todos sabemos que desde hace un tiempo los móviles han venido ganando cada vez más terreno y han dejado un poco relegadas a las tablets, sobre todo por los modelos llamados phablets. No obstante, últimamente parece que las tablets no están interesadas en batallar con los móviles inteligentes sino más bien con los portátiles. Sí, pues resulta que la mayoría de las tablets de última generación están más enfocadas en la productividad y es algo que vemos en Samsung Galaxy TabPro S.

Samsung Galaxy TabPro S es un dispositivo 2 en 1 basado en Windows 10 diseñado para la productividad y la movilidad, que viene al mercado a competir directamente con el Surface Pro 4 e incluso con el iPad Pro. Lo que caracteriza a estos dispositivos es que son tablets que pueden hacer de portátil, no solo porque están diseñados para adaptarles un teclado sino también porque cuentan con todo un sistema que así lo permite. En el caso del Samsung Galaxy TabPro S su versatilidad y rendimiento son uno de sus grandes atractivos y sin duda una gran novedad para la cuota del mercado pensada en los profesionales.

Cuerpo de tablet, alma de PC

Samsung Galaxy TabPro S tamaño peso

Samsung Galaxy TabPro S combina lo mejor de un tablet con lo mejor de un ordenador, así que todo parece indicar que, por fin, el concepto de productividad en movilidad en un híbrido por fin se hace realidad. La propuesta de Samsung Galaxy TabPro S es precisamente ésa: Un 2 en 1 que promete sustituir, de una vez por todas, el tablet y el ordenador portátil, con un único equipo capaz de convertirse en nuestra herramienta de trabajo principal, y al mismo tiempo, en un compañero para los tiempos de ocio… Digamos que Samsung Galaxy TabPro S es ese compañero de trabajo eficiente con el que podemos salir de cañas al final de la jornada.

Si has leído hasta aquí seguro estás pensando: “esto ya lo hacía Surface Pro 4 de Microsoft…” Y sí, puede que así sea, porque la propuesta de Microsoft busca algo similar, y de hecho, lo consigue de forma exitosa como hemos podido comprobar en GizTab y lo comentamos antes por aquí. La propuesta de Samsung Galaxy TabPro S llega entonces a buscar un puesto en el mundo de los híbridos con Windows 10 como sistema operativo, y entonces la cosa se pone interesante porque tenemos a dos ‘pesos pesados’ enfrentados por lograr conquistar el corazón (y el bolsillo) de quiénes buscan un dispositivo capaz de combinar un diseño portátil con la potencia necesaria para las tareas cotidianas.


Mejores híbridos para trabajar


La intención de Samsung con la Samsung Galaxy TabPro S es unificar en un único dispositivo el mundo personal con el mundo profesional: Con un grosor de apenas 6.3 mm y un peso de 693 gramos, Samsung Galaxy TabPro S incorpora una batería que promete dar 10 horas de autonomía y que además incorpora la capacidad de cargarse en su totalidad en tan solo dos horas promete revolucionar el mundo de la movilidad para autónomos y PYMES.

Con este nuevo equipo Samsung intenta conquistar un mercado dominado por la gama Surface de Microsoft al ofrecer un convertible también enfocado en la productividad pero con sello propio. ¿Podrá lograrlo? Veamos qué es lo que ofrece el Samsung Galaxy TabPro S.

Diseño

El Samsung Galaxy TabPro S incorpora una pantalla super AMOLED de 12 pulgadas con una resolución QHD de 2160 por 1440 píxeles, con lo cual alcanza una densidad de 216 ppp, un número bastante elevado para una pantalla tan grande como es esta. El equipo también dispone de un formato de imagen 3:2, algo poco común en tablets y dispositivos móviles ya que es menos panorámico. Sin duda es un aspecto que deja claro su orientación hacia la productividad.

Con esta pantalla de 12 pulgadas y unas dimensiones de 290,3 x 198,8 mm, es evidente que no se trata de un dispositivo pequeño, no obstante, esto no significa que se trate de un equipo voluminoso, al contrario. El Samsung Galaxy TabPro S es una tablet compacta y delgada (solo 6,3 mm de grosor), lo que la hace ideal para ser una herramienta de trabajo.

Por su diseño, sería bastante fácil confundir el Samsung Galaxy TabPro S con una tablet Android, ya que es casi tan delgada como el Samsung Galaxy Tab S2. Sin embargo, su mayor similitud se evidencia en la forma y en su diseño minimalista e inclusive en la pequeña protuberancia de la cámara posterior.

