Todo apunta a que ha concluido el “Apple vs Samsung”, confrontación que -desde 2011- venía arraigando la de Cupertino contra la surcoreana, con el alegato de plagio del diseño del iPhone para el desarrollo de los integrantes de la familia Galaxy.

Y es que según reportes, la Corte Federal de Distrito del Norte de California ha publicado el acuerdo al que ambas compañías han llegado, basado en que Samsung debe pagar a Apple 500 millones de euros.

Para dicha cancelación, la fundada por Lee Byung-chul tiene chance hasta el próximo 14 de diciembre.

No obstante, se ha conocido además que presuntamente Samsung tendría un indicio a su favor que podría cambiar la historia. Se dice que apelando ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos –y de ser aceptada la petición- la surcoreana lograría –repitiéndose el juicio- que Apple le reembolse esos 500 millones de euros.

Una vuelta por el pasado

En 2012, un jurado federal concluyó que varios dispositivos de Samsung habían violado patentes de la dirigida por Tim Cook, y por ende, a la surcoreana le tocaría desembolsillar 1.000 millones de dólares; sin embargo, en 2013, el juzgado redujo la multa a 598 millones; y finalmente, en 2014, ambas firmas llegaron a un acuerdo de poner fin a las disputas judiciales fuera de Estados Unidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.