No podemos seguir educando a los niños de hoy, como se educaban hace 15 ó 20 años, ¿verdad? Es por esto que los fabricantes de tecnología tienen un rol protagónico en la transformación digital de la educación, para que los estudiantes de hoy estén realmente preparados para los retos del mundo digital en que viven. Es el caso de Samsung, que ha anunciado en SIMO 2017 sus avances en cuanto a la transformación digital del aula de clases se refiere.

La apuesta que realiza Samsung Educación ha convertido en realidad el concepto de clase del futuro. La compañía ofrece a los centros una propuesta integral de todos los elementos necesarios para trabajar las competencias digitales con metodologías activas. Todo esto, sin que el docente tenga que preocuparse por las conexiones -gracias al uso de pizarras interactivas y tablets con Smart View- ni por la instalación, gestión y seguridad de dispositivos o aplicaciones, protegidos por la plataforma Samsung Knox.

“En Samsung siempre hemos apoyado al sector educativo para que, tanto universidades como colegios, cuenten con las herramientas necesarias que ayuden a alumnos y docentes en su desarrollo profesional y personal,” declara David Alonso, responsable del área de B2B de Samsung España. “En la clase del futuro se interactuará y se sacará partido a herramientas que ya utilizamos en nuestro día a día como, por ejemplo, el smartphone.”

Una de las apuestas consiste en la utilización de los móviles junto con la estación Samsung DeX para trabajar en pantalla en grande y con el máximo rendimiento. DeX es un dock para los móviles de alta gama de Samsung, que permite su uso como un ordenador, sacando el máximo rendimiento de la potencia del dispositivo. 

Así, el Samsung Galaxy S8/S8+ y Galaxy Note8, junto con la estación Samsung DeX, son protagonistas del último reto que propone la compañía para las aulas: La utilización del smartphone como un PC para disfrutar de una experiencia de escritorio, en un entorno multiventana con pantalla grande, teclado y ratón.

Asimismo, Samsung también ha facilitado la incorporación de nuevas tecnologías en el aula, como es el caso de la realidad virtual con las Gear VR y la Gear 360 (2017). Éstas se convierten en un complemento perfecto para motivar a los alumnos con un aprendizaje inmersivo y, al mismo tiempo, les permite que creen sus propias experiencias que más tarde podrán visualizar y compartir con sus compañeros.

Entre los productos que forman parte esta propuesta, y que estarán expuestos en el stand, se encuentran las pizarras digitales interactivas con una solución de pantalla todo-en-uno, la última versión de Samsung Gear VR con mando y con un diseño mejorado para disfrutar de los contenidos de realidad virtual o la cámara Gear 360 para crear contenidos inmersivos. Las tablets también estarán presentes de la mano de Galaxy Tab S3 y Galaxy Tab A (2016), ambas con S Pen para potenciar la creatividad y la productividad; y Galaxy Book, para quienes necesitan la potencia de un PC y la portabilidad de una tablet.

Tecnología con propósito

Samsung ha mostrado en varias oportunidades su compromiso con poner a la tecnología al servicio de las personas, y eso más allá de las ventas de dispositivos incluso. Se trata de que la tecnología mejore la vida de las personas, bajo cuya máxima lanzó la campaña “Tecnología con propósito”, cuyo objetivo es eliminar todo tipo de barreras educativas y sociales gracias a la tecnología.

Así, Samsung presentó hace unos meses, junto a el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el proyecto “Asignatura Empatía”. Éste pretende concienciar sobre el problema del acoso en las aulas y reducirlo implicando a los alumnos en la resolución del problema. Gracias a la experiencia inmersiva en realidad virtual con Samsung Gear VR se consigue un mayor grado de concienciación y empatía con el dolor de la víctima, se incentiva la acción del grupo y se promueve un cambio de actitud.

Y otra de las acciones que pertenecen a esta campaña de Tecnología con Propósito es Dytective for Samsung, una aplicación para tablets que integra, por primera vez en un test, juegos lingüísticos y de atención con inteligencia artificial para la detección temprana de riesgo de dislexia, en tan solo 15 minutos y con un 90 % de precisión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.