Los dispositivos inteligentes para el hogar, como las cámaras de vigilancia compatibles con Google Home y Amazon Alexa, están cada día más presentes en nuestra sociedad. De hecho, se estima que actualmente hay más de cinco millones de dispositivos IoT (siglas en inglés de Internet de las Cosas) conectados al día en viviendas de todo el mundo -también en España-, convirtiéndose en una de las tecnologías más revolucionarias del sector. Gracias a la oferta de productos actual, muchos españoles son capaces de controlar todo tipo de servicios domésticos desde la palma de su mano, a través de cualquier smartphone o tableta. Una tendencia que se prevé que irá en aumento en los próximos años, promoviendo que nuestras casas sean cada vez más inteligentes. Tanto es así, que se calcula que el nivel de penetración de dispositivos inteligentes en los hogares irá aumentando progresivamente hasta consolidarse en poco tiempo como elementos de uso cotidiano, incrementando así también la presencia de Smart Homes (o casas inteligentes, en inglés) en los vecindarios de nuestro país.

Según el informe Smart Home Consumer Survey elaborado por la consultora Context1, cerca del 40% de los españoles estarían interesados en vivir en una casa inteligente antes de 2021. Asimismo, el documento apunta que la funcionalidad que más les interesa y que avanza con más fuerza en el mercado es la seguridad, con un 22’6% de ellos decididos a invertir próximamente en sistemas de seguridad inteligente.


Te puede interesar:
SPC presenta soluciones iOT para democratizar el Hogar Inteligente


Y es que, hoy por hoy, las Smart Homes no solo permiten gestionar el hogar de forma más cómoda y sencilla, sino que también se lo ponen más difícil a los ladrones que quieren irrumpir en nuestras propiedades. Pues, entre otras particularidades, los sistemas de seguridad inteligentes para el hogar brindan a los usuarios la posibilidad de:

  1. Estar siempre en casa, cuando sea y desde donde sea: Está demostrado que la mejor protección contra la intrusión sigue siendo la presencia personal. Por eso, es vital intentar dar la impresión de que hay alguien en casa, incluso cuando no es así. Los nuevos dispositivos inteligentes son de gran ayuda a la hora de conseguir este efecto: permiten, por ejemplo, controlar el encendido y/o apagado de las luces de casa remotamente o incluso programarlas para que se enciendan cuando alguien se acerca, gracias a los detectores de movimiento. Asimismo, existen muchos otros dispositivos inteligentes que, gracias a su conexión Wifi, posibilitan que las Smart Homes puedan seguir trabajando de forma autónoma, aunque sus propietarios estén de vacaciones en la otra punta del mundo.
  2. Controlar todo lo que pasa ante la puerta del hogar: Hasta ahora, los timbres convencionales servían para avisar de que alguien llamaba a la puerta, útiles sólo si uno se encontraba en casa. No obstante, empresas como Ring han dado un paso más allá, ofreciendo videoporteros inteligentes con altavoces y micrófonos incorporados para que el propietario pueda ver, oír y hablar con cualquier persona que llame a la puerta o que se encuentre en su propiedad, sin importar si el inquilino está en la vivienda. A través del smartphone, estos innovadores timbres envían alertas en tiempo real de lo que sucede delante de casa, ofreciendo retransmisiones de video en directo. Además, esta funcionalidad es muy útil también a la hora de recibir, por ejemplo, paquetes de compras realizadas online, ya que permite coordinar la entrega directamente con el repartidor a través del teléfono cuando llame al timbre.
  3. Proteger no solo la casa, sino también a todo el vecindario: Mediante el uso de dispositivos de seguridad conectados, equipados con elementos de disuasión proactivos como luces y sirenas, los propietarios no solo pueden ahuyentar a posibles intrusos, sino también llamar la atención de los vecinos para que puedan avisar a las autoridades locales. Hay datos que confirman que el uso de sistemas de seguridad inteligentes en un vecindario contribuye a disminuir el índice de criminalidad en la zona. Así sucedió, por ejemplo, en Wilshire Park, un barrio residencial del centro de Los Ángeles, que registró una disminución del 55% en los robos en domicilios después de que se instalaran videoporteros inteligentes Ring en solo el 10% de los hogares.
  4. Aportar más seguridad a menores y personas mayores: Los menores y las personas mayores son más vulnerables a sufrir algún intento de robo, estafa o visita inesperada. Muchos delincuentes aprovechan la indefensión de estos miembros de la familia para intentar colarse en las casas cuando se encuentran solos en ellas. Los nuevos videoporteros con sistemas de audio bidireccionales permiten que los mayores respondan a la puerta desde la comodidad de su sala de estar, eliminando la necesidad de apresurarse a abrirla y pudiendo identificar previamente a la persona que llama. Asimismo, si se deja a menores en casa o al cuidado de alguien, el propietario puede hablar con las visitas, aunque no se encuentre en el domicilio, controlando la entrada y salida de su casa desde su teléfono.
  5. Ahorrar: Los nuevos sistemas de seguridad inteligente son una opción más económica respecto a los sistemas de alarma convencionales. Más allá de que uno mismo puede instalarlos fácilmente en su casa sin necesidad de recurrir a un profesional, no obligan a mantener una cuota mensual como una compañía de alarmas. Y si bien es cierto que estos nuevos proveedores ofrecen la opción de contratar servicios adicionales, el coste mensual sigue siendo más asequible.

En definitiva, los sistemas de seguridad inteligentes que podemos encontrar hoy en día en el mercado son una buena opción para aquellos usuarios que deseen contar con una capa adicional de seguridad en su hogar, ya sea como alternativa o como complemento a su actual sistema de alarma.

El portafolio Ring

epetidor Wi-Fi y timbre para dispositivos Ring
Chime Pro – Repetidor Wi-Fi y timbre para dispositivos Ring

Ring se especializa en soluciones de seguridad que se integran perfectamente en las Smart Homes: a través de conexión Wi-Fi y un smartphone, tableta o ordenador, los consumidores pueden controlar remotamente lo que sucede en el entorno de su hogar. Los Ring Videos Doorbells permiten comunicarse con las visitas en la puerta de entrada, sin la necesidad de estar en casa; mientras que las cámaras de vigilancia permiten a los propietarios controlar su propiedad en cualquier momento y desde cualquier lugar.

El portafolio de Ring también incluye accesorios como paneles solares o una señal de alerta que informa del uso de Ring, entre otros. Además, la gama de productos se ampliará muy pronto con la entrada de Ring en el mercado español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.