En cuanto a los materiales usados, lamentablemente esta tablet Windows no está construida con la misma carcasa de magnesio que el Tab S2. En su lugar el TabPro S cuenta solo con un marco con aleación de magnesio con una carcasa posterior de plástico. No obstante, a pesar de esto, el equipo se siente fuerte y suficientemente ligero como para mantenerse en posición vertical durante horas.

El equipo ha sido diseñado para usarse como tablet y como portátil gracias a que incluye un teclado completo. Este se acopla al dispositivo a través de un sistema de imanes que no solo permiten la estabilidad del equipo sino también el paso de energía para mantener cargado el teclado.

Software & Hardware

Samsung Galaxy TabPro S

El nuevo Samsung Galaxy TabPro S dispone de un procesador Intel Core M de sexta generación con dos núcleos a una velocidad máxima de 2,2 GHz. El equipo viene acompañado con una memoria RAM de 4 GB y ofrece dos versiones de almacenamiento interno: 128 y 256 GB.

Lo que diferencia a este equipo de otras tablets de la compañía es precisamente el sistema operativo. El TabPro S corre con el sistema operativo más reciente de Microsoft que es Windows 10 y los usuarios pueden escoger entre la versión de serie o Windows 10 Pro pagando unos 100 euros adicionales.

En lo que respecta a las cámaras, Samsung ha equipado el terminal con una doble cámara de 5MP tanto para el frontal como para la parte posterior. Si tomamos de referencia los móviles de última generación está claro que 5MP es muy poco para una cámara trasera, sin embargo, también sabemos que este es un apartado al que realmente se le da poca utilidad en este tipo de dispositivos… Nunca he visto a nadie, salvo algún turista (casualmente asiático), usar un tablet como cámara para documentar un viaje. Merece la pena acotar que no se estaba haciendo un selfie con la tablet, que todo hay que decirlo.

Volviendo al tema que nos ocupa, por las dimensiones de la Samsung Galaxy TabPro S es prácticamente imposible  este tamaño está muy lejos de ser un equipo ideal para sacar fotografías y se usa más bien en casos donde por alguna razón no tenemos el smartphone a la mano, por ello quizá Samsung nunca ha apostado mucho por mejorar demasiado en este sentido. Lo contrario sucede con la cámara frontal -que esta vez incluye autofocus-, la cual sí tiene una utilidad real para el caso de videoconferencias.

Samsung Galaxy TabPro S camara


Surface Pro 4: ¿El portátil – killer definitivo? (Análisis+ opiniones)


En cuanto a la conectividad, el Samsung Galaxy TabPro S está más enfocado a lo inalámbrico. ¿Por qué decimos esto? Pues porque más allá del jack de audio, este tablet solo dispone de una conexión USB tipo C que utiliza el protocolo 3.1. Sin embargo, en el apartado de conectividad inalámbrica el equipo cuenta con un paquete bastante completo: Wi-Fi con tecnología AC y MIMO, Bluetooth 4.1, NFC, GPS, LTE 6, sensores de luz y acelerómetros.

La autonomía es otro de los aspectos importantes en un equipo como este. Samsung ha equipado el Galaxy TabPro S con una batería con una capacidad de 5200 mAh, una cantidad que podría parecer insuficiente si tomamos en cuenta las dimensiones del equipo.

Debemos recordar que siempre que nos encontramos ante un terminal tan delgado y ligero, los sacrificios suelen hacerse en este apartado. No obstante, el fabricante promete unas 10,5 horas de uso, además de la posibilidad de poder cargar el equipo en dos horas y media gracias a la tecnología de carga rápida de Samsung.

Experiencia de uso

A pesar de que el equipo no tiene un cuerpo completamente metálico, tiene una construcción bastante sólida que se siente muy bien en la mano y proporciona un buen agarre. Esta sensación también se debe a que es extremadamente ligero para su tamaño, lo que ayuda a poder sostenerlo con mayor comodidad.

Claro que esta ligereza solo se percibe cuando tenemos el equipo en modo tablet, ya que al añadirle el teclado el peso pasa de 693 gramos a 1.079 gramos, aunque aún así sigue estando en un buen rango de peso si lo comparamos con los ultrabooks más recientes. Por otro lado, aunque el teclado cuenta con unas teclas de buen tamaño para poder escribir con precisión, su recorrido al pulsarlas no es tan cómodo como nos gustaría… A ver, que no se trata del típico teclado de funda de tablet, pero aún así, le falta ‘ese algo’ que hace que la experiencia de escritura en él sea como estamos acostumbrados en un ordenador.

