Comprar en las rebajas de 2019 está en la lista de tareas de casi todos esta semana: Puede que incluso más de uno haya puesto entre los propósitos de Nuevo Año el comprar más barato en las rebajas. A continuación vamos a compartir algunos trucos y consejos para pillar chollos en Internet durante las rebajas de invierno de 2019 pero con total seguridad, porque la clave de unas compras online felices es que no tengamos ningún sobresalto. Ahora bien, comenzamos con una reflexión: Todos los días son “Black”, no solo este “Friday”. No hay medidas especiales que debas tener en cuenta al realizar tus compras online durante los próximos días de rebajas de invierno o rebajas de verano 2019, o bien nada especial en Black Friday y Cyber Monday que no tengas que tener en cuenta en Navidades, el día de la madre, el Día mundial de la Hamburguesa, en los días de luna llena o en cualquier otro momento, porque la realidad es que los cibercriminales nunca descansan. Por eso para protegernos ante cualquier estafa durante estos días o el resto del año, desde Sophos nos recomiendan seguir estos sencillos consejos que ayudarán a realizar unas compras online de forma segura y sin sobresaltos indeseados:

  1. Utilizar un filtro web. Los filtros web, como el que incluye Sophos Home, impiden la navegación por sitios web que son conocidos por ser usados para ejecutar estafas, ataques phishing o propagación de malware.
  2. Tener cuidado con las app móviles que se descargan, pueden contener phishing. En el “Informe de Ciberamenazas 2019” de Sophos, hemos detectado un aumento de aplicaciones que, sin ser maliciosas en su código fuente, servían de ventana hacia un sitio de phishing que resultaba ser una puerta de acceso a los virus en el móvil.  De esta manera, los ciberdelincuentes consiguen evitar los controles de código fuente de Google Play o la Apple App Store.
  3. Usar gestores de contraseñas.Estos gestores crean contraseñas aleatorias, las recuerdan y las introducen por nosotros, sin que tengamos la necesidad de recordar complejas contraseñas. Los gestores de contraseña tienen la capacidad de detectar cuando un sitio es fraudulento, un sitio de phishing, e impedir su acceso.
  4. Si parece demasiado bueno para ser verdad, pon atención. Los ciberdelincuentes y estafadores presentan ofertas atractivas difíciles de rechazar y para ello recurren a la ingeniería social y usan marcas reconocidas, amigos y familiares para generar confianza y parecer legítimos. Es muy importante estar alerta y si algo parece extraño y demasiado bueno para ser real, desconfía porque posiblemente sea fraudulento o malicioso.
  5. Revisar los extractos bancarios con regularidad. Dado que eliminar toda amenaza de estafa es bastante complicado, por no decir imposible, es posible reducir la posibilidad de ser víctima de una estafa o phishing comprobando los extractos bancarios y teniendo un control especial de los gastos que estén fuera de lo normal. Además, es importante revisar los correos electrónicos de confirmación de compra para asegurarnos que no se están realizando movimientos fraudulentos sin nuestro conocimiento.
  6. Cuidar cómo y dónde te conectas. Los smartphones nos permiten acceder a internet y consultar las ofertas en cualquier momento y lugar, ¿pero son seguras las redes wifi desde las que nos conectamos? Los ciberdelincuentes simulan redes wifi gratuitas de las cafeterías, estaciones de tren o espacios públicos con la intención de acceder a los dispositivos de sus víctimas. Si no estás convencido de que una red es segura, es mejor conectarse a internet con tu conexión 3G/4G.
  7. Vigilar donde hacemos “clic”. Tanto las compañías legítimas como los ciberdelincuentes juegan con la presión del tiempo y muestran ofertas con cuenta atrás como estrategia de ventas para generar un impulso de compra en el consumidor. Es posible que recibas ofertas atractivas con límite de tiempo, por lo que es importante detenerse, pensar y controlar nuestros impulsos antes de comprar para no caer en trampas de phishing por error. No hagas “clic” si no estás 100% seguro de que la web es legítima y de confianza.
  8. ¡Cuidado con el typosquatting! Aunque lo parezca, no nos referimos a un nuevo Pokemon. El typosquatting es un  término que se refiere a la técnica que usan los ciberdelincuentes al aprovechar los errores tipográficos que los usuarios cometemos por las prisas al escribir en los dispositivos, especialmente en los smartphones, y así redirigirnos a páginas web y dominios previamente registrados que simulan ser webs legítimas y que pueden infectarnos con virus o software malicioso.

