“secador

Cuando salieron al mercado las phablets fueron catalogadas como una monstruosidad, claro, esto antes de que todo el mundo tuviera una. Así que, después de esto nos preguntamos si el Rufus Cuff, el phablet de los relojes inteligentes, podría tener el mismo éxito. La primera respuesta es “no por ahora”, aunque eso no significa necesariamente que no lo pueda ser en un futuro cercano.

El Rufus Cuff es un smartwatch creado por Rufus Labs y se trata de un gigantesco reloj inteligente que es básicamente un smartphone de gama baja atado a la muñeca. Dispone de una pantalla táctil de 3.2 pulgadas, hasta 64GB de memoria interna, sistema operativo Android KitKat y también funciona como un rastreador de fitness.

“Esto reemplazará la necesidad de smartphones, billeteras, relojes, rastreadores fitness y otras cosas”, dijo Gabe Grifoni, CEO de Rufus Labs.

Sin embargo, no es así. Para empezar, el Rufus Cuff no dispone de tarjeta SIM, lo que significa que no tiene acceso a ninguna información del móvil. Si bien es cierto que incorpora Wi-Fi y Bluetooth, si te encuentras en movimiento, necesitarás conectarte a Internet por medio del smartphone para navegar, revisar las redes sociales o enviarle mensajes a tus amigos, básicamente todas las cosas que puedes hacer con tu móvil.

Aunque es posible utilizar el Rufus Cuff para tareas offline como ver vídeos, leer o escuchar música, no queda claro el por qué alguien querría hacer esto, en especial cuando tendría que mantener la muñeca frente a la cara todo el tiempo.

A pesar de estas desventajas, muchas personas siguen atraídos por dispositivos como el Rufus Cuff. Cuando la compañía lanzó una campaña en Indiegogo a principios del año pasado, logró recaudar más de 400 mil euros, mucho más que su meta original, por lo que ahora aseguran que el dispositivo comenzará a enviarse este próximo año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.