Asimismo, si bien es cierto que el Samsung Galaxy TabPro S es un equipo impresionantemente delgado y muy bien construido, la base del teclado incluido luce bastante débil para soportar su peso. Esta cubierta permite colocar el tablet en dos posiciones y al elegir el modo más inclinado podremos notar que el soporte no es tan fuerte como debería… De hecho, en un par de ocasiones se me ha ‘resbalado’ la pantalla del punto de enganche, y aunque esto no es lo común, el hecho de que suceda hace que el diseño sea revisable en este particular.

Samsung Galaxy TabPro S teclado funda

En cuanto a la pantalla, tal como con todos los equipos Samsung, no existe queja alguna. Ya sabemos que los paneles con tecnología super AMOLED son unos de los mejores que encontramos en el mercado, por lo que la calidad de imagen en este equipo es más que excelente. Los colores se muestran vivos, el brillo es bueno y el contraste espectacular. A todo esto se le suma unos negros extremadamente profundos que resaltan aún más las bondades de la pantalla.

El rendimiento del Samsung Galaxy TabPro S es simplemente sobresaliente. La potencia de la arquitectura del procesador de este equipo se encuentra a un nivel superior al de los procesadores de smartphones, gracias a lo cual puede ofrecer una fluidez y velocidad muy destacable.

Windows 10 se mueve muy bien en esta tablet y no presenta problemas al momento de abrir y ejecutar múltiples tareas bien sea en el navegador o en los diferentes programas de ofimática o de edición. En el caso de los juegos, el rendimiento es muy justo cuando se trata de juegos exigentes para pc, sin embargo, cuando se trata de juegos diseñados para dispositivos móviles el equipo es capaz de hacerlos correr con una gran soltura.

En lo que respecta a los detalles multimedia, que son las cámaras y los altavoces, estos cumplen con su función. Es decir, ya sabemos que sus cámaras, en especial la posterior, no son muy destacables, no obstante se comportan de la manera que se esperaría según sus características.

Si bien en términos de autonomía el equipo se comporta bien, esperábamos un poco más de él. Afortunadamente el procesador Intel Core M3 que incluye el dispositivo es muy potente y eficiente, un aspecto que sin duda influye en el consumo y por tanto mejora la duración de la batería. No obstante, a pesar de que su capacidad podría haber sido mejor, la autonomía del dispositivo es muy similar a la de los mejores ultrabooks del mercado.

Comprar Samsung Galaxy TabPro S en España: precio

Otras cosas a destacar y que facilitan su uso como dispositivo de productividad en movimiento son los accesorios que tendrá: un adaptador multipuerto HDMI, USB tipo A, así como un lápiz óptico Bluetooth que facilita la toma de notas a mano alzada. Los precios de esos accesorios aún no ha sido anunciados por Samsung, y de momento no están en el mercado, pero tan pronto tengamos la información la actualizaremos.

De momento sabemos los precios de la Samsung Galaxy TabPro S que ya está disponible en España en tres modelos diferentes:

  • Samsung Galaxy TabPro S Whome: 999€
  • Samsung Galaxy TabPro S con Windows Pro y Wifi: 1099€
  • Samsung Galaxy TabPro S con Windows Pro y LTE: 1199€

¿Cuál es la principal diferencia entre en Samsung Galaxy TabPro S con Windows 10 Home y Samsung Galaxy TabPro S con Windows Pro? Pues básicamente la diferencia está en el sistema operativo: El primero está más orientado a usuarios domésticos pues tiene Windows 10 Home y el segundo tiene Windows 10, Pro es decir está optimizado en cuanto a aplicaciones y software se refiere para un usuario profesional como autónomo, PYME y MicroPyme.

¿Merece la pena comprar la Samsung Galaxy TabPro S?

teclado Samsung Galaxy TabPro S
El teclado de la Samsung Galaxy TabPro S es muy cómodo

Si estás pensando si merece la pena invertir en un ordenador y un tablet, o en un tablet con teclado, merece la pena que eches un vistazo a la propuesta de la coreana con su Samsung Galaxy TabPro S. Después de probarla durante varios días como único equipo de trabajo puedo decir que gracias a su pantalla de 12 pulgadas con tecnología Super AMOLED, la propuesta de Samsung Galaxy TabPro S va más allá del típico uso profesional. A ver, que para nadie es un secreto que la claridad y nitidez de este tipo de pantallas se presta para el disfrute de juegos, películas y otros contenidos de entretenimiento. Sí, has leído bien, juegos porque el procesador Intel Core M de sexta generación ofrece una potencia más que suficiente para que los videojuegos corran con fluidez en la Samsung Galaxy TabPro S.