Te puede interesar:
Cazadores de Robots y Ciberreserva, nuevas tendencias en ciberseguridad


Comprar seguro Internet en las Rebajas 2019

Sufrir un ciberataque es más común de lo que pensamos. Al menos el 33% de los españoles ha sido víctima del cibercrimen, dato que nos sitúa como el tercer país que más ataques sufre después de EEUU y Reino Unido, según el estudio Norton Cyber Security Insights Report 2018. Las cifras son reveladoras, pero son aún más alarmantes si las comparamos con el riesgo de padecer una alergia, el 25% de los españoles, según informa la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Así, tenemos más probabilidades de sufrir un ciberataque que una alergia.

Con este contexto se celebran las rebajas de invierno 2019 y recientemente se celebró el Black Friday, un día en el que se disparan las ventas online en todo el mundo, pero también este tipo de ataques. Según un estudio realizado por RiskIQ, más de un 5% de las 4.331 apps móvil que encontramos al buscar “Black Friday” en las app store globales están marcadas como maliciosas. Ante esta situación, IMF Business School, escuela con una amplia experiencia en la formación en ciberseguridad, ha detectado 7 errores informáticos que facilitan el hackeo de nuestros equipos y que podrían contribuir a que tengamos un ”viernes negro”:

  1. Huir de las actualizaciones. Sabemos que las prisas y los problemas de memoria en el dispositivo son responsables de que pospongamos las actualizaciones del sistema operativo, software de las apps o el antivirus de nuestro equipo. Sin embargo, la actualización constante es una buena barrera para frenar a los hackers, por lo que debemos asegurarnos de que todos nuestros datos están seguros y protegidos.
  2. Descargas o instalaciones no oficiales. Al descargarnos aplicaciones o programas de
    páginas de dudosa credibilidad, aumentamos el riesgo de sufrir un ciberataque.
  3. Uso de redes wifi públicas. Si podemos acceder nosotros fácilmente, ¿por qué no lo harán
    también los hackers? Si nos conectamos a ellas, desde IMF Business School nos
    recomiendan leer atentamente las condiciones de uso, además de no realizar operaciones
    delicadas como consultar nuestra cuenta bancaria o contratar nuevos servicios.
  4. Pinchar en cualquier enlace o publicidad. Debemos revisar su origen siempre. Durante estos días vemos cientos de anuncios con ofertas poco creíbles y, aunque estos días los
    ecommerces se vuelven locos por bajar los precios, no deberíamos hacer clic sin más, sino
    dirigirnos directamente a la página oficial para comprobar que el precio es real.
  5. Una contraseña para todo. Cada vez utilizamos más contraseñas y acordarnos de todas
    puede ser un caos. Sin embargo, tener una sola nos hace más vulnerables a posibles
    ciberataques. ¿Cómo generar contraseñas seguras? Tome nota de estos tres requisitos:
    que sea difícil de adivinar, que tenga todo tipo de caracteres y que podamos relacionarla
    con algo fácil de recordar. Además, desde la escuela hacen hincapié en la importancia no
    solo de que sean únicas, sino también cambiarlas con frecuencia.
  6. Restar importancia a las copias de seguridad. Procrastinar no está permitido en este caso. Es una tarea fácil de realizar y que nos garantiza la conservación de todos los archivos.
  7. Pagar con tarjeta en webs desconocidas. Desconocidas o no, lo mejor es utilizar pagos
    online seguros. Un buen ejemplo de ello es PayPal, donde pagaremos online con tu cuenta
    de email mientras nuestros datos bancarios estarán totalmente protegidos. Además, nos
    avisan por email cada vez que se produzca un pago informándonos de la transacción.
  8. No usar la autenticación de dos pasos. Muchas de las plataformas online ya incluyen la
    opción de autentificación en dos pasos, es decir, además de la contraseña se genera un
    código numérico aleatorio que recibimos por SMS y que funciona como un doble control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.