Ahora bien, la pregunta que te debes estar haciendo en este momento es este punto es cómo puedes ahorrar gracias a la Samsung Galaxy TabPro S... Entonces, lo primero que habría que mencionar es que si realmente puedes utilizar este dispositivo como único ordenador para trabajar, y como tablet a la vez, no solo ahorrarías en costes sino también en molestias: Si desarrollas trabajos de oficina, por ejemplo, como en mi caso que soy periodista y vivo escribiendo; o trabajas como comercial; o realizas algún trabajo de gestión o dirección de grupos, la Samsung Galaxy TabPro S podría ser la solución que estás buscando porque:

  1. Tiene la potencia suficiente para satisfacer tus necesidades de productividad
  2. Cuenta con un diseño que la hace ideal para llevarla a todas partes (yo la llevo en mi bolso y voy encantada)
  3. Gracias a que tiene Windows 10 como sistema operativo, la Samsung Galaxy TabPro S ofrece la compatibilidad con los programas informáticos de más frecuente uso.

Si a las tres claves anteriores sumamos el hecho de que cuenta como un teclado con un funcionamiento similar a los teclados de los ordenadores, es decir no es la típica funda que se añade a un tablet para imitar el funcionamiento de las teclas, sino uno que facilita el tecleo ‘casi’ natural… Por tanto, la experiencia de escritura es muy similar a la que realizas con un ordenador portátil, o al menos es superior a la que tendrías con la típica funda de tablet, y eso es un logro.

Veredicto

Con los equipos más recientes que hemos visto, tal como el Surface Pro 4 de Surface, el iPad Pro y ahora el Samsung Galaxy TabPro S, queda claro que las tablets de hoy en día quieren ser algo más que un smartphone y al mismo tiempo competir con las laptops, al menos en lo que se refiere a la productividad.

Samsung Galaxy TabPro S es una prueba de ello: Con su enfoque 2 en 1 con teclado incluido no cabe duda de que el diseño apunta al segmento de los ultrabooks. Se trata de un equipo con una gran pantalla, un tamaño compacto, ligero y tan flexible que puede ser usado como tablet u ordenador según las necesidades del momento.

Samsung Galaxy TabPro S es una tablet ambiciosa que busca destronar al Surface Pro 4 como la mejor tablet con Windows 10 del mundo y lo cierto es que tiene todas las características para lograrlo. Prácticamente no existe ninguna pega con este equipo y lo único que podríamos señalar sería la falta de conexiones -que podría solucionarse con un adaptador- y el tacto del teclado.

¿Merece la pena comprar la Samsung Galaxy TabPro S? Lo primero que debes analizar si estás pensando comprar la Samsung Galaxy TabPro S es que se trata de uno de los mejores híbridos que podemos encontrar en el mercado. Samsung tiene una larga trayectoria en cuanto a dispositivos Android y no era de esperarse menos con un equipo con Windows. El precio deSamsung Galaxy TabPro S se sitúa alrededor de los 999 euros y aunque puede parecer muy costoso, este precio está casi al nivel de la competencia, tal como el iPad Pro y el Surface 4 Pro… A la larga piensa que si te apañas con una Samsung Galaxy TabPro S no necesitarás un ordenador y una tablet por separado, este 2 en 1 podría satisfacer ambas necesidades con tranquilidad.

Ahora bien, si tienes dudas sobre si es mejor comprar el iPad Pro o la Samsung Galaxy TabPro S, puede que te ayude a decidir escuchar nuestro Podcast semanal, “Techdencias con GizTab”, antes de tomar cualquier decisión:

En definitiva, tras un par de semanas usando la Samsung Galaxy TabPro S como dispositivo exclusivo para trabajar solo puedo decir que estoy satisfecha con la experiencia. De momento no he editado videos con ella ni la he utilizado con software de diseño más allá del típico ajuste básico de imagen en Photoshop, pero prometo intentarlo en breve y comentaré por aquí qué tal me ha ido para que si estás evaluando comprar la Samsung Galaxy TabPro S sepas si merece la pena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.